De vuelta al instituto con “Infiltrados en clase”

1
181

Cartel de la película

Este viernes llega a las salas de cine la comedia estadounidense Infiltrados en clase, dirigida por Phil Lord y Christopher Miller. Lejos de quedarse en la típica bufonada de turno, el filme mezcla divertidas situaciones con momentos de acción impresionantes.

Es posible que lo primero que piense el espectador al entrar a ver este filme sea “otra comedia americana igual que las demás”. Pero en esta ocasión, es mejor dejar el escepticismo de lado y prepararse para dos horas de auténtica diversión, ya que aunque tanto el cartel de la película como el título de la misma parecen indicar lo contrario, no estamos ante la típica americanada que siempre usa los mismos recursos humorísticos que sus antecesoras. Aunque sí es cierto que hay algunas situaciones y personajes estereotipados, la cinta resulta bastante diferente al resto, consiguiendo ser muy eficaz en su principal cometido: hacer reír sin parar.

La historia está protagonizada por Jenko (Channing Tatum, protagonista de filmes como Querido John o Todos los días de mi vida) y Schmidt (Johan Hill, conocido por películas como Moneyball o Todo sobre mi desmadre), dos compañeros de instituto completamente opuestos. Mientras Jenko es el típico deportista malote de todo instituto, muy popular con las chicas y completamente negado para los estudios, Schmidt es el pardillo de turno, el más empollón de la clase, el que se acaba llevando todas las collejas y con el que ninguna mujer quiere ir acompañada al baile de graduación. Como cabe esperar, ambos se llevarán muy mal durante su estancia en la escuela de secundaria.

Sin embargo, siete años más tarde, Jenko y Schmidt volverán a coincidir en la Academia de policía, donde ambos se están preparando para acceder al cuerpo. Allí dejarán atrás los malos rollos y, dándose cuenta de que son muy complementarios, se harán buenos amigos.

En su primera salida a patrullar, cometerán una pequeña metedura de pata, lo que hará que ambos sean destinados a realizar una nueva misión: pasarse por estudiantes de un instituto en el que se trapichea con una nueva droga y detener al proveedor de la misma.

Para Jenko, que siempre ha sido el más respetado durante su época del instituto, esta misión no supone ningún problema, pues sabe cómo hay que comportarse para triunfar entre la peña. Schdmit, por su parte, sentirá una mayor inseguridad por miedo a convertirse en el hazmerreír de todo el mundo.

Ambos se llevarán una sorpresa muy grande cuando descubran que las cosas ya no son lo que eran hace unos años, porque los que más molan ahora son muy inteligentes y sacan buenas notas. Las tácticas que Jenko conocía ya no servirán para infiltrarse con éxito, así que buscarán la forma de conseguirlo.

El guión, basado en una serie dramática de televisión creada por Patrick Hasburgh y Stephen J. Cannell en los años ochenta, ha sido co-escrito también por Hill, consiguiendo un lenguaje adolescente absurdo, exageradamente bruto e incluso escatológico, pero que gracias a sus continuas referencias y recursos visuales acaba siendo de lo más ameno y ocurrente.

La combinación de Hill y Tatum también es un acierto, como lo es el inesperado cameo de Johnny Depp, que precisamente fue el protagonista de la mencionada serie en la que está basada la película. Otros actores menos conocidos que participan en la cinta son Ice Cube, Brie Larson, Dave Franco, Rob Riggle, Ellie Kemper o Johnny Simmond.

Tráiler de Infiltrados en clase
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=RK2MwSMjjFw[/youtube]

Imágenes: Columbia Pictures / Metro-Goldwyn-Mayer

1 Comentario

  1. Buenos comentarios ,bien explicada la historia y animado texto,nos reiremos con la comedia,bien situada tu postura al contarnos lo qe veremos en la sala.Con gusto se le lee tu articulo,bien Maria Jesus.

Dejar respuesta