Demasiado blog para tan poco lector

0
277

El Medialab Prado se ha convertido en un punto de referencia no sólo para los madrileños, sino también para todos los españoles interesados en la mediación y creación cultural en la era de la digitalización. Cultura, ciencia y tecnología confluyen en su espacio industrial y su amplio abanico de colaboradores y actividades. El pasado sábado, este centro pionero albergó una reunión sin precedentes, el Encuentro de Blogs Literarios 2012.

Encuentro de Blogs Literarios 2012

Animados vía Twitter por Gonzalo Garrido, escritor y consultor de comunicación, en el evento se dieron cita distintos rostros del panorama de las letras españolas, como los escritores Alberto Olmos, Paloma Bravo, Pilar Adon y Juan Aparicio; los editores Julián Rodríguez, Amalia López, Emilia Lope y Belén Bermejo; los críticos literarios Javier Avilés, Ainize Salaberri y Jenn Díaz; el librero Javier López o los periodistas Jordi Corominas y Ana Tagarro.

El encuentro, que se realizó entre las 11.00 y las 15.00 horas, planteó cuatro cuestiones principales: el concepto de blog literario, su aportación e influencia en la narrativa actual, su catalogación como género literario y sus posibilidades de comercialización. Cada una de estas tesis, moderadas respectivamente por el periodista de El Cultural Daniel Arjona, el editor de Alba Luis Magrinyà, el director de la revista Letras José Antonio Muñoz y la subdirectora de XL Semanal Ana Tagarro, dieron lugar a múltiples opiniones por parte de los distintos invitados.

Aunque las posturas fueron de lo más discordantes, hubo dos temas en torno a los que sí se pusieron de acuerdo todos los presentes: por un lado, al hablar de blogs literarios se debe diferenciar entre blogs de creación literaria y blogs de crítica literaria; por otro, que los blogs no se convertirán en un nuevo género. Los editores contaron sus experiencias con algunos escritores noveles a los que habían conocido a través de sus bitácoras digitales, en las que colgaban de forma asidua fragmentos de una novela o de una colección de relatos. Este fue el caso de Emilia Lope, editora de Plaza & Janés, con Manel Loureiro, autor del blog y la saga de tres novelas Apocalipsis Z.

Sin embargo, otros invitados señalaron la ínfima calidad de la gran mayoría de los blogs de creación literaria, que no pasan de ser meros diarios. “El papel otorga profesionalidad”, apuntó Jenn Díaz, subdirectora de la revista Granite&Rainbow. En cuanto a géneros se refiere, los presentes coincidieron en afirmar que casi todos los géneros literarios se inventaron hace ya varios siglos, y que la única innovación que suponían los blogs era en materia de soporte. “Pero en el fondo son prácticamente idénticos a los fanzines de la movida”, expuso Julián Rodríguez, director literario de la editorial Periférica.

Por su parte, Ainize Salaberri, directora de Granite&Rainbow, detalló el progresivo desplazamiento del lector a la hora de buscar reseñas y recomendaciones literarias; el público ya no se sumerge en los típicos suplementos culturales de los periódicos, sino que opta por las revistas especializadas y, cada vez con más frecuencia, por los blogs de crítica literaria.

Sobre la dificultad de sacar rédito económico de los blogs, Ana Tarrago confirmó que la única vía es la explotación de los ‘banners’ publicitarios. De hecho, y según afirmaron todos los invitados, casi ningún ‘blogger’ puede vivir exclusivamente de los ingresos que le proporciona su bitácora. Pero también son muy pocos los escritores que comen sólo de sus novelas. Para remarcar la oscuridad del panorama, una cifra preocupante: hay tres veces más escritores que lectores en España, un exceso de oferta de baja calidad para cubrir una demanda escasa y muy acomodada. El debate está en el aire.

Fotografía: Raquel Moraleja

Dejar respuesta