Del amor al odio… por el juzgado

0
222

“La vieja frase de “Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre” ya no se estila en España: por cada cuatro nuevos matrimonios se rompen tres, lo que sitúa la tasa nacional de ruptura en el 0,69. Según estos datos, España es, junto a Bélgica, el país de la Unión Europea con mayor tasa de ruptura/nupcialidad. Se rompe un matrimonio cada 3,7 minutos, con lo que, en un día, se acaban 387 matrimonios” (diario Público).
¿Estamos locos? ¿O simplemente somos unos irresponsables? Esto es lo primero que se me vino a la cabeza al leer esta noticia al pensar en los innumerables niños a los que les han marcado de por vida.

Corría Junio de 2003, estando de vacaciones, comía con mi hermana y mi madre cuando esta ultima nos dio la noticia: “me emancipo” dijo. A partir de entonces mi vida no ha sido la misma, mi madre por un lado y mi padre por otro, ambos con su temporada triste tras lo ocurrido, con vidas totalmente diferentes. Pero la verdad es que yo he tenido suerte, por dos cosas, porque me ha pillado lo suficientemente mayor como para entender las cosas, y porque mantienen una relación aceptable a pesar de las circunstancias.

Pero ni mucho menos todos corren la misma suerte que yo, por ejemplo mi prima de tan solo 5 años, que esta viviendo la separación de sus padres, o de multitud de otros niños que pasan por la misma situación en sus vidas, con lo que ello conlleva.

La historia la de siempre: ¡Cuánto nos queremos! ¡Vamos a casarnos! … a los meses: ¡Tengamos un hijo! … y claro ocurre lo que ocurre, que se toma la decisión de romper un matrimonio con la misma facilidad que decidimos lo que vamos a cenar. No creo que al año de casados por sorpresa te des cuenta de que no soportas a tu marido. Y por supuesto tener un hijo a mi entender no debe hacerse para unir un matrimonio, como intentan muchos.

Soy consciente de que hoy en día es normal que haya muchas más separaciones que hace 20 años porque somos más independientes, sobre todo las mujeres, que hace años dependían de lo que ganaba el hombre. Y es normal que no soporten a un marido machista o simplemente un marido que no encaja con ellas pero con el que tuvieron que casarse, como lo han hecho infinidad de nuestras abuelas durante tantos años. Pero igual que pienso que eso es una salvajada, también que esta fuera de lugar que las personas se casen porque todo es “muy bonito” sin tener en cuenta las responsabilidades que ello conlleva sobre todo cuando tienes un hogar con hijos.

La educación de un niño sin un padre o una madre en casa, viendo como van y vienen los rolletes de turno o como cada uno de sus padres intenta mimarlo más para parecer ser “el bueno” frente al otro, o los escucha masacrándose verbalmente, nunca puede ser buena. No viven en un hogar corriente, y seguramente ello conlleve a marcarle de por vida negativamente. Por supuesto, tengo claro, que también es negativo un hogar donde se respire un ambiente inestable pero es que no tienen que llegar a tener un hijo una pareja que no funciona.

Seguro que habrá casos, y muchos, de parejas que no tengan más remedio, y que tener un hijo posiblemente sea la causa de la separación, parejas que no han podido preverlo. Pero la mayoría creo que son casos de irresponsabilidad y de uso indebido de un proceso como es el de casarse y de un derecho como es el de divorciarse.

Para concluir, añadir que me parece irónico que haya gente empeñada en criticar los matrimonios gays por ser una familia anormal cuando ellos o ellas pueden formar un hogar totalmente feliz donde un hijo puede recibir una educación perfecta, frente a una familia de padres heteros separados que se dedican a hacerse la vida imposible mutuamente, y de los que no se encuentran noticias cada día… pero bueno, esto sería para otro artículo.

Fuente:
Diario Público
Imágenes:
Google

1 Comentario

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo. ES una irresponsabilidad enorme la que cometen las parejas, degraciadamente, muy a munudo.
    Y de las parejas homosexuales…¿por que dos personas del mismo sexo no podrían dar el mismo cariño y la misma o mejor educación a sus hijos que una pareja hetero? Aver, que me lo expliquen porque no lo entiendo.
    Deberiamos dejar de evolucionar tan rapido en algunas cosas y evolucionar más de la cabeza.
    Tu artículo está genial Pablo. Enhorabuena.

Dejar respuesta