Despertemos

1
199

Cada vez es más difícil escuchar la expresión de “Papá Gobierno”. Ya no cuela. Papá ya no te protege. Te ha quitado la paga. Ahora te persigue, te vigila y te multa. Quizá dentro de poco te instale una “telepantalla” en tu dormitorio para controlar tus sueños y asegurarse de que usas preservativo. Bueno, ya no hace falta, porque abortar es un derecho que aprenderán a ejercer las niñas desde los 16 años. Estupendo. Papá te multa si circulas a más de 70km/h por una autovía de cuatro carriles, pero tú puedes acabar con la vida de tu hijo antes de que nazca. Porque cederlo en adopción es muy duro, pero negarle la vida, no. Total, no le has llegado a ver la cara… Papá ya no da ejemplo. Despilfarra el dinero y nos ha abandonado con una deuda pública astronómica, que tendremos que pagar de nuestros bolsillos con el sudor de nuestras frentes. 

Más empresas significa mayor competitividad, mayor eficiencia, más puestos de trabajo, y más gente que paga impuestos. Aún así nuestra cuadrilla de políticos sigue empecinada en subir el precio de la gasolina, la luz, el IVA, etc. para tapar los agujeros de una mala gestión y corruptelas varias. Parece que el Estado ha olvidado que las empresas son las que le dan de comer y ha decidido no ponérselo fácil, pues sólo ve las elecciones y no piensa a largo plazo. 

Pero permitidme que le de un giro a mi discurso. Es muy cómodo echarle la culpa a los otros, cuando se trata de justificarnos. Pero esto no conduce a ninguna parte. Quejándonos y manifestándonos sólo podremos hacer que esto cambie un poco. Pero los políticos españoles seguirán llevando el mismo caparazón, seguirán pensando en su medro personal y en el de sus amigos, antes que en el bienestar de la población. Así que digo yo: ¿qué mejor momento para emprender un negocio que cuando todos están desanimados? Hay muchos sectores afectados. Pero hay otros que por el contrario se han visto muy favorecidos. No debemos olvidar que a la gente le siguen gustando las mismas cosas que hace unos años, que cada vez tienen más necesidades, que Internet tiene la capacidad de procurar una vida más fácil y sobre todo, que la mejor manera para no conseguir algo es no intentarlo.

Si alguien tiene la capacidad de levantar el país somos nosotros. Desde aquí invito a las nuevas generaciones a no dormirse en los laureles. A luchar y a arriesgar. La mayoría de la gente se conforma con conseguir un puesto seguro en la Administración. Ahora es el momento de triunfar y desmarcarse. Haced algo. No seáis un producto del entorno. Haced que el entorno sea un producto de vuestro paso por el mundo.

1 Comentario

  1. Muy bien, pero perdona una cosilla, las empresas no nos dan de comer, nosotros, los obreros, producimos sus beneficios y el alto o no nivel de vida de los empresarios es obra nuestra. Si hubiese empresas públicas no nos darían de comer los empresarios, sino lo que realmente nos da de comer (con empresa pública o privada), esto es, nuestra productividad, nuestra fuerza de trabajo. ¡NO, si encima vamos a tener que dar las gracias por la explotación!

Dejar respuesta