Duelo de honor en el Santiago Bernabéu

0
457

Real Madrid y Milan se enfrentaron el martes en el Santiago Bernabéu por la supremacía del grupo G de la Champions. Desde el primer minuto, se palpaba en el ambiente que éste no era una partido más en Europa para el Real Madrid, jugadores y aficionados estaban enchufados. Cuando el equipo italiano saltó al campo, una tremenda pitada se hizo con el estadio de Concha Espina. Los aficionados presentes no perdonaron el pasado culé de Ibrahimovic y Ronaldhino. ¿El resultado final? Victoria por 2-0 para el Real Madrid.

Los dos equipos con más Copas de Europa se enfrentaron en el Bernabéu en un partido que mediría el estado de forma de ambos equipos. El equipo blanco aún no se había enfrentado a un “grande” en la Liga BBVA ni en el Champions, por lo que éste sería el encuentro en el que los aficionados al fútbol medirían el nuevo potencial del Real Madrid. Mourinho puso su once de gala, con la salvedad de Sergio Ramos, y rápido se atisbó el juego que quería poner el Madrid sobre el terreno de juego. Una defensa bien situada estando muy atenta al contragolpe milanista y un ataque con Cristiano Ronaldo y Di María como estrellas. Todos defendían menos Ronaldo, él quería hacer su propio partido, individualidades, tacones y disparos que, salvo en el materializado en la falta que supuso el primer gol, se fueron muy lejos de la portería defendida por Amelia.

Poco se puede hablar del juego del Milan, le dieron poco trabajo a Íker Casillas y a la mitad del segundo tiempo se le veía calentando en su propia portería. Ni Pato, Ibrahimovic, Ronaldhino o Robinho en la segunda parte fueron capaces de llegar claramente a la portería blanca. Sólo cuando la defensa del Real Madrid, compuesta por Pepe y Carvalho se despistaba, el Milan parecía crear más peligro. Uno de los momentos más acalorados se vivió cuando el técnico del equipo italiano decidió sustituir a Ronaldhino por Robinho; es decir, un ex azulgrana por un ex madridista muy resentido con la entidad. La afición blanca sacó todo el aire de sus pulmones para despedir y recibir a los que consideraban enemigos del club.

¿Y los goles? Ambos llegaron en un muy corto espacio de tiempo, tan corto, que sólo les separaba un minuto. Una falta lanzada por Cristiano Ronaldo supuso el primer tanto del equipo en el minuto 13 de partido. Özil, uno de los fichajes de este año del club, hizo el segundo en el minuto 14. El alemán enganchó un buen disparó que golpeó en un contrario y pilló a contrapié al portero milanista. El Real Madrid tiró más a puerta que el Milan, Higuaín pudo aumentar el marcador en un par de ocasiones, pero el partido llegaría a su final con ese resultado de 2-0 favorable a los merengues.

El equipo dirigido por Mourinho se sitúa líder del grupo con tres victorias en tres partidos, seguido del Milan con cuatro puntos en tres partidos, igual que el Ajax que suma los mismos puntos tras su victoria ante el Auxerre, equipo que cierra el grupo con tres derrotas.

Fuente del texto:
Elaboración propia.

Fuente de la imagen:
www.marca.com

Dejar respuesta