Dead Can Dance vuelven a España

1
210

La banda ochentera australiana compuesta por Brendan Perry y Lisa Gerrand regresan a España a finales de este mes con dos fechas, los días 25 y 26 . Asistirán al Primavera Sound en Barcelona y también tendremos la suerte de tenerlos en Madrid, explotando su amalgama entre el dark wave y el post-punk, en el Teatro Circo Price.

Dead Can Dance estarán actuando en el Primavera Sound y en el Teatro Circo PriceDespués de 16 años de actividad aislada y sin material inédito, “Dead Can Dance” regresaron al panorama musical en 2012 con su nuevo trabajo, AnastasisEl propio título del álbum era ya un metáfora que apelaba a la “resurrección” musical de la banda, una palabra utilizada para describir los ciclos de la vida y que hace referencia al renacer de aquello olvidado. Y es que, al igual que las culturas ancestrales a las que tanto deben, Dead Can Dance permanecieron aletargados durante un largo período de tiempo, una espera que ha merecido la pena al dar como fruto una obra muy personal y llena de dedicación que no podría si no estar a la altura de todos sus anteriores trabajos.

Si el año pasado ya visitaron nuestro país para presentar su último trabajo con una única fecha de concierto en Barcelona, este año Madrid y la ciudad condal los acogerán, por lo que no hay que pasar por alto las siguientes fechas: 25 de mayo en Barcelona (en el festival Primavera Sound) y 26 de mayo en Madrid (Teatro Circo Price).

Siempre difíciles de encasillar en un estilo musical o estético concreto, su música es el reflejo de una mezcolanza de culturas primitivas que nos transportan a épocas y tradiciones ya muertas, como indican el nombre del grupo y el uso de instrumentos musicales poco comunes en la música occidental. La cambiante trayectoria musical del grupo no es más que otra manifestación de este eclecticismo. Sus primeros discos evocaban la mitología griega (véase “Into the Labyrint , 1993), los cantos gregorianos o la música tradicional Persa, siempre con un aire oscuro subyacente. Los sonidos y compases del Mediterráneo serían los que inspirarían fundamentalmente su último álbum, como ellos mismos afirman.

Dicha “mezcla” musical no es más que un reflejo de las propias vidas de sus componentes. Oficialmente Lisa Gerrard y Bendran Perry dieron a luz a este proyecto en el Londres de los primeros años de la década de los 80, firmando con el sello independiente 4AD, con el que continúan a día de hoy y que ha dado lugar a 8 discos, entre los que destacan Dead can Dance (1984), Within the Realm of a Dying Sun (1987) e Into the Labyrinth (1993). El grupo se convirtió en una de las señas de identidad del sello, lo que posibilitó que 4AD ganara credibilidad y acogiera más adelante a bandas como Pixies o Throwing Muses.

Sin embargo, el verdadero origen de DCD se remonta un par de años atrás en la otra punta del mundo, justo en el corazón del continente oceánico. La vida en un lugar tan multiétnico como Australia será una constante fuente de inspiración en el futuro, acercándoles a culturas y tradiciones remotas. Por no hablar de su separación a mediados de los 90, que daría lugar al regreso de Lisa a Melbourne y la marcha de Brendan a Irlanda (donde actualmente vive, en la iglesia de Quivy Church). Lisa, además de DCD, actualmente trabaja en bandas sonoras reconocidas, con colaboraciones con Ennio Morricone y Hans Zimmer, entre otros, que le han valido diversos reconocimientos.

Foto: Jay Brooks

1 Comentario

  1. Se trata de un espectáculo musical con toda la teatralidad que la Orquesta Mondragón conlleva, que cuenta y canta las aventuras y desventuras de un hombre que miraba pasar los trenes, es decir, de un hombre que hace repaso con su memoria y sus recuerdos a su vida, a sus momentos mas intensos en la música y en la Orquesta Mondragón y por supuesto con su personal y a veces escéptica mirada. Nuestro narrador, el inspector Gogol-Gurruchaga, nos hace viajar, nos hace sentir por el mundo fascinante, soñador, surrealista y sobre todo divertido que son las canciones, las letras, las historias enloquecidas que son las de nuestra maravillosa Orquesta Mondragón.

Dejar respuesta