David Guetta conquistó las Fiestas del Pilar

0
464

Fue la gran atracción de las fiestas del Pilar en Zaragoza, incluso con rumor incluido de que no iba a asistir en directo sino por videoconferencia, el Dj más famoso y aclamado del panorama musical actual, vino a la localidad de Valdespartera a ofrecer su sesión para más de 8.000 personas; junto a él, el cartel de la noche se completó con Dj Eme, Juanjo Martín y Wally López. Todo un lujo para los amantes del house y techno.

Bajo una carpa inmensa y diáfana, con un escenario que se componía por una mesa de mezcla, altavoces con decibelios para parar a un tren descarrilado y una pantalla gigante para efectos visuales, se agolpó un público extremadamente joven (medio de edad 16 ó 17 años), expectantes por la aparición de la estrella de al noche: el señor Guetta.

Dj Eme abrió boca con una sesión muy adecuada a la corta de edad de la mayoría de asistentes con las remezclas de los éxitos juveniles del momento: Miley Cirus, Katy Perry o Lady Gaga sonaron con fuerza y caldearon el ambiente, que ya de por sí iba animado al evento.

Sin embargo la sesión de Juanjo Martín no fue fácil. Este Dj que es muy popular entre los seguidores del house español con hits como Milinium, tuvo problemas para mantener al público atento a su música, ya que a medida que se acercaba la hora en la que Mr. Guetta hiciera aparición, eran más frecuentes las voces que se alzaban exigiendo su actuación. Gracias a la organización fue puntual, con una puesta en escena muy espectacular, efectos visuales de la pantalla instalada a sus espaldas, performances robotizados… y con sólo escuchar su saludo de “Hola Zaragoza”, la carpa se vino abajo. Por supuesto Getting Over, su último número uno en las listas de ventas, hizo de himno de entrada, y a partir de ahí fue todo un desfile de sus éxitos (When Love Takes Over, Sexy Bitch, Memories, por decir los más recientes) y remezclas de otros grandes de la música como Swedish House Mafia, Prodigy o Nirvana. Sólo hubo un amago de decaer la fiesta cuando el Dj francés comenzó a poner música demasiado electro para un público acostumbrado a las canciones con letras y la interactuación del artista. Aunque cada vez es más habitual ver a los Dj’s ofrecer sesiones como si fuera un concierto (Rock in Rio 2010), la actuación que éstos puedan ofrecer no es igual a la de una estrella de rock. Un Dj no tiene que llenar el escenario, no baila y no tiene instrumentos para tirar por los aires, simplemente es él, la cabina y sus platos, el verdadero espectáculo lo ofrecen la música que pone y los elementos decorativos de la fiesta: gogós, visuales, performance… Por eso es tan fácil que el ambiente se venga abajo como poner un tema que no guste.

Pero Guetta gustó; el público más pequeño se siguió agolpando hacia el escenario esperando verle de cerca y gritando las letras de sus éxitos, mientras que los más mayores disfrutaron de la sesión en la parte más alejada, hacia el final de la carpa, donde la acústica era mejor y había espacio suficiente para bailar sin molestar al vecino.

No cabe duda de que el Dj galo ha conseguido con gran éxito enamorar a grandes y pequeños con su música, sin embargo, y después de haber vivido la experiencia de verlo en directo, tengo que decir que su estilo musical y su actuación brilla más en un club, rodeado de todos los elementos que adornan una buena fiesta y con un sistema de sonido que se preocupa más por los oídos de sus asistentes, que por ser escuchado hasta el otro lado del Atlántico. Como los buenos manjares, ha de servirse en pequeñas porciones para apreciarlo con mayor intensidad.

Dejar respuesta