Conversaciones con Moderna de Pueblo

0
568

Moderna de PuebloMe acerco al estand de Moderna de Pueblo y allí me encuentro con Raquel Córcoles y Carlos Carrero, como siempre atendiendo a una larga cola de fans con una sonrisa. Autores de Los capullos no regalan flores y Cooltureta, esta pareja ha logrado convertir la marca “Moderna de Pueblo” en todo un fenómeno de las redes sociales. Nada más comenzar, la entrevista se convierte en una distendida charla sobre cómics y sociedad. Nada más conocerlos, uno se queda con la sensación de que podrían hablar durante horas a pesar de lo ocupados que están.

Tenéis el mérito de lograr que muchas personas hayan comenzado a leer cómics por primera vez, en especial chicas.

Carlos: Creo que se debe a que nuestros cómics tratan sobre la vida normal y muchas personas se ven reflejadas en nuestros personajes. A través de la publicación de viñetas en las redes sociales se ha dado mucha difusión a este tipo de cómic social, con autores como Agustina Guerrero, Juanjo Sáez..

Raquel:Paco Roca, Miguel Gallardo con su María y yo… Son autores a los que los medios de comunicación han tratado muy bien y han dado difusión, y eso ha servido para que gente que veía los cómics como algo infantil se hayan lanzado a leerlos.

 ¿Creéis que el éxito de vuestra obra se debe mayormente a que os “reís” de alguna manera de vuestros lectores?

C: Yo no diría eso, creo que hacemos autoparodia y nos reímos de nosotros mismos. Nuestro humor funciona más por identificación que por otra cosa: nuestros lectores se ríen por sentirse identificados con alguno de los personajes.

R: Exacto, y a los lectores también les gusta porque saben reírse de sí mismos

C: No es un cómic autobiográfico

Cambiando de tema, ¿hay sexismo en el mundo del cómic?

R: A veces las ganas de que no haya sexismo hace que las autoras nos sintamos incómodas porque siempre nos llaman para hablar de “la mujer y el cómic” y no del cómic, situándonos aparte de alguna manera. Me intereso mucho en lo que hacen otras autoras, como por ejemplo Laura Santolalla o Anabel Rivero, y debo admitir que sigue habiendo situaciones incómodas para nosotras, pero no se puede generalizar. No nos podemos quejar porque cada vez se publica a más mujeres y las editoriales nos han tratado muy bien.

C: No percibo el sexismo igual que Raquel porque no me afecta a mí, pero sí que veo que ahora mismo están apareciendo muchas autoras nuevas, si bien es cierto que los cómics siguen siendo algo de ámbito mayoritariamente masculino. Lo que ocurre hoy en día es que la mínima cosa que se dice sobre las mujeres o los hombres puede ser objeto de controversia y tomarse de forma literal sin entender que es humor. Las redes sociales son muy sensibles y a la primera de cambio tildan nuestras viñetas de sexistas cuando no lo son.

Quizá el problema es que hay demasiada corrección política en la sociedad

C: Curiosamente, los autores que no hacen ningún caso de la corrección política reciben menos quejas porque son tan irreverentes y se alejan tanto de la realidad que lo que escriben no se toma de forma literal. En cambio a nosotros se nos mira con lupa.

R: Tenemos ganas de “tratar temas políticos pero sabemos que lo tenemos que hacer de forma que nadie se ofenda, hay que tener mucho cuidado con lo que se escribe para que no se malinterprete y eso implica demasiada presión para nosotros.

C: En ese sentido, Internet te da una libertad y te quita otra: podemos publicar viñetas que no aceptan las revistas por contener palabras ”malsonantes” pero siempre está el miedo a la respuesta de la gente.

Ya sé que no depende de vosotros, pero ¿qué os parecería ver vuestros cómics en inglés?

R: Nos encantaría. En Francia, Brasil e Italia, por ejemplo, se han comprado los derechos de Los capullos no regalan flores. A nosotros nos gustaría traducir las viñetas a inglés y colgarlo al blog, y hacemos nuestros cómics con la intención de que se entiendan en más sitios. Si bien es cierto que Soy de Pueblo tenía más referencias humorísticas locales…

C: …Sí, aunque El Cooltureta, por ejemplo, tiene referencias culturales que pueden llegar a todo el mundo. En cualquier caso, todo depende de que una editorial de habla inglesa compre los derechos de las obras.

 Ilustración: Moderna de Pueblo 

 

Dejar respuesta