Diario de un Festival: Málaga

0
303

Sábado 10 de marzo.
08.30 H

¡¡Ring!! Veloz aseo y echamos a volar hacia la sala de prensa para recoger las acreditaciones. Salvo el polémico diseño de David Delfín, todo sigue tal y como lo recordábamos de la pasada edición. Eva Herrero, la jovencísima Jefa de Prensa del festival, nos vuelve a dar la bienvenida. Intercambiamos con ella impresiones acerca del cartel de éste año. Por nuestra parte, que no haya quedado ausente de debate, es positivo para que se hable más sobre el festival y levante mayor curiosidad. Cierto es que la tipografía que suele emplear David Delfín, acompañada de ésa forma de cicatriz minimalista o abstracción de espina de pescado a medio hacer, significa un cambio brusco respecto al azulón, amarillo y rojo de la novena edición. Es curioso, cuanto menos, el acierto climatológico. El año pasado cayó sobre Málaga un truncado diluvio y la ciudad de la luz se transformó en un escenario que recordaba más bien a Amberes o Brujas. Así, los cárteles coloristas lucían resaltando sobre todo el fondo grisáceo. Este año, en que toda la ciudad estaba bañada por el sol y se distinguían bajo el luminoso cielo azul la alfombra roja, los maceteros con sus flores, la ropa tendida, enaltecía de forma elegante y efectiva un cártel que destacaba por ser blanco y de una sencillez efectiva y brutal.

09:15 H Parada en el café “Sueños”. Se encuentra bajando por la calle que queda enfrente del Teatro Cervantes, principal ubicación del festival de Málaga. Se trata de un bar que, pese a contar con numerosos cuadros distribuidos desordenadamente por las paredes, sostiene un resultado bastante aséptico. Tal vez por el tono ocre, algo macilento, que domina la decoración. Sin embargo, había a su vez un ambiente muy acogedor. Nos decidimos por tomar el desayuno allí. En breve, se va agolpando en la barra un público, que desde su saludo al dueño, ya deduces autóctono. Sus caras de sueño no van acompasadas con el humor que desprenden. Rápido el café se llena de chistes, risas y buen rollo. Qué temprano para amanecer un sábado y qué buen despertar. Con el programa detallado sobre la mesa, vamos marcando el aprovechamiento del día, por orden de horas y prioridades. Como veréis, según avancéis en la lectura de ésta especie de crónica, no paramos hasta que caímos de sueño, ya de madrugada. Para las tostadas que pedimos, tenían hasta 3 tipos de panes. Nos decidimos por “el más chico”, el pitufo, que viene a ser como media tostada en Madrid.

10:35 H Plaza de Jerónimo Cuervo, delante del Teatro Cervantes. Nos preparamos para la primera sesión de fotos, la que corresponde a la película Ladrones, largometraje de la Sección Oficial. Contaría con una amplia presencia del equipo. Entre ellos, Jaime Marqués (director), Pablo Nogueroles (Director General de Warner) y María Valverde y Juan José Ballesta (actores). Los trabajadores de limpieza del Ayto. de Málaga dan los buenos días bajo un sol que cada vez sube un poquito más la intensidad. Hacen una labor bárbara y dejan las calles del centro relucientes para recibir a los primeros en posar y comparecer.

10:40 H C/ Madre de Dios, paralela al Teatro Cervantes. Solitaria calle, a éstas horas, y recién bañada por el equipo de limpieza “Málaga más limpia”. A lo lejos, aunque estoy deslumbrada porque el sol me da de cara, distingo una figura aproximándose, con un pequeño séquito a su alrededor. Por las siluetas y la iluminación, aún muy cegadora, me recuerda la escena a un duelo en una película del Oeste. Cuando las distancias se acortan y, a pesar de las gafas negras, grandes en proporción, no hay duda: se trata de María Valverde, la actriz principal de Ladrones.

10:50 H Sesión de fotos con el equipo de la película Ladrones. El fondo utilizado, como podéis comprobar, es en blanco y negro, haciendo gala de nuevo del diseño de David Delfín. Juzgad si el efecto logrado es bueno o malo. Por otra parte, destacar el ambiente relajado entre cámaras: charlan, ríen, comentan. Aunque mínimos, los codazos o piques llegarían más tarde con la llegada de una espectacular Carmen Maura. Pero eso os lo cuento más tarde. Trataré de respetar en la narración, al menos, el orden cronológico.

