Cumbres borrascosas

3
223

Una borrasca procedente de las Azores azota todo el territorio peninsular causando graves destrozos en los cimientos de la Moncloa. El imprevisto meteorológico al que los expertos han bautizado como crisis ha provocado una tormenta tropical que ha descargado con fuerza sobre las arcas de la Universidad Complutense. El desastre natural ha tomado visos de tragedia, coyuntura aprovechada por profesores y alumnos para lanzar un mensaje a la comunidad: necesitamos un socorrista, un chaleco salvavidas, un flotador y hasta un equipo de buceo para evitar morir ahogados por la riada.

Los nubarrones más negros se ciernen sobre Ciencias de la Información. El sólido edificio, construido a imagen y semejanza de un búnker de guerra, parece no poder resistir por más tiempo el temporal que lo asola. Las lluvias se han traducido en cortocircuitos, cables colgando de los techos, paredes agujereadas o zonas sin luz. Pero lo peor es que la tragedia no sólo se ha cobrado daños materiales, sino también académicos. Así, la dichosa tormenta tropical ha provocado la retirada de fondos de los departamentos, el recorte presupuestario en materia de investigación o la imposibilidad de contratar a nuevo personal docente. Claro que las inclemencias meteorológicas han obligado a sustraer estas partidas de dinero para afrontar el pago de los sueldos de los profesores, al menos durante un mes…Una catástrofe en toda regla en la que lo único que importa es sobrevivir. A todo esto la situación en la mole gris se agrava: un grupo de jóvenes y valientes estudiantes permanecen atrapados en medio del caos y el desconcierto y unidos por el no a Bolonia.

Mientras, seguimos a la espera de que las autoridades se manifiesten. D. Carlos Berzosa, rector de la Complutense y catedrático de Economía Aplicada, no tiene muy claras las pautas a seguir en este tipo de desastres naturales. Es lo que tiene ser economista y no meteorólogo, que uno no sabe desenvolverse en  determinadas situaciones. Pero tranquilos, que fuentes cercanas al rectorado dicen que ya se ha puesto en contacto con el Instituto Nacional de Meteorología y hasta con la NASA para atajar el problema.

No queda más que realizar un llamamiento al Gobierno, organizaciones no gubernamentales y a los mismísimos cascos azules de la ONU para que inicien una misión humanitaria en territorio complutesino. A la espera de que se produzca el rescate o llegue el ansiado anticiclón no queda más que seguir divisando las cumbres borrascosas.

Fuentes de la foto:
www.ucm.es

3 Comentarios

  1. No sé cuánto de mala es la gestión de Carlos Berzosa, pero lo que sí sé (y veo todos los días como alumna de CC de la Información) es que tenemos un serio problema económico. Hablando claro, no tenemos ni un duro para nada y ahora es cuando yo pregunto: ¿Y el dinero de todos los alumnos dónde va? Porque nuestras instalaciones son penosas, del material mejor ni hablamos y en luz y calefacción es imposible gastar tanto puesto que la calefacción está encendida aproximadamente tres meses y medio… Todo lo que dice mi compañera es cierto, así que ahora Emilio, te toca a ti decidir lo que quieres creer.

Dejar respuesta