Daniel Campos: “Nos dirigimos a un periodismo de investigación cada vez más superficial”

0
704

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) anunció recientemente los ganadores de la 73 edición de sus premios anuales, que reconocen la labor de los profesionales más destacados en el ámbito del periodismo. Soledad Gallego-Díaz, corresponsal en Buenos Aires del diario El País, recibió el Premio Rodríguez Santamaría en reconocimiento a toda su carrera, mientras que Juan Pablo Colmenarejo, director de los Servicios Informativos de la Cadena Cope y del programa “La Linterna”, ha resultado ganador en la categoría Víctor de la Serna al periodista más destacado de 2011.

A su vez, Fran Llorente se hizo con el Premio Javier Bueno por su trabajo al frente de los Servicios Informativos de TVE; la Fundación del Español Urgente conquistó el Premio Miguel Moya por su labor amplia y destacada dentro del campo periodístico; y el programa televisivo “Madrileños por el mundo” hizo lo propio en la categoría Francos Rodríguez por su trabajo periodístico relacionado con la capital de España. 

Daniel Campos

Finalmente, el Premio Larra al periodista más destacado menor de treinta años ha correspondido a Daniel Campos, redactor de la agencia Servimedia que ha respondido a las preguntas de La Huella Digital.

¿Cómo fueron sus primeros pasos en el periodismo?
Estando en la facultad, un verano decidí hacer radio y conseguí un trabajo en Onda Cero en Pontevedra. Fue una experiencia maravillosa en una ciudad pequeña, muy diferente de Madrid, donde muchos pensamos que estamos en el ombligo del mundo. Creo que el periodismo local trata problemas más reales, más humanos. Allí tuve la suerte de coincidir con grandes profesionales y fue mi primer enamoramiento con la profesión, porque la carrera me pareció una estafa. Sin embargo, el periodismo es una profesión preciosa. Quizás, ese verano hizo que no fuera contable o abogado. En quinto de carrera logré pasar las pruebas para Servimedia y ya llevo diez años aquí.

¿Se arrepiente de haber elegido ser periodista?
Viendo los sueldos y la proyección laboral… puedo arrepentirme, sí. No obstante, el periodismo es una profesión muy bonita, tenemos la suerte de cambiar de tema todos los días, al menos los periodistas de calle; y luego está esa ilusión única que sentimos todos cuando tenemos un tema propio, que nos impulsa a darlo bien y rápido.

Ha recibido el Premio Larra que otorga la APM, principalmente por sus investigaciones en los casos Gürtel y Urdangarín, sin olvidar las pesquisas sobre los informes de la Guardia Civil que relacionaban a Sortu con ETA. ¿Qué importancia tiene el periodismo de investigación actualmente?
Es la base del periodismo. Aunque para ser sincero, sólo puedo hacerlo cuando tengo tiempo. Soy periodista de agencia y con sobrevivir al carril del día a día me doy por satisfecho.

En cuanto al periodismo de investigación actual, tengo la impresión de que nos dirigimos a uno cada vez más superficial. Sobre todo en el área de la política, donde nos estamos limitando a un periodismo de declaraciones que se queda en la sagacidad de una frase o en la genialidad de un insulto, sobre todo de esto último.

Actualmente, es muy complicado que un redactor pueda tener una semana libre para hacer verdadero periodismo de investigación. Los medios en los que trabajan no disponen ni del tiempo ni de los recursos. Está muy bien sacar temas todos los días de la agenda planificada, pero esa labor que tenemos los periodistas de fiscalizar a las administraciones públicas nos obliga a tener que esforzarnos y dedicarle más tiempo. Una labor fundamental que cada vez se hace menos o peor.

¿Además de lo costoso que resulta este tipo de periodismo, pueden existir ciertas presiones de grupos económicos y políticos?
Imagino que debe haber casos en los que incomodar a ciertos poderes puede acarrear problemas o presiones, pero un medio de comunicación debe estar por encima de esas cosas. El verdadero problema es que no se dedican medios personales a la investigación. En muy pocas redacciones se le da tiempo y espacio a un redactor para sacar un tema verdaderamente importante.

Fran Llorente. Premio Javier Bueno 2011

La APM ha premiado a Fran Llorente por su dedicación en la dirección de los informativos de TVE. ¿Son sus informaciones un modelo a seguir?
Para ser sincero y, quizás políticamente incorrecto, yo entiendo el premio a Fran Llorente como un toque de atención al nuevo Gobierno. Aunque veo muy poco la televisión porque no tengo tiempo, los telediarios de TVE son los que más me gustan, me parecen los más profundos, principalmente en materia política. Puede que no tengan total independencia, pero se cuidan mucho a la hora de decir las cosas.

Tengo compañeros de TVE y he de reconocer que intentan enfocar los temas de manera muy objetiva. Están presionados por ellos mismos a la hora de no querer pisar ningún callo y que nadie se pueda quejar.

El movimiento #gratisNOtrabajo, un éxito en Twitter, fue recientemente homenajeado por la APM. ¿Cómo ve el futuro del periodismo, donde hoy por hoy los recién graduados no encuentran empleo o los sueldos son insultantes?
Este movimiento ha sido un éxito porque abundan los trabajos de este tipo. Gracias a las redes sociales se han denunciado estos trabajos que son un insulto no sólo al periodismo, sino a los trabajadores en general. No quiero ser apocalíptico, pero el futuro lo veo mal porque lleva mucho tiempo estando mal. En la época de bonanza se estaba desinflando el mercado publicitario y afectó directamente a los sueldos de los periodistas. Y ahora, con la crisis, todo va a peor y la excusa es que no se puede hacer nada, pero la realidad es que durante la época de bonanza económica tampoco se hizo nada.

¿Cómo se podría combatir este problema? Muchos opinan que el dilema reside en la aceptación de estos trabajos a pesar de las condiciones deplorables.
La situación mejoraría si nadie aceptase trabajar bajo estas condiciones, pero no se puede culpar a la gente que tiene necesidad o que quiere tener experiencia. Lo veo totalmente justificable. Sería ideal que todos nos pusiésemos de acuerdo, pero eso no va a pasar; lo que debe haber es una regulación más estricta a nivel laboral.

Entre otros movimientos impulsados por Twitter están #OccupyWallStreet, #15M y #sinpreguntasnohaycobertura. ¿Cómo está cambiando esta plataforma al periodismo y a la vida del ciudadano común?
Es una pregunta que ya me gustaría responder. Sin embargo, por ahora Twitter es una herramienta que depende del uso que se le dé, sea bueno o malo. Si se sabe utilizar, te da una difusión instantánea y muy potente.

Yo aún no sé utilizar Twitter, pero me gusta. Además, creo que ningún medio de comunicación ha acertado con la tecla, no saben aún qué posicionamiento quieren. Existe una paranoia con que todos deben estar en las redes sociales, pero si les preguntas por qué y para qué, no saben responderte. Al parecer es más una imagen de marca que una utilidad. Por supuesto, para informaciones en directo es muy útil. Estando en una agencia de noticias, antes enviaba el teletipo y tenía la inmediatez; ahora mi jefe se entera primero por Twitter.

Las redes sociales están cambiando el periodismo, pero sin ningún timón; hay que encontrar la fórmula correcta y, seguramente, el que lo haga se hará multimillonario. Esto lo resolveremos por tanteo y error.

 Imágenes cedidas por Daniel Campos y la APM

Dejar respuesta