Dwight Howard se pierde los ‘playoffs’ y los Juegos Olímpicos

0
54

Jugador franquicia de los Orlando Magic, Dwight Howard ha decidido operarse de la hernia discal que le ha tenido en el dique seco desde principios de abril. Al parecer, las molestias empezaron a principios de marzo, en pleno debate sobre su posible marcha de Orlando. El jugador decidió continuar, en parte, para no alimentar la polémica, hasta que a principios de este mes decidió descansar un par de semanas para intentar mejorar la situación de su espalda y, de esta forma, presentarse fresco en los ‘playoffs’.

La temporada post 'lockout' ha sido una pesadilla para Howard

Lejos de mejorar, la situación ha ido empeorando con el paso de los días, hasta el punto de que jugador y médicos optaron llevar a cabo la operación, aún sabiendo que eso obligaba a un periodo de recuperación de al menos cuatro meses.

Con este agrio final termina una temporada muy incómoda para el cinco veces ‘All-Star’, marcada por los incesantes rumores de traspaso alrededor de su figura y por sus constantes confirmaciones -y posteriores desmentidas- sobre su voluntad de marcharse de la franquicia de Florida.

Tras ampliar su contrato por otra temporada, Howard se vio de nuevo envuelto en la polémica. Según diversas fuentes, el jugador había solicitado a la directiva el despido fulminante del entrenador Stan van Gundy, extremo que el principal perjudicado admitió en una rueda de prensa. La situación rozó el esperpento, porque mientras el técnico se confesaba ante los medios, Howard entró en la sala y abrazó a Van Gundy con una sonrisa en los labios, todavía sin saber lo que acababa de ocurrir. Van Gundy se marchó y los periodistas se abalanzaron sobre Howard, que se quedó con la boca abierta tras conocer las palabras de su entrenador.

En cuanto a lo estrictamente deportivo, los Orlando Magic, que llevaban una temporada de altibajos, quedan descartados no sólo de la pelea por el anillo, sino incluso por pasar de primera ronda, ya que su juego está basado por completo en los balones interiores a Howard y en los espacios que éste es capaz de abrir a sus compañeros.

La lesión no sólo afecta a los Magic, ya que la rehabilitación, estimada en cuatro meses, hace imposible el concurso del baloncestista en los Juegos Olímpicos de Londres. Unida a la negativa de Andrew Bynum, la baja de Howard deja a la selección estadounidense prácticamente sin pívots, con la excepción de Tyson Chandler, un jugador de escasas aptitudes ofensivas.

Fotografía: Keith Allison

Dejar respuesta