11:00 H Rueda de prensa de la película Ladrones. Se celebra en el interior del Teatro Cervantes, en la planta superior. El Salón Rossini, algo pequeño para una rueda de prensa de éstas características, presenta toda una amalgama de cortinas de terciopelo y multitud de elementos decorativos en dorado. En el transcurso de la rueda de prensa, Valverde y Ballesta, resumen lo que ha supuesto para ellos interpretar los personajes de Sara y Alex, respectivamente, y la experiencia de haberse conocido durante el rodaje. El humor “macarra” del actor que todos recordamos con el apelativo de “bola”, provoca que la rueda de prensa se desenvuelva de una manera muy distendida.

12:00 H Pase de prensa del segundo largometraje del día de la Sección Oficial a concurso. Entramos a ver El menor de los males, película dirigida por Antonio Hernández. Julia (Carmen Maura) aún vive en la antigua y majestuosa casa familiar, sola, dedicada a escribir un libro sobre las memorias de su padre. De pronto, recibe la visita de su hermano Eduardo (Roberto Álvarez), dedicado en cuerpo y alma a la política y residente en Madrid, que va a pasar un fin de semana con Vanesa (Verónica Echegui), una de las jóvenes amantes que mantiene ocultas a su esposa. Acompañan a Eduardo su jefa de comunicación y dos guardias de seguridad. En ése fin de semana presenciamos cómo Eduardo quiere abandonar la relación que mantiene desde hace dos años con Vanesa, que intenta chantajearle con unas fotos comprometidas con el propósito de no perderle. Los hechos se irán desarrollando violentamente hasta alcanzar un punto de máxima crudeza con la aparición de un paparazzi que nos acaba por desnudar algunas de las corrupciones y engaños que esconde el político. Desde mi punto de vista, son las actuaciones femeninas-cómo no la de Carmen Maura, pero también la de una Verónica Echegui que sigue demostrando su buen hacer delante de la cámara y que no se arruga enfrentándose en escena a una grande del cine español- lo mejor de una película en la que el remate pudo predecirse mucho antes de aparecer en pantalla.

13:50 H Sesión de fotos con el equipo de El menor de los males. Al salir del interior del Teatro Cervantes, poco a poco me voy acostumbrando a la luz y observo cómo el número de cámaras y curiosos, en relación con la película Ladrones, se ha triplicado. Nadie quería perderse la primera sonrisa de Carmen Maura. La actriz no tendrá que esperar hasta la gala de clausura para ser premiada. Hoy, el mismo sábado 10, se le haría entrega del Premio Málaga del X Festival de Málaga. La estrella del día cerró la jornada al recibir la Biznaga de Plata en el Teatro Cervantes. Tampoco nadie quería irse sin la ocasión de admirar a la joven Verónica Echegui que desplegó simpatía con todos los medios, Dicho sea de paso, el momento más divertido llegó cuando alguien se hizo hueco entre las cámaras y le regaló a “la juani” un jamón. Tuvo que quedarse de piedra. Ahí la veis posando en la foto.

14:00 H Rueda de prensa de El menor de los males. Además de las actrices protagonistas que ya he nombrado, acudieron: Antonio Hernández (director), Javier Salmones (director de fotografía) y Carlos Carballo (productor), entre otros miembros del equipo.

14:20 H Tras pasear cuesta abajo en busca de un lugar donde reponer fuerzas, nos decantamos por una terraza para disfrutar del sol. “El Quitapenas”, en la calle Sánchez Pastor era perfecto. La entrada de la taberna en blanco radiante con rejas negras abiertas y con una ventana grande a la terraza que funcionaba de barra. En la terraza, formada por 12 barriles de maderas con taburetes altos, todos disfrutábamos de la gran gama que ofrece de pescaíto frito. Algunos conocidos y otros a probar por primera vez, como la rosada o los busanos, que los pedimos por lo gracioso del nombre.

