Conversación con Joaquín Nieto, número 2 de IU por Madrid

0
213

Pensaba que al entrevistar al número dos de Izquierda Unida por Madrid, Joaquín Nieto, me encontraría con una discurso aburrido y de manual. Pero sus antecedentes sindicales no se corresponden con el tono de esta conversación, amena y sincera. Un hombre comprometido y con los pies en el suelo. Referencias a Europa y propuestas educativas y por la vivienda que serían de mucho provecho y que con toda seguridad serán tomadas en cuenta el 10-M.

Pregunta: Cuando algún militante de IU recibe la papeleta en su casa, lo último que se le pasa por la mente es vaya, gente nueva
Joaquín Nieto: Yo soy nuevo. Lo importante es ver a las tres personas que esperamos dar por Madrid al grupo parlamentario. Entonces efectivamente hay un cabeza de lista que repite, pero yo soy nuevo. Yo creo que represento una novedad importante. He venido de los movimientos sociales, del movimiento sindical y del movimiento ecologista. Parece que desde ese punto de vista Izquierda Unida hace esta vez una apuesta de renovación.

P: Es cierto que hay novedades en los primeros tres puestos. Pero ¿y en el conjunto de la lista?
J.N.: El conocimiento de las listas por parte de la mayoría de las gentes que, como tu dices, reciben en su casa la papeleta tampoco es tan grande. Entonces no saben si son nuevos o no. Si hay personas conocidas es para que, quienes las conozcan, vea en ellas una referencia. Pero en síntesis, creo que ha habido un esfuerzo de renovación, y que se nota.

P: ¿Cuales son las máximas aspiraciones de IU en Madrid?
J.N.: Nos parece que obtener tres diputados es una opción posible, y sobre ella estamos trabajando.

P: El mejor resultado que obtiene IU en una encuesta es el de la obtención de siete diputados.
J.N.: Ese resultado sería excelente. Hay que tener en cuenta que, a diferencia de los demás grupos, IU, con un millón y medio de votos tiene cinco diputados en vez de los veinte o veintidos que le corresponderían. Ese excelente resultado significaría un apoyo importante al trabajo de Izquierda Unida a lo largo de esta legislatura y un reconocimiento de su propuesta, que es social, ambiental y modernizadora.

P: Si ese resultado se combina con un número de escaños para el PSOE de unos 172 o 173, muy cercanos a la mayoría absoluta ¿cuál es la principal condición que le pondría IU al Partido Socialista para garantizarle un gobierno estable?
J.N.: En ese caso estaríamos en condiciones de negociar un buen acuerdo de investidura y, quién sabe, si un buen acuerdo de gobernabilidad, de gobierno. Todo dependería de que hubiera un compromiso de convergencia con Europa en gasto social a lo largo de la legislatura. Es decir, en educación, en sanidad, en servicios sociales para atender a las personas con dependencia y en protección ambiental, además de en otras demandas, como el cambio del modelo energético y apoyar las energías renovables, el modo de transporte y la ley de plazos, para garantizar que la interrupción voluntaria del embarazo se pueda hacer con toda dignidad en los servicios de salud. Creemos que podríamos tener un acuerdo interesante, que sería un acuerdo de avance para España sin ninguna duda.

P: ¿La ley electoral entraría en ese acuerdo?
J.N.: La ley electoral es un elemento que creo que va a cambiar a lo largo de la próxima legislatura. Hay una demanda mucho más amplia que lo que pueda ser la demanda de Izquierda Unida. Y en ese sentido creo que se dan las condiciones para que en la próxima legislatura cambie la ley electoral, y es algo en lo que habría que buscar un amplísimo consenso que creo que se puede lograr.

P: ¿La aplicación de la Ley de la Memoria Histórica también entraría en ese acuerdo?
J.N.: Por supuesto, pero eso lo damos por hecho. Las leyes están para aplicarse.

