Diez emprendedoras montan la primera empresa de fontanería y electricidad exclusivamente de mujeres en Alicante

0
121

Un curso de formación de 400 horas de CCOO seguido por diez mujeres ha sido el punto de partida del nacimiento de la primera empresa de fontanería y electricidad de la provincia de Alicante cuyas promotoras e integrantes son exclusivamente mujeres.

El curso se ha enmarcado en la iniciativa comunitaria europea ‘Equal’ que desde 2001 trabaja por la igualdad de oportunidades y para reducir los desequilibrios entre hombres y mujeres en el ámbito laboral y apoyar la eliminación de la segregación en el trabajo.

A través del Proyecto ‘Equal’ CCOO, junto a otras entidades como la Agencia Local de Desarrollo Económico y Social de Alicante, se puso en contacto con mujeres que querían acceder al mercado laboral alicantino o reincorporarse al mismo por cuenta propia o ajena, estableciendo itinerarios integrados hacia el empleo y apoyando la creación de empresas en sectores innovadores y en crecimiento. La formación se centró en ocupaciones donde las trabajadoras están actualmente infrarrepresentadas.

Según CCOO, la situación de las mujeres en el mercado laboral alicantino “se caracteriza sobre todo por la débil presencia de éstas”. Tan sólo un 39% de mujeres forman parte de la población activa, frente al 60% de hombres. Las mujeres configuran el colectivo más amplio de personas en paro, un 56,5%.

En cuanto a las características de la contratación femenina, el sindicato observa una importante mejora en el acceso al trabajo por parte de las alicantinas, a pesar de la dificultades de conciliación entre la vida familiar y laboral, que se evidencia en una sobrerrepresentación femenina en los contratos a tiempo parcial.

Asimismo, se sigue detectando la tendencia a que, en líneas generales, los contratos más estables y de mayor jornada presentan un mayor porcentaje de hombres, mientras que en los contratos de menor duración y estabilidad las mujeres son mayoritarias. Las trabajadoras acarrean una mayor inestabilidad y precariedad y sufren altos niveles de segregación vertical.

Aunque las mujeres tan sólo representan un 40% de las contrataciones, en los empleos de menor cualificación representan casi un 60% de la contratación, mientras que, por el contrario, tienen gran dificultad para ser contratadas en los empleos cualificados en donde sólo alcanzan el 28,6%.

Precisamente por que la falta de cualificación del empleo femenino agrava la inestabilidad en el trabajo se revela la necesidad de apoyar a las mujeres en la formación y mejorar su cualificación y sus posibilidades de autoemplearse.

La actividad más generalizada entre las mujeres se concentra de manera fundamental en el sector servicios, con el 90%, y dentro de éste en los cuidados sanitarios, atención al público, limpieza y educación. “Es notable su escasa presencia en los sectores y actividades tradicionalmente masculinos la construcción y la industria”, recuerda CCOO. En el caso del sector industrial la actividad femenina se concentra sobre todo en los servicios administrativos y de limpieza.

El proyecto ha consistido en un curso de 400 horas de duración con formación en electricidad, fontanería y prácticas no laborales en empresas que realizaron una decena de mujeres. Las federaciones de Minerometalúrgica y de Construcción, Madera y Afines de CCOO de Alicante promovieron la firma de los convenios para la realización de las prácticas.

La parte de formación básica incluyó orientación laboral, autoempleo, matemáticas, expresión, género, autoestima y habilidades sociales. Dos expertas en género, Elena Simón y Maite Sarrió, realizaron un taller donde se profundizó en el significado de la capacitación, el valor, la autoestima, la participación social y política y en el empoderamiento individual y colectivo. Para apoyar y facilitar la asistencia y permanencia en el curso las participantes percibían mensualmente una beca.

“Conseguir reducir la segregación profesional de las mujeres todavía necesita de una intensa y constante práctica política y sindical en su dimensión más amplia”, opina CCOO, que considera que la ley de igualdad, con las medidas que contempla, “puede ser una herramienta transformadora del actual panorama laboral”.

Ya era hora de que las mujeres se impongan en el mercado laboral, y éste es un pasito para ellas, pero un gran paso para todas las féminas de éste país que queremos ser independientes económicamente, que reivindicamos nuestras habilidades y posibilidades para trabajar en cualquier campo, y ésta es una muestra de ello.

Muchas gracias alicantinas! Adelante con vuestro proyecto!

Fuentes texto: www.europapress.es
Foto: Google

Dejar respuesta