Del yo al nosotros

0
199

Ese es el nombre de la primera unidad del libro de la asignatura de Educación para la ciudadanía de mi hermana, ella está en segundo de E.S.O. y tiene 13 años.
El libro comienza con una cita de Michel Onfray: “una libertad que no encuentra ningún límite no puede definirse, precisarse, diseñarse claramente […] Con la autodisciplina arriesgáis menos el exceso que con la disciplina” (abrevio por agilidad). A simple vista parece constructivo y desde luego es mejor no matar que ser castigado por haberlo hecho, lo que no comprendo es porque insisten en decirnos lo que nos debe gustar, lo que debemos pensar, incluso lo que debemos vivir.

Por poner un ejemplo, cuando explica lo que son los partidos políticos y, como es evidente, los acompaña con imágenes resulta curioso ver cómo de las cuatro imágenes que aparecen dos son del PP y dos del PSOE. ¿Qué ha sido de Izquierda Unida?¿y el Partido Antitaurino?¿y los verdes? ¿y “etc. etc. etc.”? ¿Se supone que hablamos de ciudadanía democrática o de instruir personas en un juego político bipartidista? Pues parece ser que sí, que todo es un juego político bipartidista donde no se juega a quien es responsable ante el pueblo, sino a ver cual de los partidos se forra más.

Por poner otro ejemplo, cuando habla de la Constitución española de 1978 dice que el 5 de Diciembre fue aprobada por un “88% de votos afirmativos”. Lo que no les dicen, desde luego, es que hubo entre un 32-33% de abstenciones, teniendo en cuenta que la alternativa a aceptar esa constitución que habían redactado ajenos al pueblo podía implicar una recesión en los derechos y libertades de las personas, resumiendo “mejor malo conocido que bueno por conocer”. No me entiendan mal, la Constitución asegura muchas cosas, pero tanto la de 1978 como la futura Constitución Europea están forjadas desde las élites, desde unos representantes que, ya hemos comentado, dejan mucho que desear, pero quien realmente debería opinar con más fuerza es el pueblo, eso lógicamente no les interesa como se puede observar, por ejemplo, en el hecho de que el referéndum de la Constitución Europea no fuera vinculante.

Mi padre tuvo una asignatura política durante el régimen franquista y no por ello es partidario de aquel régimen. Espero que mi hermana no sea de un partido político u otro por el libro que haya estudiado en esta asignatura que, a su vez, dependerá de quien haya estado en el poder mientras la cursaba. Espero que ella piense por sí misma, espero que todos lo hagan y, sobre todo, espero que cada uno tenga la capacidad de tomar sus propias decisiones y llegar a sus propias conclusiones.

No quiero que les digan que el terrorismo es malo y que “tal partido” desarticuló “tales células” y que por eso son buenísimos. Quiero que ellos razonen por qué es malo y por qué nadie tiene el poder de determinar quien vive y quien muere, quiero que utilicen la inteligencia más allá de los test a los que los van a ir sometiendo poco a poco para clasificarlos. Sino tiempo al tiempo.

Fuentes del texto
Javier Pérez, Carmen Díaz y José Manuel Díaz: “Jóvenes ciudadan@s”, Ed. Pearson Educación, S.A., 2007, Madrid.
http://www.bib.uab.es/socials/referendum.pdf
Fuentes imágenes
IMAGEN 1 (http://www.snte30.org.mx/images/fotoEducacion.jpg pizarrayniña)
IMAGEN 2 (
http://www.iesneiravilas.org/quensomos/img/aula.jpg aula)
IMAGEN 3 (
http://www.elpais.com/recorte/20070909elpepisoc_4/XLCO/Ies/20070909elpepisoc_4.jpg libros)

1 Comentario

  1. Evidentemente, ni en Españ hay sólo dos partidos, ni la constitución fue de un consenso absoluto, pero por algo hay que empezar una asignatura de este tipo. no se trata de adoctrinar a nadie, se trata de decirles a los chicos y chicas (además de hacerlos reflexionar) qué se van a encontrar en un mundo en constante evolución.

  2. Yo sí creo que se está intentando adoctrinar a través de esta asignatura. Textos como que las personas que votaron a Aznar son culpables de las miles de muertes en Irak me parecen una forma de adoctrinamiento. Igual que se hacía en la antigua URSS o en la actual China: estos son los buenos; estos son los malos. Creo que por eso sólo se habla de PP y PSOE, porque el primero es el gran “enemigo” del segundo, por lo que intenta así desprestigiarle y hacer que esos que todavía no votan les elijan a ellos en un futuro. Me parece muy sucio que cualquier partido, sea del color que sea, introduzca asignaturas de contenido moral (que a mí entender son cosas que cada uno debe aprender en su casa) en la enseñanza pública. ¡Ah! Y no creo que a los 18 años se tenga una gran capacidad de discernir la realidad de lo que partidos y medios intentan meternos en la cabeza, por desgracia.

  3. Yo he podido ojear también un libro de Educación para la ciudadanía y no se tocaba para nada el tema del bipartidismo, ni se elogiaba al PSOE, ni se criticaba al PP. Se hablaba de libertad, de tolerancia, igualdad, sexo, etc. Me dio mucha envidia que a mi no me hubieran hablado de eso cuando estudiaba.
    No creo que haya adoctrinamiento para nada.

Dejar respuesta