De todos los hombres que haya en mi vida ninguno será más que yo

2
1008

Rostros conocidos y frases impactantes. En la nueva campaña por la igualdad de género no hay rastro de moratones, solo las palabras ilustran una máxima que deberíamos tener todos bien aprendida.
Cuando leí el anuncio en el metro me llamó la atención, me quedé con ella y saboreé su significado. Me gustó lo que implica, y el hecho de que para revindicar la igualdad de la mujer no utilice golpes, sino los rostros orgullosos de aquellos que dan voz a esta máxima me parece que abrillanta la propuesta.
Que en el siglo XXI aun tengan que realizarse este tipo de campañas para concienciar a la población de nuestra condición como iguales me parece trágico, pero desde mi punto de vista el mostrar el drama en imágenes no convence y no muestra el problema de forma clara. El problema de la violencia de género no se resume en una mujer golpeada, es un fallo de educación, una falta en la conducta.

Esta frase debíamos de tenerla en mente desde siempre. Tanto hombres como mujeres deberían saber que somos iguales y que ningún género debe asumir el papel de “siervo”.

Quizás este tipo de propuestas parezcan más reales y alcancen más a la población.

Debo decir que el hecho de mostrar a Hombres mostrando la frase a la inversa es un punto a favor de esta propuesta y confieso que aunque estoy a favor de cualquier tipo de propuesta que defienda la igualdad, raras veces reparo en ellas.

Ahora yo también digo que “Ningún hombre que haya en mi vida será más que yo”.

2 Comentarios

Dejar respuesta