Dave Holland Quintet: Destellos de Grandeza

0
177

CMU San Juan Evangelista. Madrid, 1 de Noviembre. Dave Holland (contrabajo), Robin Eubanks (trombón), Chris Potter (saxos), Steve Nelson (vibráfono), Nate Smith (batería).
El Dave Holland Quintet interpretó composiciones nuevas y antiguas ante un público entregado en el mítico auditorio del Johny. Desde el primer momento quedó claro el objetivo de la velada: sorprender al público desde un virtuosismo individual al servicio del conjunto que lograba en cada tema arrancar matices desconocidos y absolutamente innovadores. El Dave Holland Quintet no está formado por músicos que sirven de soporte para la exhibición personal de su líder, sino que todos sus miembros son profesionales de una calidad innegable que brillan a través de los solos pero también en la interpretación colectiva.

El vibrafonista Steve Nelson arropaba las melodías con cálidos acompañamientos no exentos de frescura; los vientos Robin Eubanks (trombón) y Chris Potter (saxos) llevaban el peso melódico de las composiciones desde una originalidad desbordante. Mención aparte merece el batería Nate Smith, cuya fuerza y expresividad quedaban patentes en todos los temas así como en los solos; Smith utiliza todas las partes y rincones de la batería para obtener sonidos extraños y sugerentes: rasgaba la superficie de los tambores con el pulgar para obtener un sonido similar a un instrumento de cuerda y no dudaba en olvidarse de las baquetas y utilizar las manos cuando era necesario. Por último Dave Holland, en el papel de director de orquesta, lideraba las composiciones desde el centro del escenario y disfrutaba con las improvisaciones de sus compañeros. Son los solos de Dave Holland potentes y sugerentes, con fraseos arriesgados pero precisos que demuestran el gran contrabajista que es.

Es este quinteto una de las mejores bandas de jazz del momento capaces de aunar tradición e innovación para desarrollar nuevos conceptos de potencial creativo. En este sentido, cabe destacar el gran trabajo de composición de los temas; pasando desde estándares del jazz clásico a la más moderna de las armonías en apenas una frase. No es fácil que un quinteto de estas características se combine adecuadamente sobre todo por el papel de los vientos y el vibráfono, instrumentos muy protagónicos en sí mismos. No obstante, y aunque parezca que cada instrumento toca algo completamente diferente al resto, el conjunto consigue un equilibrio perfecto de precisión y potencia.

Dejar respuesta