Dorian incendian la fría noche de Valladolid

1
135

El grupo catalán Dorian llegaba a Valladolid el pasado sábado 3 de diciembre para cerrar el exitoso fin de gira de presentación de su tercer disco, La ciudad subterránea, que les ha aupado a un importante puesto entre las bandas indies nacionales y que también les ha tenido girando estos dos últimos años por España e Iberoamérica.

Dorian - Sala Porta Caeli (Valladolid)

Se presentaba una noche fría en la capital castellana y con la incógnita de cómo iba a responder un público tan esquivo como el vallisoletano, pero al final la sala se lleno de un público más joven del que acude normalmente a los conciertos de Porta Caeli.

A eso de las diez Marc, Belly y el resto del grupo, con un cambio en los últimos conciertos en la batería, salían para deleite de los asistentes, que enfervorizados saltaban y gritaban a la salida de sus ídolos al escenario, mientras Dorian se dejaban querer por el respetable. Y es que el salto de calidad de esta banda se ha producido durante esta gira de conciertos donde han perdido la timidez y el miedo a enfrentarse al directo, en especial su ‘frontman’, que ha ganado en confianza y autoestima, lo que se traduce en una mejor voz, algo que la banda necesitaba. Y también han mejorado su sonido mejor conjuntado en temas como “Paraísos artificiales”, “Verte amanecer” o “Veleros”, donde demuestran una gran diferencia para mejor entre lo que se podía escuchar en los directos del año 2010 y lo que se ha disfrutado en estos últimos meses de 2011.

El concierto seguía por buenos derroteros con temas como “Estudios de mercado” o “Cualquier otra parte”, su auténtico ‘hit’ aunque sea del anterior disco, El futuro no es de nadie. Conviene también reseñar el sonido más rockero de la banda con el cambio de batería anteriormente comentado. También se atrevieron con su versión de “Lucha de gigantes” de Antonio Vega, que por lo visto se ha puesto de moda versionarla entre los grupos indies.

Dorian - Sala Porta Caeli (Valladolid)

Dejaron para el final lo más potente del espectáculo, incluyendo permitir a una docena de fans subirse con ellos al escenario en “Las malas semillas”, donde el público no paraba de botar mientras Marc se entregaba a las primeras filas. El apoteosis vino con “La tormenta de arena”, canción que eligieron para acabar el concierto y despedirse de la gira, en lo que fue un momento muy especial para todos los allí presentes, con una perfecta comunión entre el público y un grupo muy difícil de ver en esta ciudad.

Textos y fotografía: Toni Delong.

1 Comentario

Dejar respuesta