Desayunando rugby

0
313

La mañana del pasado martes la federación española de rugby invitó a los medios de comunicación a un desayuno de trabajo en el que se revisó la actualidad del deporte oval para las próximas fechas, con la mirada puesta en el partido España-Georgia del próximo sábado y el Mundial de Seven Femenino de Dubai en marzo.
El primer asunto expuesto y, quizás, el más importante si se mira con perspectiva, fue la puesta de largo de la Academia Nacional de Rugby para categorías inferiores a cargo de su coordinador Rubén Duque. La iniciativa pretende realizar un seguimiento periódico a los mejores jugadores desde los 16 a los 21 años para orientar su preparación deportiva hacia la élite. Además de nutrir las selecciones inferiores, se hizo especial hincapié, en que la dirección del proyecto es la de alimentar a medio o largo plazo el combinado absoluto, habiendo tenido contacto con los jugadores desde su formación en las categorías inferiores.

Seguidamente, el seleccionador nacional, Ged Glynn, acompañado por el capitán Pablo Feijoo introdujeron el partido que el XV del León disputará frente a Georgia el próximo sábado en el Central de la Universitaria. Tras la derrota sufrida por España ante Rumania hace quince escasos días, Glynn, que alabó constantemente el trabajo que se realiza en el rugby español y se congratuló por su buena salud, se mostró crítico con su equipo y afirmó que si bien Rumanía fue un duro rival, los errores de sus pupilos decantaron el partido.

La previsión para éste próximo test, valedero para la clasificación del mundial 2011 de Nueva Zelanda, tampoco es halagüeña. Pablo Feijoo, donostiarra y muy directo en su expresión, advirtió a los presentes de la dureza y corpulencia de los jugadores georgianos, la mayoría de los cuales son profesionales en primera o segunda división francesa; por lo que las opciones para la victoria española se centran en corregir los errores en las tomas de decisión que se cometieron contra Rumanía, “pensar más rápido” explicó Pablo.

Sobre la profesionalidad de los georgianos frente al amateurismo de los rugbiers españoles, Glynn sentenció que la selección española es el fiel reflejo del rugby español, porque prácticamente la totalidad de los jugadores juegan en la liga de División de Honor mientras que el combinado georgiano no puede presumir de esa virtud.

Durante el encuentro, se realizará un sorteo de un viaje a Lisboa para dos personas gracias a la campaña Un tren de valores, Rugby. Que aúna en torno al proyecto del rugby a doce ONG’S de los más diversos ámbitos de la cooperación.

Cómo último punto del orden del día y en absoluto menos importante, el entrenador, José Ignacio Inchausti, Tiki; y las capitanas Montserrat Poza y Raquel Socías, integrantes del seleccionado de rugby a 7 que disputará la Copa del Mundo en Dubai del 5 al 7 de marzo, se presentaron ante los medios. Tanto las jugadoras como el seleccionador se mostraron cautos a la hora de prever un posible buen resultado en el torneo porque nunca se han enfrentado con los rivales que les ha deparado el sorteo: Canadá, Tailandia y Brasil.

Lo que no están dispuestas es a dejar pasar la oportunidad, “hemos luchado mucho, son cuatro años de preparación y te la juegas en un torneo de dos días” afirmaron las jugadoras. Inchausti, por su parte, apuntó que esas ganas pueden ser un handicap puesto que, “en un torneo de tan corta duración de las ganas a la ansiedad se salta en unos segundos” y que su labor, ahora que han finalizado las sesiones más físicas de entrenamiento es la de prepararlas mentalmente para el Mundial.

Lo dicho, mucho rugby para desayunar, comer y cenar; pero sobre todo, mucho rugby el sábado en el Central de la Universitaria en el que se prevé como gran partido y ocasión única para la selección española frente a Georgia.

Fuente de las imágenes:
Federación Española de Rugby
http://www.ferugby.com

Dejar respuesta