Curso de Fotografía: El Mundo tras un Objetivo

0
162

La fotografía es una de las aficiones que está más de moda. Pero para nosotros, futuros periodistas, es algo que no puede faltar en nuestra experiencia. El único problema al respecto es que los cursos de fotografía suelen estar al alcance de pocos… o no. La Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid da la posibilidad a los estudiantes universitarios de adentrarse en el fascinante mundo de la fotografía: una manera diferente de ver la realidad… tras un objetivo.

Intentar no escribir en primera persona es una de las reglas básicas en el periodismo y esta vez me saltaré esa regla de oro. No me limitaré a escribir sobre lo que sucede en el Campus o a informar sobre los cursos que creo que pueden ser interesantes. En esta ocasión os hablo de un curso que he realizado, y que sé perfectamente que os va a interesar.

Nunca está de más para nuestra carrera tener nociones básicas sobre el mundo de la fotografía. Es más, sería recomendable que una de las asignaturas obligatorias estuviera relacionada con ello, eso pienso yo. Ahora mismo eso no sucede y hay que limitarse a ser uno de los afortunados que puede “pillar” una de las pocas asignaturas de libre configuración que están relacionadas con la fotografía y, como todos sabemos, es algo complicado ya que son las primeras que se acaban a la hora de hacer la matrícula.

Bueno, pues el pasado año me fijé en uno de esos pequeños carteles que cuelgan por nuestra facultad y a los que muy pocas veces hacemos caso. En él se hablaba de un curso de fotografía impartido por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (DAETSAM). De éste curso me dispongo a informaros. En realidad son tres: iniciación, técnicas avanzadas y técnicas avanzadas II. Hace unos días terminé el segundo de ellos y sólo puedo decir que… ¡¡estoy deseando empezar el tercero!!

En ellos se mezclan clases teóricas con prácticas. La teoría, dependiendo del nivel del curso, te proporciona todos los conocimientos que debes saber acerca del manejo de la cámara o el flash, los encuadres o las técnicas para abordar la fotografía de moda, interiores, etc. Luego toda esa teoría se lleva a la práctica.  Unas prácticas que abarcan más del 50 % de las clases, algo por lo que merece la pena este curso, ya que como todos sabemos es donde más se aprende. De todas las que se realizan, nocturnas, de estudio, con modelos, etc., cabe destacar el revelado, tanto en B&N como en color. Todo ello con la ayuda de Miguel Sánchez, fotógrafo y profesor de todos estos cursos. Otro de los puntos importantes, ya que hace que las clases sean amenas e interesantes, además de proporcionar una ayuda y apoyo constante.

Los cursos se realizan por cuatrimestres, con una duración de tres meses. Será a finales del próximo febrero cuando comiencen de nuevo estos interesantes cursos. No hay problemas de horarios, ya que existe la posibilidad de realizarlos en jornada de mañana, tarde o noche.

Otro punto a favor es que todo el material es gratuito. No dudéis en realizarlo si no tenéis una cámara profesional, ya que ellos os prestan todo el material necesario para realizar las prácticas.

Sólo me queda comentar los precios: El curso de iniciación son 34€, mientras que los cursos de técnicas avanzadas serán 40€ cada uno. Bastante asequible y, a mi modo de ver, barato para todo lo que te ofrecen. Además, al terminar cada uno de ellos te proporcionan un certificado de la realización de los cursos. El cual se podrá presentar en el vicerrectorado de la UCM para que éste se convierta en dos créditos de libre configuración. Los que estén interesados pueden pedir más información en el 654 22  98  63 / 91 336  65 05. El plazo de inscripción comenzará a finales de este mes.

Sentirse como un fotógrafo profesional ya está al alcance de cualquiera. Espero que os sirva y os interese. No os arrepentiréis de realizarlo, os lo aseguro. El plasmar la realidad en papel fotográfico engancha y lo que comienza siendo una afición o una manera de comunicación, que es nuestro objetivo principal, se puede llegar a convertir en una pasión incontenible.

Dejar respuesta