P: Antes hablaba usted de convergencia con Europa. ¿Cuál es la política que quiere llevar IU al parlamento con respecto a la nueva Unión Europea que se nos presenta a partir de 2009?
J.N.: Creemos que el minitratado tiene algún problema en relación a las propuestas anteriores, particularmente en lo que se refiere a la carta social. Nosotros vamos a trabajar en la Unión Europea junto con el resto de grupos con los que trabajamos habitualmente. Desde el grupo parlamentario hasta el grupo de la Izquierda Europea, por supuesto, y con los verdes también. Todo por ampliar el compromiso de derechos para toda la ciudadanía europea.

P: Hay dos cuestiones que preocupan especialmente a los universitarios. Además del propio futuro de la educación en España, la preocupación que tenemos por tener una vivienda digna: ¿cuales son las medidas que quiere aplicar IU para garantizar el derecho a una vivienda digna a todos los jóvenes?
J.N.: En educación proponemos, como para el resto de servicios sociales y gasto social, converger con la Unión Europea. Eso significa que el 6% de nuestro PIB debe ir hacia educación. Y el 1,5% debe estar destinado a la educación superior. Pensamos que es el gran reto que tiene España para cambiar su modelo productivo, para que este sea mucho más competitivo económicamente, con trabajadores más estables y cualificados y con empleos más seguros. Esto depende mucho de la educación profesional y de la educación superior. Ese esfuerzo debe estar combidano con el empuje que debe tener la Investigación, el Desarrollo y la Innovación, donde también proponemos converger con Europa llegando al 2% del PIB (ahora estamos en el 1,2%), lo cual implica una propuesta de que haya 50.000 nuevos investigadores. Proponemos acabar con el Estatuto del Becario, modificar su situación con contratos laborales de cuatro años en un sistema parecido al sistema MIR que existe para los médicos.

En cuanto a vivienda, nosotros pensamos que en España se ha hecho un disparate monumental porque tenemos 20.000.000 millones de viviendas, de las que 3.000.000 están vacías. El problema de la vivienda no se ha solucionado sino que se ha agravado a pesar de que en los últimos años se han construido más viviendas que en el Reino Unido, Alemania y Francia juntas. Este modelo ha sido catastrófico porque ha destrozado el territorio, particularmente la costa y la sierra aquí en Madrid, por ejemplo. La solución debe buscarse mediante dos líneas. Una es la vivienda social, la Vivienda de Protección Oficial. No se deben autorizar nuevos desarrollos sin altos porcentajes de vivienda protegida, en línea de lo que venimos haciendo desde Izquierda Unida en los lugares donde gobernamos. Los sitios donde mejor está la vivienda es donde gobierna IU. Por ejemplo, el País Vasco es un sitio muy valorado en esta materia según los informes de Naciones Unidas. Si nos venimos a Madrid, el 80% de la vivienda protegida en Madrid está en los municipios de izquierda, y, dentro de los municipios de izquierda, los de IU son los más avanzados. En Rivas, por ejemplo, el 65% de la vivienda es protegida.

La otra línea, importantísima, es el alquiler, y ahí lo que proponemos es facilitar el alquiler incentivando a los propietarios a que alquilen y penalizando economicamente a los que tengan una vivienda vacía. Creemos que esto sería una solución al problema de la vivienda en España. Un problema que se puede solucionar, no es imposible. Ya digo que tenemos 20.000.000 de viviendas para 44 o 45 millones de habitantes. Por lo que este asunto no tendría por que no tener solución.

P: Para terminar, un mensaje para los universitarios.
J.N.: Que vayan a votar con alegría el próximo día 9, pero con alegría para todos. Es decir, que no voten con miedo. Que si piensan votar a Izquierda Unida que no lo duden, que no tengan miedo, que la derecha no va a venir. Que aquí lo que se va a dilucidar es si los socialistas van a gobernar apoyándose en la derecha nacionalista – por ejemplo CiU que tiene un programa socialmente muy regresivo – o si van a gobernar apoyándose o en alianza con la izquierda, con Izquierda Unida. Que ese es el dilema.

Todos aquellos universitarios que están pensando en votar a Izquierda Unida que no lo duden, que no se dejen arrastrar por el voto del miedo.

Fuente de las imágenes:
Diario 20minutos.es
Diario Publico

Dejar respuesta