Cristiano se lleva el derbi

0
85

El Real Madrid aplastó en el Vicente Calderón a un Atlético de Madrid que opuso resistencia durante buena parte del partido. Cristiano Ronaldo metió tres goles y atormentó constantemente a la defensa rojiblanca, que se desinfló tras el gol de Falcao. Callejón hizo el definitivo 1-4 que deja a los de Mourinho a cuatro puntos del Barça, vencedor por goleada en su duelo ante el Getafe (4-0).

Cristiano avanza con el balón.

El derbi madrileño empezó frenético, con un sucesivo intercambio de golpes entre ambos conjuntos. Diego puso en apuros la medular blanca con un brillante reparto de juego, asistiendo a Falcao para que el ariete comprobara los reflejos de Casillas. Cristiano también lo intentaba de lejos, pero el primer gol del luso llegó tras un libre directo: el disparo, con menos pólvora de la habitual, dibujo una parábola que aterrizó en la portería de un congelado Courtois. Sin embargo, el Atleti no bajó los brazos. Diego y Arda siguieron a la caza de huecos por los que filtrar balones, y Falcao volvió a tener el empate en sus botas tras una falta al corazón del área.

El equipo colchonero cargó sus pilas tras el paso por vestuarios y consiguió igualar a los diez minutos con un nuevo zarpazo de ‘El Tigre’ Falcao, que atrapó un centro de Adrián después de una gran jugada del delantero español. Con el partido en tablas, el Madrid se lanzó a la yugular de su adversario. Lo intentó de todas las formas posibles, pero fue Cristiano el que volvió a dilatar la herida rojiblanca con un demoledor derechazo que atravesó los dominios de Courtois.

Después del segundo del Madrid, los locales sólo asustaron en una ocasión con una buena jugada de Koke y Adrián que no llegó a buen puerto. Fue entonces cuando Godín empujó innecesariamente a Higuaín en el área y Cristiano consiguió su ‘hat trick’ desde el punto de penalti. Para cerrar la goleada, Callejón, que había sustituido a Di María, enganchó un certero disparo que se coló entre las piernas de Courtois después de una asistencia de Cristiano, que aún pudo  aumentar su cuenta en un mano a mano con el portero belga.

El Barça, por su parte, consiguió los tres puntos ante el Getafe y se mantiene en la lucha por el campeonato liguero. Alexis abrió la lata con un disparo desde fuera del área, mientras que Messi e Iniesta diseñaron el camino del segundo tanto, culminado por el argentino.

En el segundo acto continuó el monólogo del Barça, con un Alexis muy inspirado que aumentó su cuenta goleadora en el minuto 72. El chileno se elevó en el aire para rematar un magnífico centro de Cuenca. El recital culé terminó con protagonismo de Pedro, que subió el 4-0 con un nuevo testarazo que se coló por la escuadra de Moyá.

En Mestalla, el Valencia doblegó al Rayo Vallecano en un encuentro que tuvo vida en la segunda parte. Jonas adelantó a los ché al filo del descanso y Jordi Alba hizo el segundo en el 70; aunque Diego Costa dio aire a los de Sandoval, un penalti inexistente transformado por Jonas desactivó los nervios en la grada valenciana. Pablo Hernández consiguió el definitivo 4-1 para un Valencia que recuperó a Canales, quien saltó al césped en la segunda parte y asistió en el cuarto gol.

El Athletic pudo sacar un punto ‘in extremis’ en el Nuevo Los Cármenes ante un duro Granada que se adelantó en el minuto dos de la primera mitad por medio de Jaime Romero, que aprovechó un rechace de la defensa leona para inaugurar el marcador. Llorente falló un penalti en los últimos compases del primer tiempo, mientras que la alegría local se perpetuó con el 2-0 gracias a una contra culminada por Geijo. No obstante, y a diez minutos del final, ‘el Rey León’ sacó sus dotes de liderazgo y guió a la manada hacia el empate: primero con un cabezazo que recortaba las distancias, y luego con una magnífica jugada que terminaría aprovechando Susaeta.

Íker Muniaín en un lance con los jugadores del Granada

En el feudo del Villarreal, Lotina superó su derrota ante el Betis con un gran partido ante el Málaga. El conjunto de Pellegrini comenzó ganando gracias a un tanto de Cazorla, que volvía a casa tras su fichaje por el club malacitano, pero Kameni arrolló a Hernán Pérez a diez minutos del final y propició el gol de Senna desde el punto fatídico. Pocos minutos después, el propio Pérez desató la locura al empalmar desde fuera del área un despeje de Rubén a la salida de un córner.

En El Molinón, Javier Clemente vivió una de sus peores noches como técnico del Sporting a pesar de la victoria ante el Levante. Valdo comenzó marcando para los granotas y, aunque Trejo consiguió llevar las tablas al marcador, una genialidad de Koné puso el 1-2. A partir de entonces, la grada asturiana se cebó con el entrenador baracaldés por los cambios efectuados en las filas de su equipo. Las sustituciones, no obstante, dieron buenos resultados, pues Lora y Sangoy lograron los tantos de la remontada en el último cuarto de hora.

En su regreso al Sánchez Pizjuán, Manolo Jiménez vio como su anterior equipo se deshacía del Zaragoza en la primera mitad de juego. Fazio enganchó un córner de Luna para poner de cabeza el 1-0, mientras que Negredo acabó de apuntillar a los andaluces con un doblete.

En el Reyno de Navarra, Osasuna ganó al Espanyol con dos goles de Raúl García, que ya lleva nueve en Liga y perpetúa la sexta plaza del conjunto rojillo. A su vez, el Racing pinchó en casa ante un gran Mallorca que arrasó gracias a los tantos de Nsue, Chori Castro y Alfaro. Finalmente, Real Sociedad y Betis se repartieron el botín merced a los goles de Carlos Vela y Rubén Castro.

Imagen: Jan S0l0/www.athletic-club.net

Dejar respuesta