Diabetes, hipertensión y obesidad: preocupaciones del siglo XXI

0
92

La Organización Mundial de la Salud (OMS) da a conocer, en un exhaustivo informe sin precedentes, el notorio incremento de la diabetes, la hipertensión y la obesidad, enfermedades que son cada vez, más comunes en las sociedades desarrolladas. Sin embargo, este mismo estudio, recoge datos que sostienen que se ha reducido el número de fallecidos en las zonas poco desarrolladas gracias a los avances en la salud pública.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó el pasado 15 de mayo un informe que desvela que las enfermedades no transmisibles están aumentando en el mundo, en especial la diabetes y la hipertensión. Al mismo tiempo, el informe señala que la presión sanguínea de uno de cada tres adultos se ha incrementado y, además, expone que uno de cada diez adultos padece diabetes.

Especial es el caso de África, se estima que el cincuenta por ciento de la población adulta tiene la presión arterial alta. En este continente la mayoría de los casos están sin diagnosticar, de los cuales una gran parte podrían ser tratados con medicamentos de bajo coste que reducirían sustancialmente, al igual que en los países de altos ingresos, la presión arterial media de la sociedad.

Los resultados estadísticos demuestran que el diez por ciento de la población mundial sufre hiperglucemia -niveles elevados de glucosa en sangre-incidiendo sobre todo, en los países del Pacífico, con un tercio en la zona de peligro. Asimismo, el estudio muestra por regiones, la duplicación de la obesidad entre 1980 y 2008.

Ties Boerma, director del Departamento de Estadísticas de Salud y Sistemas de Información de la OMS, afirma que el 12 por ciento de la población mundial son obesas. Los datos recogidos por la OMS muestran que el sobrepeso y la obesidad causan 2,8 millones de muertes en el mundo cada año.

En América se registran los niveles de obesidad más altos -el 26 por ciento de los adultos la padecen-, mientras que el sureste asiático registra unos datos muy inferiores al resto, sólo el tres por ciento sufre esta patología.  

Por otro lado, el informe también ha puesto de manifiesto avances en lo que a salud pública se refiere. Se han reducido notablemente el número de muertes infantiles, pasando de los 10 millones de niños menores de cinco años fallecidos al año en 2000 a 7,6 millones en 2010. Sin embargo, se calcula que las vidas del veinte por ciento de los niños fallecidos a causa de la neumonía o de enfermedades diarreicas, se podrían haber salvado mediante vacunación.

Además, el informe analiza los diferentes servicios básicos de saneamiento. La OMS considera que el ritmo de avance es demasiado lento, lo que impediría que se lograra alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, tanto en las regiones de la OMS, como en el resto del mundo. En 2010, 2500 millones de personas no tenían instalaciones de saneamiento mejoradas.

Los objetivos de desarrollo del milenio impulados por la OMS son ocho propósitos que acordaron 191 países miembros de las Naciones Unidas en septiembre de 2000. Los principales ámbitos de estudio y por los que lucha con mayor vehemencia la organización son: la pobreza, el hambre, el analfabetismo, las enfermedades como el VIH y la malaria, la degradación del medio ambiente y la discriminación de la mujer.

Imágenes: BossPitta/Tesseum

Dejar respuesta