Conoce a… Stay: “Queremos que las canciones que hagamos nos gusten y, sobre todo, que sean atemporales”

0
589

La banda barcelonesa Stay daba un salto cuantitativo el pasado año con la edición de la mano de Subterfuge con su tercer disco, Passport to Freedom. Establecidos como una referencia del pop clásico y psicodélico en nuestro país, regresan a los escenarios de cerrar su gira antes de enfrentarse a la grabación de un nuevo álbum. Hablamos con Jordi Casals e Iván López, batería y bajista de la banda respectivamente, minutos antes de su actuación en la tercera edición del Low Cost Festival.

Pregunta: ¿A partir de qué edad recordáis tener el convencimiento de formar una banda como Stay?
Jordi: Yo, particularmente, desde muy pequeño he vivido siempre la música a través de mis hermanos, en mi casa, escuchando muchos discos gracias a ellos. A partir de ahí me fui vinculando en el tema hasta que me fui juntando con estos señores y formamos esta banda con la que estamos muy contentos.

P.: Volvéis ahora, después de un tiempo sin tocar, en plena temporada de festivales. ¿Afrontáis estos conciertos de otra forma a los de una sala?
J.: Los afrontamos todos con las mismas ganas, con la misma energía en el escenario. Sí que hay que decir que en un festival el escenario es abierto y en una sala pequeña tienes que controlar distintas cosas. Pero estamos muy contentos siempre, sea una sala o un festival no quiere decir que sean cosas diferentes. Será un gran momento para acabar los cartuchos de esta gira que estamos haciendo.

P.: Tras la buena acogida de vuestro tercer álbum, Passport to Freedom, ¿cuál es vuestro siguiente paso?
Iván: De momento acabar estos conciertos que tenemos por delante. De aquí a finales de año saldrán también algunos más. Y bueno, de hecho estamos trabajando en algunas cosillas nuevas que tenemos. Lógicamente está en mente un cuarto disco que esperemos que salga en 2012, no sabemos cuándo. La idea sería que saliera antes del verano pero no podemos poner fecha porque no depende sólo de nosotros. Pero bueno, hay temas nuevos, hay ideas nuevas y estamos trabajando en ellas con mucha ilusión porque tienen muy buena pinta. Va a ser algo diferente, en nuestra línea pero diferente a Passport to Freedom.

P.: Ya sea por vuestro estilo o por el uso del inglés quizá gozáis de mayores posibilidades en cuanto a proyección internacional. ¿Cómo lo consideráis?, ¿hasta dónde pensáis que se puede llegar?
I.: Hasta donde nos dejen, ¿no?

J.: Sí, simplemente el cantar en inglés es porque toda la música que hemos ido escuchando siempre desde pequeños ha sido anglosajona. Es el sonido con el que nos gusta más expresarnos. Si nos encontráramos un día que con que al cambiar de lengua también estamos a gusto… No nos cerramos para nada, y menos en la música, que es algo con lo que no creo que te tengas que encasillar en hacerlo de una manera. No importan idiomas, ni colores ni nada.

I.: Pero vamos, no hay ningún plan de cambiar el idioma. De hecho sí que notamos que para alguna gente puede ser un problema por el hecho de que no entienden el inglés o que les gustaría más que fuera en castellano por el hecho de que vivimos en un país en el que se habla en castellano. Nosotros intentamos que no sea un hándicap, por ejemplo poniendo las letras en el folleto del disco para que la gente pueda leerlas e investigar. Es el idioma en el que nos sentimos cómodos y en principio no lo vamos a cambiar.

P.: Además de todas vuestras referencias internacionales, ¿tenéis a alguna banda española como referente, o como ejemplo a seguir?
I.: Hombre, muchos, pero básicamente los que más nos ha influenciado desde hace muchos años han sido The Sunday Drivers. Es un grupo que cantando en inglés y haciendo la música que les gusta han llegado a triunfar. Han llegado a hacer gira por toda España y parte de Europa y han conseguido el reconocimiento masivo en todas partes. Y haciendo un tipo de música parecida a la nuestra, que no es la misma pero se asemeja en muchas cosas. Para nosotros son un espejo. Lástima que ahora se han separado, lo han dejado y se han disgregado, pero siempre van a estar ahí. Luego hay otros grupos que ahora mismo están actuando todavía y nos gustan mucho. Elastic Band, por ejemplo, de Granada, que hacen también una música psicodélica, más contemporánea quizá. Y sobre todo, a mí personalmente me gustan mucho Niño y Pistola, un grupo de Galicia que canta en inglés y, bueno, que son la hostia. Muy beatles, y creedence también. Tenían que tener más reconocimiento del que tienen, los recomiendo a todo el mundo.

P.: Teloneasteis con bastante éxito a Beady Eye en nuestro país, y habéis actuado además en el mítico The Cavern de Liverpool. ¿Esperabais algo así hace cinco años?
I.: La verdad es que no. Hace cinco años ni escuchaba a Oasis, Liam Gallagher me caía fatal y Noel peor. Y desde que Liam nos eligió es Dios. Es guapo, le queda bien el pelo, es genial, es simpático,… de todo.

