¿Demasiado tarde?

0
253

El ser humano es el mayor parásito que ha pisado la tierra. Muchas veces había oído esta frase, pero me negaba a aceptarla. Al fin y al cabo, el hombre, como ser vivo, ha luchado por su supervivencia, pero esta ambición de poder ha conseguido ir destruyendo los cimientos que le ha regalado el universo. Ya lo decía Dostoievski, en su obra “Los hermanos Karamazov”: “Hombre, no te alces con orgullo por encima de los animales, no conocen el pecado, mientras que tú con tu grandeza corrompes la tierra con tu aparición y dejas una huella infecta por donde pasas”. A simple vista puede resultar una frase muy dura, pero en el fondo esconde una gran verdad que en los últimos tiempos se está haciendo más patente.

A finales del siglo XXI las temperaturas máximas del interior aumentarán entre 5 y 8 grados, lo que conlleva una reducción paulatina de las precipitaciones en la mitad sur de la península de hasta el 40 por ciento, el 20 por ciento en el norte, excepto Asturias y Galicia con un descenso del 10 por ciento. Esta idea provoca que nuestros embalses se resientan cada vez más, hasta llegar a una pérdida media de aportaciones hídricas de entre el 5 y el 14 por ciento.

Con estos datos, se puede afirmar que el norte se mediterraniza y el sur se africaniza. Gracias a la emisión de los gases que provocan el efecto invernadero, la naturaleza va perdiendo su esencia. El sur de nuestro país es el que va a ser el más afectado, en unas décadas, las zonas en las que han crecido diferentes civilizaciones se volverán desérticas, lugares imposibles de habitar. Y es ahora, cuando empezamos a sufrir las consecuencias más significativas de todos estos factores, cuando los científicos afirman que el ser humano es el culpable de los mismos. Y también es la hora de la concienciación. El apagón generalizado que se produjo en Europa hace unas semanas, es el primer paso para intentar solucionar todo lo que hemos provocado.

Pero la verdadera concienciación tiene que venir de aquellas personas que gobiernan el mundo. El pasado 14 y 15 de febrero se celebró en Washington el “Foro de legisladores sobre cambio climático”. A primera vista parece una actitud positiva del país más contaminante del mundo, pero es sólo un espejismo, ya que Estados Unidos sigue negándose a ratificar el protocolo de Kioto, alegando que China, la segunda región más contaminante del mundo, se encuentra exenta del tratado.

Por otro lado, los ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea acordaron el pasado 20 de febrero reducir como mínimo un 20 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2020, en el marco de los esfuerzos contra el cambio climático. El Consejo de Medioambiente respaldó además elevar ese recorte al 30 por ciento en el caso de que otros países industrializados asuman un compromiso similar dentro de un acuerdo internacional.

Fuentes: ABC, Diario de Sevilla.

Si quieres más información sobre el contenido de este artículo puedes ver estos videos.

Peligra la raza humana y su medio ambiente
[youtube]HkRPG9uyMsw[/youtube]

Cuidemos el Medio Ambiente
[youtube]W9PnWlTBSBU[/youtube]

Video educativo para tomar conciencia de lo que sufre nuestro medio ambiente
[youtube]Xu1H4cHsFb0[/youtube]

Video de Arena y Pablo, sobre el respeto al medio ambiente
[youtube]_u6k8hKrD0U[/youtube]

Dejar respuesta