Curan a un enfermo de SIDA ¿El principio del fin de la pandemia?

0
392

Un paciente es curado de SIDA tras realizarle un trasplante de médula ósea.
El médico alemán Gero Hütter, hematólogo del Hospital Universitario de La Caridad de Berlín, ha conseguido curar de SIDA a un enfermo que además de ser seropositivo, padecía leucemia.
Este médico empezó a tratar al paciente (de nacionalidad norteamericana pero residente en Berlín) hace dos años. Tras el fracaso de la quimioterapia, el doctor Hütter decidió someter al paciente a un trasplante de médula ósea.

Para ello se le aplicó un tratamiento de radioterapia (procedimiento al que se le somete a los pacientes de trasplantes de médula ósea) para acabar con su sistema inmunitario. Además se cree que esto pudo haber contribuido a la eliminación de la enfermedad. Pero la médula donante no era una médula corriente, entre todos los donantes compatibles, Hütter seleccionó la medula procedente de un individuo con una mutación genética que le hace inmune a casi todas las cepas del virus del SIDA (el 1,5 % de la población presentan esta mutación que se hereda de ambos progenitores). Las personas con esta alteración genética, llamada delta 32 CCR5, son inmunes a la enfermedad porque esta mutación altera el comportamiento de la molécula CCR5 que deja vía libre al virus en el organismo.

El VIH o SIDA es el “Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida”. Es un retrovirus que penetra en el organismo introduciéndose en los linfocitos (glóbulos blancos), especialmente en los linfocitos CD4, utilizando su ADN para crear nuevos VIH. De esta forma ataca al sistema inmune eliminando su protección ante los gérmenes y dejando al organismo indefenso ante todo tipo de infecciones y enfermedades. Se transmite por la sangre, el semen, los fluidos vaginales y en mujeres embarazadas  infectadas, el virus se puede transmitir al bebé en el parto o a través la leche materna. Ser seropositivo significa tener el virus pero sólo cuando se manifiesta provocando la inmunodeficiencia es cuando el individuo tiene SIDA. Son tantísimas las personas infectadas a día de hoy, sobretodo en el África subsahariana, que la enfermedad del SIDA es considerada la epidemia del siglo XX.

Aunque el método no se contempla como una cura clara para la enfermedad porque conlleva muchos riesgos y no hay muchos donantes con esta peculiaridad, este caso supone un punto clave en la búsqueda de la ansiada vacuna.  Este nuevo paso en la medicina podría ser una puerta abierta hacia la clave de la cura definitiva del SIDA. Aunque aún estemos lejos, puede que hayamos dado un gran paso. Puede que nos estemos acercando al momento en el que el paciente diagnosticado de SIDA no sienta que ya ha firmado una sentencia de muerte, que el SIDA tenga su vacuna como una gripe cualquiera, e incluso que lleguemos a ver anunciado en los medios una campaña de vacunación del VIH promovida por el Ministerio de Salud.

Este paciente lleva casi dos años sin tomar los antirretrovirales contra el sida y no tiene rastro de la enfermedad en su cuerpo. Aunque aún quede mucho camino, al menos esta noticia nos anima a seguir  teniendo esperanza para creer que algún día nadie morirá de SIDA.

Fuentes de texto
http://salud.abc.es/infecciones-alergias/noviembre08/sida-medula-200811111832.html
http://cgnauta.blogspot.com/2008/11/un-paciente-de-leucemia-se-cura-de-sida.html
http://elmundosalud.elmundo.es/elmundosalud/especiales/2003/12/sida-10preguntas/p01.html
Fuentes de las imágenes
http://images.google.es/

Dejar respuesta