Día De No Comprar Nada: Una alternativa al consumismo

2
358

Imaginen que no existiera la posibilidad de bajar al supermercado de la esquina y comprar café capuchino porque en casa se ha acabado. Ahora imaginen también la imposibilidad  de comprar el nuevo smartphone de última generación con capacidad para todas esas apps o ese jersey tan primoroso que baja su precio por días mientras duerme desolado en el escaparate de algún gran almacén. Imagínenselo como imposible.

¿Y qué necesidad hay de restringir esas compras? ¿Cómo viviría yo sin aprovisionarme, sin reponer mi tecnología obsoleta o sin abrigarme para el invierno?” Si estas cuestiones rondan su cabeza, (y no en forma de preguntas retóricas) probablemente ya hayan abierto la puerta a todas las posibilidades que ofrece una vida sin consumismo. Y es que no es lo mismo consumo que consumismo y como dijo Ted Dave en el año 1992 enunciando su iniciativa: “Lo bastante es suficiente”.

Es precisamente este canadiense el que dio forma al tema que nos atañe; el “Buy Nothing Day” (BND) o como se conoce en español: “El Día De No Comprar Nada”. Esta medida tiene su origen en los Estados Unidos (País más consumista a escala global) para frenar la bacanal de compras sinsentido que tienen lugar durante las rebajas de después del día de Acción de Gracias. ¿Pero en qué consiste exactamente el BND? Como su propio nombre indica, esta festividad se centra en promover el no consumo absoluto todos los últimos viernes de noviembre.

Resulta paradójico, ya que a pesar del carácter simbólico de este día, se llame a la población a frenar el consumo, ya que llevamos años de oyendo desde los gobiernos que el consumo es un estimulador social y económico muy importante. Todos sabemos que sin consumo no hay crecimiento ni empleo.Pero por suerte o por desgracia la naturaleza ofrece un número de recursos finitos y pierde años de vida cada vez que no reciclamos un envase y lo reemplazamos por otro o que tiramos un cuaderno sin terminar a comienzo de curso.

Este año, el día en cuestión es mañana, 29 de noviembre, cuando se llevarán a cabo durante toda la jornada una serie de protestas a nivel mundial en contra del modelo social basado en el consumismo y una invitación a la reflexión sobre sus consecuencias. Ecologistas en Acción de Madrid se suma a la protesta y aprovecha la fecha para promover alternativas que fomenten un modelo económico y sobre todo social que respete los límites de nuestro planeta.

En concreto, para la víspera del Día Sin Compras hay programada a las 20:00 horas  en los Cines Golem Alphaville (C/ Martín de los Heros, 14), la proyección de la película “Stop! Rodando el cambio” y posterior debate: “Alternativas al consumo que nos consume”. Su entrada es gratuita hasta completar aforo. Ésta, resulta una buena opción para hacer una pequeña parada en el ajetreo y la convulsión en la que vivimos sumidos por nuestros casi innatos hábitos de consumo.

Como vaticinaba el humanista judeoalemán Erich Fromm a mediados de los 70: “La actitud implícita en el consumismo es engullir al mundo entero”. Ya sea por perpetuar la existencia de las especies o por demostrarnos a nosotros mismos que somos más de lo que tenemos, cambiemos esto.

Fotografía tomada del banco Openphoto.net

2 Comentarios

  1. Magnífico artículo que resume el problema del consumismo y del consumo. El problema se asemeja al juego de la siete y media. Tan malo es no llegar, como pasarse. Gracias a la autora.

  2. […] Nuestra sociedad de consumo ha creado sus propias absurdeces para ser devoradas por ellas mismas y las grandes empresas luchan de mano con el capitalismo para, no sólo no perder la batalla, sino ganarla por todo lo alto. La publicidad y los medios de comunicación son los profesores que nos guían en esta clase de comportamientos. El consumismo, nuestra escuela, y el Día del Padre (por ejemplo) nuestro libro. Nosotros, borregos alumnos que aprendemos rápido. Así no les hace falta batalla alguna. Pero tranquilos, que si queréis hacer frente al consumismo y dejar de ser contribuyentes de estos días tan estúpidos, también hay un día para ello: el Día de no comprar nada . […]

Dejar respuesta