Diario del LesGaiCineMad. Jornada 7: La mitad. Cortos de dos, Videoarte y México gay

0
220

La jornada del 6 de Noviembre, ecuador del festival, prometía ser por lo menos variada,  iba a haber de todo tipo de cine. Efectivamente fue así pero la calidad fue decreciendo a media que transcurría la jornada. De primer plato había cortos gays, dentro del paquete GaiCineJoven, todos centrados en las relaciones entre jovencitos, algunos más que otros. El mejor sin duda  el italiano“Al buio” (En la oscuridad) .Tiene los ingredientes que debe tener un buen corto: buena historia desde el principio, dos jóvenes que comparten habitación, pone el tema principal en la mesa en seguida, la atracción del más joven por el ligón cachitas, sorpresa que cambia todo lo visto hasta entonces y termina en el momento álgido de la historia. Hasta ahora el mejor cortometraje visto en el festival.

Los demás hacen buena compañía al corto italiano por la temática similar pero no son tan redondos.”5 Telephone conversations” (5 conversaciones telefónicas), es exactamente lo que su nombre indica, las primeras 5 llamadas por teléfono que se hacen dos chicos que se acaban de conocer por internet. Corto muy plano, sin apenas sobresaltos ni la sorpresa deseada, muestra la manera en la que se conocen la mayoría de los gays en estos tiempos informatizados. Sin embargo el alemán “Communicator” (Comunicador) si tiene ese giro de efecto tan necesario en los cortos para que dejen buen sabor de boca y sobre todo es divertido. Un joven treki recibe la visita inesperada de su padre, más fan de “Star Trek” que él. El problema es que él tiene otros planes previstos y con su padre no se puede hablar a no ser que imites ser uno de los personajes de la serie. Algo distinto por la manera de plantear una situación tantas veces repetida en el mundo. En el noruego “Kompisar” (Compañeros de piso) una historia muy parecida al italiano, dos compañeros de piso que se acaban de mudar, uno es gay pero eso nunca ha sido un problema para su compañero. Pero tantos juegos en el sofá no pueden traer nada bueno y Björn no podrá reprimir sus sentimientos hacia Hampas. Algo más largo de lo habitual en un corto, cosa que no le beneficia, demuestra como historias con un principio muy similar, me refiero al corto italiano, terminan siendo algo que no se parece en nada, lastrada sobre todo por su duración. El último corto de la tarde, el sueco“Lucky Blue”, mete a dos jovencitos, como no podía ser de otra forma (todos los cortos han tenido dos protagonistas) en un camping de caravanas donde se va a celebrar un karaoke y donde pierden un pájaro que da nombre al corto. Pasará lo que tiene que pasar, seguro que pueden imaginárselo. Llama la atención la actuación de Tobías Bengtsson como Olle, el protagonista.

Siempre que uno empieza la comida espera que el primer plato sea una preparación para algo mejor, pero en este caso los cortos fueron lo mejor de la jornada. En el Lola Bar se llevaba a cabo el experimento conocido como Videoarte, y ya se sabe que el arte depende mucho de la persona que lo mira. Se trataba de cinco cortos fuera de concurso, pero alguno pasado de duración. “1977” es una especie de dibujos animados que cuenta la infancia de una niña hasta convertirse en un marimacho, como le llamaban en la escuela. Todo esto con una estética cercana al monopoly o la serie “Campeones” a ratos. Por lo menos se entiende. “A bear…Where?” (Un oso… ¿Dónde?) es un fotomontaje animado que cuenta como un osezno busca a un osazo. Cortísimo. “Body image” (Imagen corporal) no tiene diálogos nos traslada la historia de un chico con pareja que parece disfrutar mucho de los masajes, haciendo tartas y recordando a su madre. Un poco raro. Pero para rato “Schwarzwald” (La fiesta negra) se inspira en esa fiesta para contar con música techno todo el rato como un mago capa al príncipe y le deja sin su miembro viril. Eso sí el príncipe disfrutará con todo bicho viviente que se acerque. Hay alguna escena anal con puños pero no se puede considerar totalmente porno, aunque si es muy fuerte, con sangre incluida. El protagonista es Buck Angel, el transexual masculino, (tiene vagina, pero su aspecto es de tío cachas), que se paseó por Antena 3 este verano. Para colmo dura 40 minutos. Indescriptible. Una indigestión en el segundo plato con tanta carne.

En estado de shock después de lo visto una visita a la Casa de América para conocer el México gay a través de cuatro cortos, también fuera de concurso. La sala donde se proyecto es una maravilla, de hecho es una sala de cine, no como lo visto hasta ahora que se suele utilizar para otras cosas.”Rimmel” cuenta el encuentro entre una prostituta, Yadira, y Andrea limpiadora en un hotel. Lo mejor el ambiente sombrío que recuerda a “Amores Perros” y el sensual acento mexicano.”Arrobo” casi repite la misma historia: relación entre un joven chapero y su cliente maduro. Muestra hasta donde puede llegar uno por lo que entiende como amor. Luego viene el título más largo de todo el festival, Yo estaba ocupada encontrando respuestas, mientras tú simplemente seguías con la vida real”, que ya explica el argumento: dos chicas con problemas en su relación viven esa crisis de una manera distinta y con mucha presencia de los coches. Ninguno de los tres logra mantener demasiado el interés, el que más el primero por tener una narración lineal de la que carecen el resto. Para terminar un documental sobre el Día del Orgullo mexicano en “25 días de lluvia y sol”, donde celebran los 25 años de la Marcha del Orgullo y muestran de qué manera están oprimidos los gays en un país tan macho como México. Destaca el ver que hay una organización de católicos gays que también salen a desfilar y que se sintieron discriminados por sus compañeros de manifestación por ser católicos. Un gran acto de valentía de todo los gays, lesbianas, transexuales y bisexuales mejicanos que luchan por su libertad enfrentándose a más adversidades de las que están acostumbrados los europeos. Menos mal que este plato de pescado arregló algo la indigestión.

Se suponía que faltaba lo mejor para el final, el postre: “A four letter word” (Una palabra de cuatro letras) en la sesión golfa. Se esperaba una comedia divertida y ácida. Luke trabaja en un sex-shop y es más puta que las gallinas. Su compañero de trabajo Zecke intenta cambiarle dándole consejos. Además una amiga a punto de casarse, unos gays que acaban de empezar a vivir juntos y una nueva presa para Luke. La única cara conocida es Charlie David de la serie “Dante´s Cove”. Intenta parecerse tanto a las comedias romántica heteros que lo consigue y termina siendo previsible y sin gracia, excepto por momentos muy puntuales. Un postre demasiado dulce para lo esperado, pero como ya estábamos bien servidos por el primer plato nos quedamos con el estómago lleno.

A destacar que ya han caído varios títulos que no vamos a poder comentar aquí porque debido principalmente a los horarios, hemos tenido que descartar algunos. Son el largo “Finn’s girl”, los documentales “Hineni coming out in a Jewish High School” y “Habana Libre” y varios cortos. Probablemente haya algún ganador entre ellos. En nuestra QUINIELA sólo cambiaríamos el mejor cortometraje para “Al buio”. Los demás son Película para “Un amor a taire”, actor Peter Paige por “Say Uncle”, actriz para Zoraida Kroley por “Spinnin” y documental “The birthday”. Mañana más cortos.

Dejar respuesta