Cooperantes y profesionales se dieron cita en la IX edición de “Periodismo Solidario”

0
80

Durante los días 17, 18 y 19 de abril, la escuela Julián Basteiro acogió la XI edición de Periodismo solidario. La cooperación internacional al desarrollo en zonas de conflicto, unas jornadas donde cooperantes y otros profesionales del ámbito bélico analizaron un tema complicado y de delicada situación: los estados y los medios. 

Minutos previos a la jornada Periodismo solidario en la Escuela Julián Bateiro.

José María Sanz, rector de la Universidad Autónoma de Maddrid; Ángel Presa, director de la Escuela Julián Basteiro; y Miguel Boyán, periodista del diario EL PAÍS, fueron los encargados de inagurar unas jorndas donde cooperantes y profesionales en zonas de conflicto debatieron sobre el papel de unos y otros en la consecución de la verdad y la información ciudadana.

Durante tres días consecutivos, la mesa de debate se encargó de poner en marcha diversos temas, todos ellos relacionados con las zonas de conflicto y los papeles que desarrollan los estados, los medios de comunicación y las organizaciones no gubernamentales con respecto a la seguridad, la cooperación y la ética internacional.

Los ponentes encargados de dar forma a las conferencias permitieron, tras sus exposiciones, un diálogo abierto y sin censura entre los asistentes, logrando un ambiente de rica discusión. El clima de debate favoreció por la aparición de críticas al capitalismo y por el planteamiento de posibles soluciones a la situación que se vive en la actualidad.

Cabe destacar la presencia de Carlos Taibo, profesor titular de Ciencias Políticas y de la Administración de la UAM, que en su ponencia Desmontando mitos: conflictos, cooperación y desarrollo realizó una crítica descripción del sistema capitalista, al que catalogó de corrosivo.

El escritor, conocido por sus artículos en Diagonal, habló sin tapujos sobre la necesidad de reinstaurar los mecanismos que frenaban el avance capitalista. En su opinión, las previsiones de futuro han sufrido un duro retroceso, al igual que las políticas e instituciones que mitigaron los problemas del Estado del Bienestar.

Para Taibo, la solución es evidente: “Realizar una autogestión, creando así espacios de autonomía que se complementen con la unión individualizada de cada región”. De esta manera, se compartirían voluntades que podrían alejarse de un entorno desmedido de consumo. Según el docente, las zonas de conflicto son las áreas que sufren de forma más incisiva las decisiones de los estados capitalistas.

Fotografía: Cristina Montero

Dejar respuesta