Déjà vu

0
174

¡Y es que esto lo hemos visto tantas veces! Que aburre, fíjese. Desde bien pequeña he visto en la tele al gran Real Madrid jugando con emoción y entusiasmo los partidos de Champions, y ni comparación tenían aquellos encuentros con lo que se vio anoche en Chamartin. Mucha estrella en la grada y en el campo y nada de juego en la cancha. Dicen los que saben que hay que darles tiempo, que hay que tener paciencia, que Mou no lleva aquí años, sólo unos cuantos meses. Dicen también que hay muchos jugadores nuevos (como siempre) y que tienen que conocerse y aprender a jugar juntos, y bla, bla, bla. Pero los expertos tendrán que reconocer, que, a día de hoy, ver un encuentro del Madrid es tan emocionante como mirar a una vaca pastar. Recuerdo que el Bernabéu se vestía de gala y se llenaba para ver al equipo cuando era noche de Champions, fuera quien fuera el rival, ayer era el Ajax (un clásico de Europa) y no hubo lleno, ni alegría, sí algún pito y la misma sensación de siempre… este año no nos llevamos ni un carajo. Bueno, sí, alguna goleada del Barça seguro que conseguimos.

Comentaba un ex jugador del Madrid, Martín Vázquez, que lo que se le pedía este año a los blancos es que todos bajaran a defender, que no hubiera rezagados, que aprendieran a jugar en equipo, que CR9, ¡ups! Perdón, CR7 (cada vez me suena más raro) sepa que las florituras en medio campo nos suelen dejar con el culo al aire, que hay que sacar el balón jugado y a un toque, que Marcelo es mejor interior que defensa, etc. Vamos, que el tío me copió el discurso. La cosa es que no ha cambiado nada. El centro del campo depende totalmente de Xabi Alonso (Jesusito de mi vida que nos dure todo el año), Khedira no me convence y Di María parece rápido pero se emperró en meter gol desde el sofá de su casa. Todos tiraron a puerta, mucho, y todos al muñeco. CR7 demostró que le cuesta eso de compartir balón y que aún no está fino. Higuaín falló la suyas y las del pulpo, y metió dos goles (uno era en propia puerta de un defensor del Ajax) por estar parado como cual monigote en el área. Sí, algunos dirán: “¡anda, como hacía Raúl!”. Y les responderé: “Sí, pero también hacía mucho más”. El que sí me gusto y mucho fue Özil, pinta bien este jugador. Es rápido, hábil, trabajador y da unos pases muy buenos.

Cierto es que se ganó el partido, cierto que tiraron bastante a puerta y no menos cierto es que el Ajax no se animó a luchar hasta que le marcaron el segundo. La defensa, quitando a Marcelo, parece sólida. Pepe ha vuelto mejoradísimo y con las pilas puestas, de Carvalho poco puedo opinar ya que anoche no tuvo muchas intervenciones. Pero a este equipo le falta jugar como tal, todos juntos, que atacamos, pues vamos todos, que defendemos, pues todos a volver. Que tengo la oportunidad de tirar a puerta desde setenta metros y tengo un compañero solo en la línea de meta, pues se la paso porque está mejor colocado que yo. Que he perdido una gran oportunidad, no me ha salido el regate, he fallado un gol cantado, pues en vez de patalear el césped, maldecir y bajar los brazos, sigo jugando e intento recuperar el balón o al menos mi honra. Que soy el entrenador más showman de la la Liga y mi gran estrella de noventa millones un tal CR9, digo no, CR7, lleva toda la noche intentando jugar solo y no ha logrado dar un pase de gol, ni hacer una floritura, ni irse de mi abuela en muletas, pues le hecho un par y le cambió sacando, por ejemplo, a ese tal Canales. Por ejemplo.

Y en el fondo lo peor no es que no ganen un título, que ya es malo, o que no goleen al Barcelona, que es horrible, lo espantoso es que aburren a su público. No es solo por la sequía, sino por el mal juego, no emocionan, ni ilusionan, no dan ganas de corear sus nombres, ni de dejarse un pastón, y el riñón de regalo, para ir al estadio a verles jugar. No dan ni esperanza y eso que es lo último que se pierde. Dicen que no les pitemos y les apoyemos y en verdad llevamos desde hace mucho haciéndolo, pero todo tiene un límite y los blancos están alcanzándolo. Porque esto ya no es fútbol, es negocio, y si yo fuera socio estaría trinando. Porque ahora quieren un parque temático y volver a replantar el césped porque está hecho un asco. Y encima quieren que les aplauda cuando no corren, ni se ganan el sueldo, porque tanto jugador bueno jugando tan malamente no se comprende. Son ases del fútbol cuando los fichamos a base de pasta gansa y después, oye, ni agua.

Supongo que tendremos que darles un poco más de tiempo a este Madrid descolorido. Sinceramente anhelo que Don Mou tenga valor y tablas para hacer alguna chapuza que mejore lo visto. Anoche ganaron, y al menos a servidora la vencieron de aburrimiento. Más tiempo, más paciencia, a ver hasta dónde llegamos. Y no dejo de preguntarme, cuando contactaron con Mou qué le dijeron: “venga uzte a adlegar la caza que ze noz ta caiendo, oiga, una manzión mu grande, con muchaz figuraz peo eta echa una ruina ea, a ve que ace”.


Fuente del texto:
Elaboración propia.

Fuente de la fotografía:
www.marca.com

Dejar respuesta