Días tensos para Pau Gasol

0
71

A medida que se acerca la fecha límite para realizar traspasos en la NBA, el futuro de Pau Gasol en Los Angeles Lakers es cada vez más incierto. Hace sólo unas semanas, parecía que el club angelino se iba a quedar tal cual está, pero los rumores han vuelto a aparecer, con varios  destinos posibles para el ala-pívot de la selección española.

Pau Gasol no conoce a día de hoy su futuro inmediato en la NBA

La falta de ofertas a la altura, además de una buena racha que incluyó una convincente victoria frente a Miami Heat, hacían pensar que, por lo menos hasta final de temporada, la situación se iba a quedar igual. No obstante, las humillantes derrotas frente a Detroit Pistons y Washington Wizards (con remontada de 22 puntos por parte del equipo de la capital) han disipado todas las convicciones que tanto les había costado lograr a los angelinos; y ahora, a poco menos de una semana para la ‘trade deadline’ (la fecha límite para los traspasos), todos menos Kobe Bryant están en el mercado, y la pieza más visible en el escaparate es Pau Gasol. No puede decirse que al español le falten novias, ya que, a pesar de su abultado contrato, más de media liga está haciendo cola para intentar hacerse con los servicios del genio de Sant Boi.

Como viene siendo habitual desde el verano pasado, una de las pistas más calientes es la de Orlando Magic, ya que los Lakers están como locos por conseguir a Dwight Howard y tratar de recordar el binomio Shaquille O’Neal Kobe Bryant. El mayor impedimento es que los Magic piden tanto a Gasol como a Andrew Bynum, el compañero en la pintura de Pau, añadiendo a la oferta a Hidayet Turkoglu, Ryan Anderson o Jameer Nelson. Los Lakers consideran excesivo este precio por un jugador que va a quedar libre este verano y quien, además, no asegura su permanencia en los Lakers después de que expire su contrato.

Otra pista que se ha abierto a lo largo de la temporada es la de Boston Celtics. Al parecer, la directiva céltica no ve con muy buenos ojos la perspectiva de reconstruir la franquicia alrededor de Rajon Rondo, y Mitch Kupchak, ‘general manager’ de los Lakers, ha dado a entender que estaría dispuesto a traspasar a Gasol a cambio de Rondo. Probablemente se añadiría algún jugador por ambas partes, como Jermaine O’Neal por los Celtics y un base o Metta World Peace (antes conocido como Ron Artest) por el lado de los Lakers. Esta opción sería más igualitaria, pues permitiría a los Celtics competir este año y daría a los Lakers la defensa y la creación de la que carecen desde el puesto de base, pero no hay que olvidar que estas dos franquicias forman la rivalidad más enconada de la NBA, por lo que es bastante improbable que cooperen tan alegremente, aunque tampoco sería prudente descartar cualquier opción de acuerdo.

Una posibilidad que sonó mucho este verano fue la llegada de Gasol a Houston Rockets (de hecho, se llegó a confirmar, pero el veto del comisionado de la NBA, David Stern, en calidad de dueño del tercer equipo que formaba parte del traspaso, New Orleans Hornets, paralizó el movimiento). Ahora se sigue mencionando esta posibilidad, pero ya no como movimiento para llegar a Chris Paul (pues éste ya fue traspasado a Los Angeles Clippers), sino para añadir a la plantilla a jugadores de los Rockets. Los nombres más destacados son los de Kyle Lowry, base que se está erigiendo en uno de los puntales del equipo, y Luis Scola, viejo conocido de la ACB. Sin embargo, ninguno de los dos es una superestrella de la liga al nivel de Pau Gasol, lo cual hace que el traspaso se complique.

Finalmente, la posibilidad más atractiva a los ojos de los aficionados españoles es también la última que se ha mencionado: Minnesota Timberwolves. Al parecer, el equipo dirigido por Rick Adelman está intentando juntar a Pau Gasol con Ricky Rubio, para lo cual estaría dispuesto a deshacerse del ex número dos del ‘draft’ Michael Beasley, y del número dos del pasado ‘draft’, Derrick Williams. También se ha comentado la posibilidad de añadir un tercer equipo al traspaso y hacer la operación más apetitosa para los californianos. Hasta que no se confirme la aparición de ese tercer equipo, el problema es el mismo que en el caso de Houston: falta una superestrella del nivel del de Sant Boi.

En cuanto a qué significaría cada destino para el español, las respuestas son muy dispares. Si fuese a Orlando acompañado de Bynum, se encontraría con un equipo de gran potencial, aunque un poco tocado psicológicamente y obligado a cambiar su juego. Probablemente, se vería al español jugando por el exterior. Si su destino fuesen los Celtics, se encontraría en un equipo aspirante a todo, en el que la única duda estaría en el puesto de base, ya que aunque la directiva parece fiarse mucho del ‘rookie’ Avery Bradley, tal vez no estaría preparado para afrontar una carga tan pesada.

En los Rockets sería el puntal del equipo sin discusión, por lo que podría mejorar sus números de manera exponencial, pero estaría por dilucidarse la competitividad del equipo. Por último, en los Wolves estaría en uno de los equipos más divertidos de toda la liga, que además apunta a tener un futuro brillante, pero debería correr el contraataque como nunca ha hecho hasta ahora, por lo que podría tardar un poco en adaptarse.

Pero a pesar de la gran cantidad de equipos que suenan, no sería de extrañar que Pau, en última instancia, no se moviese de Los Angeles, porque teniendo a un jugador de su calibre los Lakers no harán un traspaso a la ligera. Son pocas las fichas que se pueden equiparar al crack español, y menos aún las que tienen adheridas la etiqueta de “a la venta”.

Fotografía: Lubright

Dejar respuesta