16:00 H En la sala 4 de los cines Albéniz asistimos al pase de prensa del largometraje de zonazine Amigos de Jesús (otra sección del festival de Málaga, constituída por piezas que se caracterizan por ser inclasificables. Por ello, las seleccionadas por parte de la organización, son agrupadas dentro de éste saco denominado “zonazine”). Éste largometraje, escrito, dirigido y montado por Antonio Muñoz de Mesa es, a mi modo de ver, una de las joyas que presenta el festival. Rodada en 6 días y medio, entre Nueva York y Las Vegas, ofrece una reflexión muy interesante acerca de la amistad mal entendida. En la rueda de prensa los actores derrocharon simpatía y aclararon que no habría sido posible sin “la entrega y complicidad” que mantienen desde hace años entre las pocas personas que han participado en el proyecto. Ésta película demuestra cómo una aventura desarrollada con bajo presupuesto puede combatir con otros títulos de cifras desorbitadas. Amigos de Jesús me pareció divertidísima, con un guión brillante bajo el brazo y un gran elenco actoral que mantiene la química desde el primer fotograma.

18:00 H Pase de prensa de Cara de queso. Mi primer gueto, de Ariel Winograd. La proyección tiene lugar en el Museo Picasso, dentro de la sección del festival dedicada al Territorio Latinoamericano. El protagonista es un niño de 13 años que pasa las vacaciones de 1993 encerrado con su familia y amigos en un country judío a las afueras de Buenos Aires. El sexo, el amor, la religión y la justicia serán algunos de los temas que rondarán en su agitada cabeza. Mientras se descubre, en el club le apodan “cara de queso”, muy a su pesar. Según nos transmite el director, una vez finalizada la película, quiso contar las cosas terroríficas de la vida dentro de un gueto de un modo divertido y “abrir al mundo un mundo cerrado”. Aunque la película se centre en la colectividad judía en Argentina, comenta el director amenizando la rueda de prensa que recibió un mail en que un admirador le decía: “Yo no soy judío, pero me pasó lo mismo”. Éste era el objetivo, a mi parecer, que se planteó Ariel Winograd al realizar ésta tierna película: narrar circunstancias muy concretas de la vida de un gueto judío, pero a su vez poder llegar a cualquier adolescente que, por ejemplo, se siente dolido al escuchar a diario un apodo que le hace sentirse por debajo de los demás.

21:00 H Avión-Nave cultural situado en la calle Alcazabilla. En el interior de éste avión, que ha podido verse expuesto en otros eventos como Arco, se desarrollaron diferentes actividades de Zonazine. A ésta hora llegaba el momento de disfrutar de la obra de Carles Congost Memorias de Arkaran. El magnífico vídeo contado por actos en clave de cuento fantasioso y freak no pudimos disfrutarlo apenas por lo que entendimos un fallo de la organización. El avión permanecía abierto, durante las proyecciones, para ser visitado como una atracción de feria. Esto se entiende. Normalmente el avión despierta la curiosidad de subirse en él y cotillear lo que hay dentro, asomarse por las ventanas, etc. El problema es que si en el avión había permanentemente ruido no se podía escuchar nada del sonido de los vídeos. Una pena. Pero no funcionó para las dos actividades, el soporte cultural y como lugar de visita, simultáneamente.

22:00 H Proyección de Cortometrajes en los cines Albéniz. No pudimos acceder a la sesión. En éste caso, con acreditación de prensa, tan sólo puedes acceder si quedan butacas libres. Dado que con los cortos hubo llenazo total, nos quedamos fuera. No entiendo éste punto. ¿Cómo informamos entonces de los cortometrajes sin verlos?

00:00 H Empieza la noche canalla, acto presentado por Jimmy Barnatán en la sala 1 de los cines Albéniz. Ésta sesión golfa con la que acabamos la jornada comenzó de una manera brillante: proyectaron un documental sobre Jesús/ Jess Franco, con la presencia en la sala del homenajeado, junto a su mujer y musa: Lina Romay. Más tarde se dio paso a los largometrajes Planeta Atlón y Doctor Infierno y a los cortometrajes Monstruo, Macarra, Avant Pétalos Grillados o Martians go home!

Texto: Paloma Palazuelos Carrasco
Fotos: Ana V. Francés

Dejar respuesta