J.: Si, si, fue una experiencia para nosotros muy grande, la llevamos muy adentro y la recordaremos siempre. También el tocar en The Cavern, un santuario de la historia de la música pop. Yo personalmente creo que muchos de nosotros no hubiéramos pensado nunca el poder llegar a estos peldaños.

P.: En el grupo, ¿cómo repartís las tareas compositivas?
I.: Básicamente compone Jordi (Bel), el cantante. Tiene un don natural para componer. El tío coge la guitarra, se va al lavabo y le sale una canción. Yo puedo estar tres meses encerrado con una guitarra o con un bajo y no me sale una mierda. Luego Isra, que es el teclista y el payaso del grupo (risas), compone muy bien pero es un perro y no compone nada. Básicamente lo hace Jordi. Antes teníamos otro guitarrista, Enric Chalaux, que era un tío que también era un genio, componía muy fácil. Compone Jordi y luego entre todos en el local las trabajamos, añadimos nuestras cositas, nos peleamos con cómo tiene que sonar y cómo no y acaba saliendo el disco.

P.: ¿Vendríais a este Low Cost como público? Y si es así, ¿qué recomendaríais de su cartel?
I.: Lo hablábamos antes, el año pasado tenía un cartelazo. No sé si es el segundo o el tercero este año. Yo recuerdo que vinieron Placebo el año pasado y joder, este año hay un cartel bastante chulo. Ok Go, Mando Diao, Vetusta Morla,… ¡A ver si voy a decir uno que no esté!

J.: Es un festival que de verdad se tiene que recomendar por el sitio donde está y por las fechas en las que está ubicado. Pensamos que está bastante bien montado en infraestructura, en coordinaciones. Está muy bien, la verdad. Yo lo recomiendo.

I.: Podemos decir que está mejor que Beniccàsim ya casi, ¿no?

J.: Bueno, se puede decir que es un festival pequeño pero que no tiene nada que envidiar de los grandes.

P.: ¿Creéis en Internet como medio para vuestra promoción o preferís lo más tradicional, ya sea prensa o radio?
I.: Lo que salga.

J.: Sí, o sea, Internet es una herramienta, no se puede evitar y es acojonante, la verdad. Especialmente para gente que tiene grupos y para los que se dedican a lo audiovisual es un referente muy bueno. También somos muy puristas, nos gusta mucho el rollo de prensa y radio pero no creo que Internet haya dejado a esta gente de banda. Simplemente ha aumentado y amplificado más las posibilidades para todos.

P.: Según vuestra experiencia, ¿puede una banda como Stay vivir de la música?
I.: Estamos experimentándolo, depende. Si bajas mucho tu nivel de vida sí. Ya te digo, si nos vamos a vivir todos juntos a un piso lo más tirado posible podemos vivir, pero de momento no es el plan. Posiblemente acabaríamos separados, a hostias. Ahora mismo es un sueldo complementario lo que nos puede dar esto. Vivir de la música es una cosa que tampoco lo tenemos como objetivo. Nosotros queremos seguir disfrutando de la música que hacemos, no tener que cambiar, hacer lo que más nos gusta y si algún día tenemos la suerte de que podemos dejar otros trabajos, genial. Él estará encantado de dejar su trabajo, yo el mío y todos los suyos. Y dedicarnos a esto

J.: Encantado no, encantadísimo.

I.: Bueno, hay uno del grupo que sí que vive de ello, que es Isra. Tiene trabajos esporádicos pero el tío a lo largo del año se mantiene con lo que de Stay. Es el ejemplo de que se puede.

P.: Ya para terminar, y permitiéndonos soñar pensando en un futuro, ¿qué os gustaría dejar como legado?, ¿hasta dónde os gustaría llegar?
I.: Las canciones, la música, porque de hecho es lo que hablamos, como no sabemos si vamos a estar muchos más años como mínimo que las canciones que hagamos nos gusten y sobre todo que sean atemporales, que las puedan escuchar de aquí a diez o quince años y la gente diga “hostia, hace tiempo había un grupo que hacía música de puta madre, vamos a escucharlo de nuevo”, como podemos nosotros coger ahora un disco de Kula Shaker, o si miramos más atrás de Crosby, Stills & Nash. Lo que sí que vemos es que hay dos vías para hacerse un nombre en el mundo de la música. La vía rápida, que es hacer la música que se lleva rollo guitarras rápidas a lo The Strokes, Franz Ferdinand,… Y la vía lenta, que es la que hemos escogido nosotros. La música que te sale, independientemente de lo que pida el mercado. Y seguir con mucha paciencia, mucho tesón y cabezonería, para al final más o menos entrar donde estamos entrando. Sobre todo, que con el paso del tiempo las canciones te sigan gustando, que puedas seguir escuchándolas y no te den vergüenza.

+ Info Stay:
MySpace.
Facebook.
Twitter.

+ Info gira Stay:
11 de noviembre – Sala Ramdall – Madrid

Stay + Jero Romero – “Losing You”
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Vgs0OGqeIqo[/youtube]

Fotografías: Paloma de la Fuente.

Dejar respuesta