Continúan las protestas de los maestros mexicanos ante la reforma educativa

0
63

El presidente del gobierno mexicano, Enrique Peña Nieto, está intentado llegar a acuerdos con la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación del Estado de Guerrero (CETEG), para cerrar la reforma educativa del país. Los maestros disidentes de este estado del suroeste del país no han detenido sus protestas ya que consideran que dicha reforma vulnera sus derechos laborales. Además, han roto diálogos con el gobernador de este estado, Ángel Aguirre.

México. Foto cedida por google“Acordamos una etapa de reorganización del movimiento. Consiste en una nueva estrategia de lucha que nos lleve al escenario nacional”, afirma Román López, portavoz de la CETEG.  Los maestros organizaron protestas violentas en la capital, Chilpancingo, durante las últimas semanas. El punto más álgido de estas propuestas llegó a mediados del pasado mes de marzo cuando varios encapuchados gestaron una batalla campal en la que cercaron el Congreso. Además, incendiaron sedes de partidos políticos y bloquearon varias carreteras. Por esto, el país duda que Ángel Aguirre pueda presentar el segundo informe de resultados de su gestión a tiempo. El gobierno mexicano no ha detenido a ningún autor de los destrozos de las protestas. Tan solo han sido enviados al lugar agentes federales para garantizar el orden. Ante esto, la opinión pública considera que el Ejecutivo ha actuado con pasividad.

Román López considera que “el movimiento tiene cada vez más simpatía”. El portavoz no quiere justificar así el vandalismo pero sí que cree que “por más que las asambleas no hayan contemplado este tipo de reacción, la dirigencia en este caso no tiene la culpa de lo sucedido. Fue una reacción de compañeros al ser oprimidos y engañados”. Esto se podría traducir en el hecho de que el gobernador de este Estado inició un acercamiento pero finalmente sus propuestas no fueron las esperadas.

La reforma que pretenden implantar se centra en que los educadores accedan a los puestos mediante méritos profesionales y resultados. Además, se pretende crear un censo de escuelas y maestros, algo inexistente hoy en día en México. Desde el Gobierno creen que esta reforma aumentará la calidad de la enseñanza que, según algunos informes, estados como Guerrero y Oaxaca, sufren las mayores tasas de baja escolaridad. En definitiva, habrá que esperar para conocer si las protestas aumentan o si el Ejecutivo es capaz de llevar a cabo su reforma educativa. En cualquier caso, la situación en México debe mejorarse en este sentido.

Dejar respuesta