Daniel de Roulet: “Las centrales nuclares me transmiten la misma sensación que Auschwitz”

0
88


Portada del libro "Fukushimo mon amour"

El escritor suizo Daniel de Roulet sorprende con Fukushima mon amour, una novela epistolar en la que refleja el desastre de la central nuclear japonesa tras el terremoto acontecido en marzo de 2011. La temática manifiesta una continuación en la obra del autor, quien ya ha creado otras nueve novelas en torno al mundo de las centrales nucleares.

“Cuando visito una central nuclear y veo esa gigantesca arquitectura que está al servicio de algo que nos sobrepasa, tengo la sensación de estar frente a algo totalitario, como cuando voy a visitar  Auschwitz”, afirma De Roulet (Ginebra, 1944) a La Huella Digital a través de un correo electrónico.

Fukushima mon amour (Laertes) es una carta que el autor manda a una amiga japonesa, Kayoko, a la que conoció en Nueva York un año antes de la tragedia de Fukushima. Escritor desde 1997, cuando abandonó su trabajo como informático, De Roulet escribió la carta en cuanto tuvieron lugar los acontecimientos en el reactor de la central nuclear. “Es una verdadera carta a una verdadera amiga japonesa; la escribí inmediatamente porque estaba muy inquieto a causa de lo que pasaba. Creo que una carta es como un mail: una reacción inmediata”, explica.

La realidad de la epístola absorbe al lector en una redacción desesperada, que busca comprender el desastre nuclear, el golpe del tsunami y, además, convencerse de que Kayoko está a salvo. Es la visión del desastre desde los ojos de un extranjero, de alguien extraño a la situación, porque a los japoneses, según explica el autor en su libro, la situación les parece algo “propio”, que no tiene por qué entender alguien que no lo haya vivido.

“Escribí sobre este tema porque nueve de mis novelas están en contacto con el tema nuclear, sobre la bomba atómica y las centrales. También quería reaccionar a la catástrofe de Fukushima”, asegura De Roulet en referencia a las razones que le llevaron a redactar la obra.

En este sentido, el texto representa una continuación temática de otras obras del autor. Buen ejemplo es Kamikaze Mozart (2007), donde se aborda la vida de un ingeniero nuclear que se cruza en el destino de una joven pianista japonesa.

El escritor suizo Daniel de Roulet

Con respecto al desastre nuclear, De Roulet afirma que hay lugares de la Tierra que no volverán a ser habitables. “Estábamos orgullosos de haber explorado la superficie terrestre completamente, pero ahora hay manchas, lugares que van a hacerse inaccesibles. Cuando ocurrió la catástrofe de Chernobyl, decidimos que era una falta del sistema soviético, pero cuando está pasando en Japón, vemos que este riesgo terrible forma parte de la tecnología misma”, advierte.

La vida de De Roulet, autor de obras como Bleu Siècle (1996) y Un dimanche à la montagne (2005), ha estado marcada por una lucha contra él mismo, ya que durante años trabajó como informático en una central nuclear. “Me ocupaba de un sistema de alertas telefónicas automáticas que se activan en caso de incidente. Es un trabajo más bien útil, pero al mismo tiempo seguía protestando contra la construcción de centrales. El problema de los desechos nucleares todavía no está resuelto”, expone.

Profundizando en el desastre de Fukushima, De Roulet llama la atención sobre las miles de personas que sufrieron altas dosis de radiación. Puede que no cayeran enfermas el mismo día, pero arrastrarán esa enfermedad durante toda su vida. “Los japoneses están acostumbrados a vivir con los desastres naturales, pero en el caso de la central nuclear ha habido cambios. El consumo eléctrico bajó mucho, pero con Japón como ejemplo se muestra que un país altamente nuclearizado puede dejar de serlo inmediatamente”, concluye el autor.

 Imágenes cedidas por Daniel de Roulet/ Editorial Laertes

Dejar respuesta