eBook, ¿Complemento o sustituto?

1
358

Desde que hace ya algunos años la sociedad global empezase a desarrollar las nuevas tecnologías de la información, los avances en este sector se han ido sucediendo a pasos agigantados. Este fenómeno ha hecho que una de las últimas innovaciones incorporadas al mercado tecnológico sea el eBook.
El nombre viene de la abreviatura inglesa de
electronic book, ya que como su nombre indica se trata de un formato de lectura digital de libros a través de un dispositivo electrónico, el eBook Reader. Desde que se desarrolló el primer software de estas características en la década de los 90, no tardó en triunfar la idea llegando a comercializarse algunos después de su creación.

Actualmente existen muchísimos libros cuyos autores han decidido ponerlos a la venta a través de este formato. Suelen venderse en páginas Web, a precios no muy diferenciados con los libros en papel. Estas páginas cuentan con decenas de géneros literarios para todos los gustos, desde libros sobre historia o religión, hasta guías de viaje o manuales fotográficos. El precio del dispositivo ya es algo más caro. Su precio oscila entre los 200 y los 400 euros.

Como en todas las innovaciones tecnológicas, existen ciertos puntos de vista acerca de su uso. El eBook se caracteriza por la inmediatez de los contenidos una vez que los solicitas, así como la posibilidad de llevar varios libros en un único dispositivo que, por lo general, suele ser menos pesado y de menor tamaño que los libros habituales, siendo de esta manera más fácil su transporte y manejo.

Sin embargo, uno de los principales problemas que presenta hoy en día es que muchos autores se niegan a editar sus creaciones en este tipo de formato, por lo tanto aunque haya una amplia variedad de ofertas de libros digitales, éstas no suelen corresponderse con los libros de más éxito y demanda social. Además, mucha gente se queja del daño que produce a la vista pasar tanto tiempo delante de una pantalla, por lo que rechaza la lectura de libros de esta manera.

A día de hoy, además de estos puntos debemos tener en cuenta la conciencia que se exige al planeta respecto al cambio climático. Está claro que los eBooks ayudarían a que la producción de papel se redujera de una manera considerable, pero por otro lado cabe pensar que en el caso de que convirtiesen en el nuevo soporte de lectura global, ¿qué ocurriría con los libros en papel? ¿Desaparecerían, o el eBook sería un mero complemento? En todo caso el tiempo lo dirá.

Fuentes del Texto:
Wikipedia (http://en.wikipedia.org/wiki/E-book)
Fuentes de las imágenes:
http://nuevoperiodismo-nuevoperiodismo.blogspot.com

1 Comentario

  1. Las ventajas que ofrece el eBook son innegables y no resultaría extraño que en el futuro fuese paulatinamente ganando terreno frente al libro tradicional.Sin embargo, creo que existen motivos para confiar en que el formato de papel permanezca todavía por mucho tiempo. Quien ama la lectura, encuentra también placer en otro tipo de actividades en las que el libro de toda la vida juega un papel esencial.Me refiero,por ejemplo,al acto de acudir a una librería por mero disfrute,o al ritual que ejerce el coleccionista,que puede llegar a acumular infinidad de ediciones de un mismo título llevado por su pasión hacia la literatura.El libro como elemento físico lleva implícito un componente romántico,nostálgico,que puede hacer muy difícil su desaparición. Al menos,esa es mi esperanza,aunque,como tú bien dices,el tiempo lo dirá.

Dejar respuesta