Cuando la sociedad impide el amor entre seres humanos

0
119

El próximo 12 de Diciembre se estrena en nuestros cines la última película de Liv Ullmann, La Señorita Julia, una adaptación de la obra de teatro de August Strindberg. En ella se podrá observar la influencia que ejerce la clase social cuando se trata del amor entre dos personas.

Noche de San Juan en Irlanda, 1880. Julia (Jessica Chastain) es una joven aristócrata que aparentemente tiene una vida feliz. No obstante, las apariencias no engañan. Vive en una mansión con su padre, un barón muy importante en la sociedad irlandesa, su cocinera Kathleen (Samantha Morton) y el criado John (Colin Farrell) del que está enamorada. El pueblo celebra esta fiesta tan señalada, y aprovechando que el ambiente es festivo, Julia decide ir a bailar con John. Éste rehúsa de estar con ella al principio, incluso parece que la odia; pero pronto Julia verá que él también está perdidamente enamorado de ella. A partir de ahí comienza una historia llena de una complejidad de sentimientos y situaciones que los personajes intentarán resolver.

 

La lucha de clases y de sexos es el tema principal de la película: Julia piensa constantemente en su posición social, ya que a los ojos de los demás no es bueno que una chica como ella se relacione con un criado. Sin embargo, no puede ignorar sus sentimientos y eso lo hace más difícil. A John le preocupa deshonrar al barón, que le contrató para sus servicios, pero cuando piensa en Julia no puede dejar de acordarse de lo bella que es para él y de cómo la ama. Además, es un criado que sólo le debe lealtad a sus jefes, entre ellos la señorita Julia. Pero es la noche de San Juan y el alcohol y la fiesta les juegan malas pasadas. Se seducen y manipulan, son tiernos pero a la vez salvajes y violentos. Ella, pese a su altivez, desea rebajarse y él es un hombre educado, aunque puede llegar a ser basto y desagradable. Cuando al final no pueden soportarlo más y consuman su amor, todos estos sentimientos serán el cóctel perfecto para una noche de angustia y amor, perfectamente reflejada en la actuación de los actores protagonistas. La cocinera, interpretada por Samantha, también realiza un papel brillante, siendo el punto intermedio entre los dos.

la-señorita-juliaEs por ello por lo que los diálogos son muy intensos, contienen una gran carga de debate filosófico y social que no debería ser ignorado y que resulta brillante para el público interesado en estos temas. Todos ellos son realizados con gran intensidad creando tensión entre el espectador. Pero para algunas personas puede llegar a resultar pesado, sobre todo porque son dos horas de película para una pieza cuyas escenas se desarrollan sólo en la casa y que apenas tiene acción más allá de los diálogos y de lo que ocurre en la vivienda entre los dos protagonistas. 

No hay que dejar de mencionar la banda sonora, que es excelente: su música clásica acompaña cada uno de los hechos que se van sucediendo con gran dramatismo, además de ser relajante y agradable al oído. Es una película nada convencional para los curiosos e intelectuales.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=dbydT42lBRs[/youtube]

Imágenes y tráiler: Golem

Dejar respuesta