De reencuentro con Laura

0
589

El World Tour Hazte Sentir 2018 de Laura Pausini hizo parada en Madrid el 18 de octubre consiguiendo vender todas las entradas. Esto ha servido para rememorar sus éxitos de sus 25 años de carrera y para demostrar que Laura es mucho más que lo que nos ha enseñado por televisión estos últimos tiempos.

Fotografía: Gemi Navas

Pocos artistas pueden presumir de tener un repertorio de canciones tan conocidas para el público en general, y por supuesto para sus fans, sirviendo de reencuentro con una cantante que formó parte intensa de los años de instituto de muchos y que siguió haciéndolo durante casi toda su discografía. Tras asistir a dos conciertos anteriores se nota la evolución de su directo, pasando de ser una colección de temas brillantemente interpretados allá por 2009 a un impresionante espectáculo audiovisual sacando partido a un escenario que cobra vida propia en cada una de las canciones y por el que merece la pena pagar el precio de la entrada. De hecho los asistentes tuvimos desde un mar de globos amarillos preparados por el público como sorpresa a la italiana que se quedó literalmente sin palabras en su primer tema Nadie ha dicho, hasta un estallido de confenti en la siguiente Está.Allá, pasando por fuego, chorros de humo, lluvia de espuma y pompas de jabón muy bien integrados en cada una de las canciones.

Visualmente el show es alucinante, con una pantalla perfectamente integrada de la que Laura saca el mejor partido y que deja en evidencia a otros vistos recientemente. Musicalmente la voz de Laura es impecable, dejando perplejos a los que sólo la conocían de sus últimos apariciones televisivas o como ella misma los define “los acompañantes de los pausinianos.

Empieza con mucha fuerza mezclando los temas nuevos con canciones antiguas, algunas integradas en medleys, ya que su repertorio es inabarcable en las dos horas y media que dura el concierto. Aunque visto lo visto muchos pagarían por ver un concierto suyo únicamente con medleys de todas sus míticas canciones, ya que se echaron de menos la bellísima y cruda Bastaba o Un error de los grandes, entre muchas otras. La espectacularidad del escenario nos deja impresionados hasta más de la mitad del concierto, justo cuando Laura empieza a dirigirse al público con distintos mensajes como “quien eres tú para juzgarme”, hablar de parejas extrañas a los ojos de la gente teniendo a la suya al lado, ya que el padre de su hija la acompaña como guitarrista, y su discurso sobre “pausinianos y sus acompañantes”.

Fotografía: Gemi Navas

Quizá esos discursos, coincidiendo con un parón musical en el que sus acompañantes vocales interpretaron distintas éxitos pop de otros artistas, quizás recordando a su época de jurado de La Voz o Factor X, puede hacer que desconectes de la intensidad del concierto y cuesta volver, sobre todo cuando interpretaba sus temas discotequeros-reggetoneros, como Nuevo o Nadie ha dicho. Aún así es de alabar que se atreva con nuevos ritmos para las nuevas generaciones, aunque siempre será recordada por sus grandes baladas. Interesante es su evolución desde su primer gran éxito sobre un amor de instituto, La soledad, incluido esta vez en uno de sus medleys, a la que fue su penúltima canción en el concierto, En cambio no, dedicada a todos aquellos que han perdido un ser querido y que ella escribió para su abuela.

Sin duda nos quedamos con todas esas míticas canciones que nos hizo disfrutar con su impresionante voz (Primavera anticipada, Mi respuesta, Las cosas que vives, Inolvidable, Escucha atento, Jamás abandoné, La soledad, Como si no nos hubiéramos amado, Emergencia de amor, Entre tú y mil mares, Volveré a junto a ti, Bienvenido, Amores extraños, Se fue, Yo canto….). De las relativamente nuevas destacan El valor de seguir adelanteSimilares. 

Laura se ha convertido en una estrella mediática internacional con mucha presencia sobre todo en su Italia natal y en España. Una muestra fueron las múltiples caras conocidas que pudimos vislumbrar entre el público y sobre el escenario, ya que tuvo de teloneros a dos concursantes de Factor X, Samuel y Pol Granch. Impresionante espectáculo que sigue su gira europea después de recorrerse su patria, tras sus dos paradas en su “segundo país”: Barcelona y Madrid, y dos días después ya estaba cantando en París. Sin duda muchos nos hemos vuelto a reenganchar a su música con mensaje después de este maravilloso concierto.

 

 

Dejar respuesta