Donostia: Cuenta atrás para la Concha de Oro

0
74

Tanto la prensa como el gran público admiten que este certamen del festival ha sido el de mayor calidad de los últimos años, y eso se refleja en las quinielas para el palmarés de esta noche. Nadie puede poner la mano en el fuego por ninguna de las películas, ninguna ha sobresalido con claridad por encima de las demás. Vamos a repasar las favoritas y sus posibilidades de premio.

Penélope Cruz
Penélope Cruz

 

Rhino Seasons
Ghobadi es uno de los ojitos derechos del festival, donde ya ha obtenido la Concha de Oro en dos ocasiones (Las tortugas también vuelan y Half moon). Su historia, acerca de un poeta iraní que sale de la cárcel treinta años después y parte en busca de su mujer, gustó a algunos y desesperó a otros. Para algunos está muy cerca de ser una obra maestra, opinión compartida por quien esto escribe, y tiene serias posibilidades de ganar la Concha de Oro o la de Plata al mejor director.

Blancanieves
Ya hablamos en su día de esta película, quizás la que más unanimidad ha generado y por lo tanto una apuesta segura para el jurado si quieren huir de polémicas. Blancanieves gusta, gusta mucho, gusta su estética, sus actores, su banda sonora, su enorme sentido del humor, su clasicismo transgresor. Sus posibilidades son serias en las categorías de película, director e incluso actriz (Maribel Verdú es la principal apuesta, aunque un premio al conjunto de las actrices tampoco estaría mal, incluyendo así a Macarena García y Ángela Molina).

Dans la maison
Probablemente, la favorita del certamen. Esta mezcla de thriller, comedia y metanarración, tan inteligente como entretenida, está en todas las quinielas y parecería injusto que se fuera de vacío. Tanto la película como su director, Françoise Ozon, son fijos, y alguno de sus actores principales, tanto Fabrice Luchini como el jovencísimo Ernst Umhauer podrían ser considerados para la Concha de Plata al mejor actor.

Le capital
Costa Gavras ha vuelto con una película que ha sido calificada como obra maestra, redonda y necesaria. Si además cuentas en el reparto con Gad Elmaleh, novio de Carlota Casighari, el revuelo que se origina en torno al filme es mayor. Trata un tema de actualidad como la crisis financiera, lo que supone un plus en sus posibilidades de optar a los premios gordos, especialmente siendo el de San Sebastián un festival históricamente socialmente muy comprometido. No obstante, la película de Gavras llega más de un año después de apuestas como Margin call o Inside job, que trataban el mismo tema. A pesar de eso, sus opciones están intactas en película, director, actor y guión.

El artista y la modelo
Comentábamos hace unos días que la película de Trueba aburre a las moscas, pero eso no quita que sea una película típicamente festivalera: cine de autor, pausado, blanco y negro, con el arte como tema principal… Vamos, que queda mucho mejor premiar a El artista y la modelo que a un thriller como El hipnotista (película que no defenderemos, pues es probablemente la peor de la filmografía de Lasse Hällstrome, digna de la sobremesa de un domingo). Trueba podría, si el jurado se pone exquisito, alzarse con los premios de director, actor principal (Jean Rochefort, que no está nada mal en su papel) o fotografía, esta última con sobrada justicia, eso sí, aunque un servidor preferiría que ese premio se lo llevara Blancanieves.

Días de pesca
Carlos Sorín es otro director que gusta mucho en el festival, donde ya ha obtenido un par de menciones premios del jurado a lo largo de su filmografía, el último de ellos en 2006 por El camino de San Diego. En Dias de pesca repite la ‘fórmula Sorín’, es decir, contarnos una historia pequeñita, mínima, donde se nos dice muy poquito pero adivinamos que detrás subyace algo mucho más gordo. La película ha sido criticada por su falta de ritmo, lo cual, teniendo en cuenta que su duración es de sólo 80 minutos, resulta alarmante, pero en general deja un poso de tranquilidad y buenas sensaciones. Sus aspiraciones al premio no van más allá del de guión y, apurando, actor.

Os dejamos también nuestra propia quiniela, con dos apuestas por categoría, que ya se sabe que en los festivales es complicadísimo acertar:

Concha de oro a mejor película: Dans la maison / Le capital
Concha de plata a mejor director: Bahman Ghobadi (Rhino seasons) / Françoise Ozon (Dans la maison)
Concha de plata a mejor actriz: Penélope Cruz (Venuto al mondo) / las actrices de Blancanieves
Concha de plata a mejor actor: Ali Sulivan (The attack) / Gad Elmaleh (Le capital)
Mejor guión: Días de pesca / Dans la maison

Fotografías: Álex Merino Aspiazu

Dejar respuesta