La reforma migratoria en Cuba

0
61

El pasado 14 de enero entró en vigor la nueva Ley de Reforma Migratoria en Cuba. El gobierno de Raúl Castro amplía las libertades a la hora de salir al extranjero, algo que los cubanos han recibido con una mezcla de esperanza y desconfianza. Desde ahora, podrán viajar solo con un pasaporte en regla y el pertinente visado de entrada al país de destino.

Bandera de Cuba. Imagen cedida por Fotopedia.comAdemás, se amplían de 11 a 24 meses el tiempo que un cubano puede permanecer fuera por motivos personales, incluso aquellos que se encuentren en situación de “ilegalidad”. Esta ley ha sido bien recibida entre la población cubana. Sin embargo, hay que destacar el hecho importante de que el gobierno puede negar la salida a aquellos ciudadanos que considere disidentes o “personas estratégicas”. Quizá por esto se otorgó la negativa a viajar a Chile a Rosa María Payá, hija del disidente Oswaldo Payá, muerto el año pasado.

Esta nueva reforma migratoria acaba con décadas de restricciones en Cuba. Pero hay quienes se preguntan si no será una nueva artimaña política. Es el caso del activista del Partido Político Liberal Cubano en el exilio, Pedro López, que considera que esta medida solo será una “válvula de escape para que no haya un estallido social ante la situación económica de bancarrota en que se encuentra la isla y a su vez que los emigrados reactiven su economía con las remesas”.

Por otra parte, este hecho ha desatado el revuelo en Miami. En esta zona de Estados Unidos se muestran escépticos con la nueva reforma. Temen una llegada masiva de cubanos al haber relajado las medidas a la hora de salir de su país. Sin embargo, el gobierno estadounidense se ha mostrado duro ante esto y seguirá concediendo los 20.000 visados anuales que otorga para evitar el aumento masivo de cubanos. Además, México, país trampolín para los isleños que quieren dar el salto a Estados Unidos también continuará con la limitación de visados. 

Dejar respuesta