Donostia suma y sigue: Ozon, Trueba y Cantet

0
107

Tres nuevas películas de la Sección Oficial aterrizan en San Sebastián. Tres estilos tan diferentes como los de François Ozon, Fernando Trueba y Laurent Cantet llegan para presentar sus credenciales y medir sus aspiraciones a figurar en el palmarés oficial que se dará a conocer el próximo 29 de septiembre.

John Travolta, Oliver Stone y Benicio del Toro
John Travolta, Oliver Stone y Benicio del Toro

 Dans la maison

El director François Ozon, quien ya obtuvo el Premio Especial del Jurado en 2009 con El refugio, viene esta vez con una película acerca de la relación entre un profesor y uno de sus alumnos. Se trata de un juego peligroso en el que los límites entre realidad y ficción se distorsionan hasta el punto de que el propio espectador se ve involucrado en el juego, convirtiéndose en un miembro activo en la creación de la película.
La acogida no ha podido ser mejor, y es que ya se habla de Dans la maison como de “la película del festival”. Algo precipitado, quizás, pero sin duda estamos ante un filme excelente. Ozon estuvo acompañado en rueda de prensa por Fabrice Luchini, que interpreta al profesor, y Juan Mayorga, el escritor de la obra en la que se basa: El chico de la última fila. Faltó Ernst Umhauer,  que interpreta brillantemente al joven estudiante que desencadena los hechos. Fue una rueda de prensa en la que hubo risas, aplausos, y un bonito debate acerca de los posibles finales de la película. El propio Ozon reconoció influencias de Hitchcock, concretamente de La ventana indiscreta, e incluso de Woody Allen. “En la relación entre el profesor y su mujer, intentamos buscar que fueran como Woody Allen y Diane Keaton. Ambos dialogan, son amantes del arte; él representa el arte más conservador, entendido de modo trágico, mientras que ella representa el arte desde su concepción más lúdica. La propia película puede verse desde ambas formas”, explicaba Ozon. “Hay quien piensa que hay un arte que puede ser para pervertidos o degenerados. Habrá quien opine eso de esta película”, matizaba Mayorga.

El artista y la modelo

Fernando Trueba da un giro radical con respecto a su anterior y exitosa Chico y Rita trayéndonos una película rodada en blanco y negro y hablada en francés. Las bazas más importantes con las que cuenta son un precioso uso del blanco y negro, y algunos planos de belleza cautivadora. El problema es que la película bien podía haber sido muda, pues el diálogo apenas aporta a la trama, salvando quizás algunas reflexiones sobre el arte y la belleza que, no obstante, resultan en ocasiones algo forzadas o pretenciosas. La película aburre a (bastantes) ratos, con un ritmo que confunde lo sosegado con lo lento, lo pausado con el amuermamiento. Jean Rochefort cumple con dignidad, y podría ser una opción para la Concha de Plata al mejor actor si al jurado le da por homenajear al mítico actor francés. Sin embargo, para homenajes ya están los cinco premios Donostia de este año, y cualquiera de los dos actores masculinos de Dans la maison merecerían antes un reconocimiento.

Foxfire

Laurent Cantet no podía haber elegido un material más distinto para su siguiente película respecto a su anterior La clase, con la que ganó la Palma de Oro en Cannes en 2008. Foxfire es la historia de un grupo de chicas que crean una sociedad secreta con el objetivo de revelarse contra pequeñas injusticias que les acontecen, especialmente marcadas por el machismo.
Comentaba el director en rueda de prensa que el método de filmación había sido muy parecido al que aplicó en la mencionada La clase: “me gusta ensayar mucho con los actores, adaptar las escenas a ellos, crear algunas nuevas. Me gusta dar libertad a las situaciones para que se desarrollen”. Cuando se le ha preguntado el porqué del volver a contar una historia con adolescentes como protagonistas, ha declarado que le parece una edad decisiva en la vida, y ha añadido que en ese sentido Foxfire no es muy diferente a La clase: “ambas tratan sobre cómo los adolescentes ven la vida y las armas que desarrollan para hacerle frente”.
La película resulta entretenida y poco más. A su favor cabe decir que sus dos horas y media no se hacen excesivamente largas, y eso en el marco de un festival donde se ven, de media, cinco películas diarias y uno acaba exhausto, no es un mal síntoma. Tal vez cabía esperar más del nominado al Oscar Cantet, pero eso es algo que el espectador debe juzgar.

Madeleine Bisson, Laurent Cantet y Katie Coseni

 

The sessions

Fuera de la Sección Oficial se ha podido ver la película The sessions, una bonita comedia que recuerda a Intocable. Cuenta con un excelente trío protagonista formado por John Hawkes, William H. Macy y, especialmente, una Helen Hunt divertida, tierna y desnuda en buena parte del metraje. Estamos ante una película de estas que en los festivales vienen de perlas: entre cintas iraníes y kurdas, entre obras intelectualmente exigentes, esta ha sido un pequeño respiro para el espectador.

Fotografías: Álex Merino

Dejar respuesta