“De tal Padre, tal hijo”, una lección sobre cómo ser un buen padre

0
306

El director japonés Hirokazu Koreeda nos presentará el próximo 29 de Noviembre “De tal Padre, tal hijo”, la historia de dos familias que tienen mucho en común, concretamente sus respectivos hijos que fueron cambiados al nacer. Se nos enseña a comprender a los niños pero también a los padres.

De tal padre, tal hijo

Ryota Nonomiya ( Masaharu Fukuyama ) es un arquitecto demasiado obsesionado con su trabajo y que tiene una vida perfecta con su esposa  y su hijo. Sin embargo, un día, después de 6 años, recibe una llamada desde el hospital en que nació su hijo comunicándole que se cometió un error y que el niño que le entregaron no es su verdadero hijo. Curiosamente, esto también le pasa a Yudai Saiki ( Lily Franky ) el cual resulta ser el progenitor del hijo de Ryota y viceversa. Comienza entonces una batalla legal contra la enfermera del hospital para denunciarla, iniciándose un drama para las dos familias, ya que deben que preguntarse qué es lo que tienen que hacer para solucionar el conflicto.

La primera pregunta que puede surgir cuando el espectador vea la película es ¿ Y yo qué haría?. Se trata de elegir entre la persona a la que has criado y con la que has compartido tu vida, y la que es de tu misma sangre, pero de la que no sabes absolutamente nada, ni ella de ti. Existe un torbellino de sentimientos presentes en toda la película: el amor de los padres hacia los niños, las madres que se culpan porque piensan que podrían haberse dado cuenta, o el desconcierto que tienen los niños al encontrarse en un ambiente y con unas personas que no son familiares. El papel de los padres es especialmente relevante, en concreto el de Ryota, el cual tras esta experiencia se da cuenta de qué es lo que  significa ser padre y que los lazos familiares no son lo más importante. Lo que cuenta es la felicidad de los pequeños.

Los niños, a pesar de no tener un papel protagonista, le dan una lección a los padres y madres. La inocencia personificada en ellos es lo que pone del revés el mundo de las dos familias, y a su vez,  enseñan a quererse unos a otros a pesar de las dificultades.

En general, es un film emotivo y sobrecogedor que nos hace pensar en cuestiones relevantes de la vida. La música es un elemento principal, ya que uno de los niños toca en el piano una bella melodía que relaja el ambiente y sirve de transición entre una escena y otra. Cabe resaltar que la fotografía y el montaje muestran la belleza de los paisajes japoneses y también son un elemento para resaltar las diferencias sociales entre una familia y otra, siendo éstas determinantes para la trama.

 En mi opinión, es un relato bien trabajado sobre la problemática de los niños intercambiados que refleja una realidad social presente en nuestro mundo.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=tvov9oOcrQM[/youtube]

Cartel de la película: GAGA / TV Man Union

Tráiler: Golem

Dejar respuesta