Dos mujeres ciegas presentan una mejoría en su visión gracias a las células madre

0
130

Científicos de la empresa estadounidense de biotecnología Adavnced Cell Technology han desarrollado un proyecto mediante el que dos mujeres ciegas han experimentado una mejoría en su visión gracias a un implante de retina con células madre. El estudio, que supone un avance en el desarrollo científico con esta clase de células, ha sido publicado en la prestigiosa revista inglesa The Lancet.

Retina de ojo izquierdo

El oftalmólogo del Instituto Jules Stein Eye de Estados Unidos Steven D. Schwartz ha dirigido el primer estudio con humanos para tratar patologías incurables como la enfermedad Stargardt, que supone una afección congénita o hereditaria que se manifiesta en la infancia o adolescencia por una disminución de la visión que en la mayoría de los casos podría conducir a  una ceguera casi total.

La técnica que han empleado los científicos encargados del proyecto ha consistido en inyectar en uno de los ojos de los enfermos cincuenta mil células epiteliales de retina. Las células utilizadas, que tienen que ser manipuladas para que crezcan debido a su estado de inmadurez, proceden de un embrión humano sano. Los expertos del estudio aseguran que la eficacia del tratamiento será mayor durante la primera etapa de la enfermedad.

En el experimento participó una mujer de setenta años afectada por una pérdida progresiva de la vista. Tras haberse sometido al tratamiento, la paciente aseguró que fue capaz de leer, reconocer las caras de sus conocidos o cocinar. En definitiva, actividades que no había podido llevar a cabo en dos años y que son tan cotidianas como esenciales para el ser humano. Asimismo, la segunda de las pacientes, de cincuenta años, padecía la enfermedad de Stargardt y, tras el posoperatorio, confesó la mejoría en su visión.

Aunque el ensayo ha sido todo un éxito, los responsables son cautos y aseguran que su intención a día de hoy no es valorar la efectividad del experimento, sino su seguridad. El estudio liderado por Schwartz tenía el objetivo de averiguar el comportamiento de las células madre inyectadas, pero no para conocer su efectividad sobre los pacientes.    

A pesar de los resultados favorables obtenidos en el estudio con células madre, los expertos reconocen que, aunque los pacientes podrían experimentar una mejoría con el tiempo, también existe la posibilidad de una recaída. Para los investigadores, lo más importante es el tiempo y contar con pacientes dispuestos a colaborar para ratificar la seguridad del tratamiento.

 Imagen: Richard  Masoner

Dejar respuesta