¿Diseñamos una nueva vida?

3
339

Ojalá existiera una voz en off en la vida. O simplemente hubiera un botón específico que hiciera ver las situaciones desde fuera, como si viviéramos nuestra propia película. Todo eso para hacerlo mejor, poder reflexionar con detenimiento y actuar. Pero es ahí donde se encuentra la línea divisoria de las decisiones. Los momentos que cambian toda una vida, que cierran o abren una etapa. De alguna manera alguien quiso que tuviéramos que decidir solos, y que en un momento dado habría que hacerlo, sin pensar, sin alargarlo, sin dar una determinada pausa y sin escuchar opiniones ni reflexiones, por muy buenas que fueran. Quisieron también que nos equivocáramos nosotros mismos. Y que hubiera lugar para el arrepentimiento o la certeza, y si se producía la primera, enmendarla.

Quisieron llevar a cabo más cosas de las debidas, intentaron hacer fácil una vida que de por sí ya era complicada. Diseñaron para ello tópicos que hoy me parecen absurdos y ridículos, pero que oyes continuamente… Como el tiempo todo lo cura, la vida es así, tenía que ocurrir un día u otro…. Frases hechas que intentaron darte lecciones de una vida que es tuya y sólo tuya.

Y me doy cuenta de que a veces es necesario que te dicten lo que hay que hacer; echando de menos incluso un planning que te estructure la vida. Caes en la cuenta de que los espacios infinitos y las decisiones cerradas te dejan perdido y sin aliento. Aunque uno se considere rebelde y libre, defensor de ideales o alguien que sabe lo que quiere. Porque en la vida lo que más aterra es sentir que estamos solos. Sabernos incomprendidos, confusos y desolados. Tomando una decisión que podría cambiarlo todo. Cerrando etapas que nunca pensamos… o escribiendo finales que nunca quisimos.

Porque no es posible diseñar una vida. Ni creer que podemos hacerlo.

Fuentes de las imágenes:
Josué Díaz
Sánchez.
En Flickr: http://www.flickr.com/photos/josuediazsanchez/5253245030/

3 Comentarios

Dejar respuesta