Conoce a… Sidonie: “El amor es como un incendio que te quema por dentro”

1
537

Sidonie nunca había cantado al amor con tanta contundencia como lo ha hecho en su último trabajo discográfico, El Incendio, grabado en Barcelona y masterizado en los estudios Abbey Road de Londres por Adam Nunn. Un álbum que el grupo catalán publicó el pasado 18 de agosto de 2009, y en el que muestran un sonido renovado, más exquisito y luminoso que en anteriores discos, aderezado por letras brillantes que están coloreadas del romanticismo más incendiario.

La banda lleva casi un año propagando El Incendio por festivales y salas nacionales con un directo demoledor, sobresaliente en su conexión perfecta con un público entregado que abarrota sus conciertos en cada una de las fechas programadas, y lo hace con un sonido compenetrado, el más alegre, rítmico y bailable que Marc Ros, Axel Pi y Jesús Senra han ofrecido nunca en su carrera musical.

Melodías que en vivo y en directo se convierten en auténticos trallazos enérgicos, plasmados en canciones puramente pop de tres minutos que condensan mensajes de amor muy directos. No hay duda alguna, han conseguido realizar su mejor trabajo discográfico hasta el momento. Es el momento de Sidonie, es el momento del amor.

Pregunta: ¿Por qué titular El Incendio a un disco dedicado por completo al amor?
Respuesta: Porque nos funcionaba muy bien como metáfora, porque el amor es como un incendio que te quema por dentro, y así decidimos llamarlo.

P.: La portada del disco es todo un acierto para el conjunto del trabajo…
R.: Lo que nos pasó con este disco, al igual que en otros aspectos, es que todo ha sido muy rápido, muy mágico y muy espontáneo. En la primera reunión que tuvimos con el equipo de diseñadores nos dijeron: “Chicos, tenemos esta idea. Tenemos un beso a punto de darse que refleja exactamente un incendio de amor”. Por primera vez una portada nuestra refleja con exactitud el espíritu del trabajo discográfico.

P.: La grabación de El Incendio se realizó en directo, sin artificios, ¿se acerca el resultado final al sonido que atesoráis en vuestros conciertos?
R.: Sí, era un poco el objetivo. En la gira de Costa Azul (2007), y después de un año y medio de conciertos, nuestro sonido era muy compacto y muy fuerte, estaba muy unido todo. Y por eso queríamos pasar al estudio ese sonido directo que teníamos en la gira. En El Incendio nos metimos todos juntos en el estudio, hacíamos dos o tres tomas, nos quedábamos con la mejor, con aquella que captara la energía que buscábamos y luego cantábamos y arreglábamos. Era lo que buscábamos, de ahí que suene tan vivo el disco.

P.: Sin embargo estuvisteis más o menos un mes y medio de grabación…
R.: Estuvimos un mes decidiendo el título del disco y medio grabando (risas). Creemos que tiene mucho que ver con nuestra necesidad de darle vueltas a las cosas y experimentar. Hasta que hicimos la primera toma para grabar realizamos múltiples ensayos para captar el sonido que queríamos. Y luego se trataba de darle vueltas a las estructuras en una especie de ensayo que posteriormente se convertía en una toma para después ser reproducida. Luego estaban los recordings de voces, con todas esas armonías que requerían de mucho trabajo, porque en este sentido es un trabajo muy elaborado que se ha realizado con posterioridad.

P.: La masterización se realizó en los estudios Abbye Road, todo un lujo para vosotros.
R.: Fue muy bonito porque estar allí los tres juntos terminando el disco era algo increíble. Fue fantástico estar en Abbye Road, donde se han grabado discos tan impresionantes, con artistas y productores tan grandes, fue algo precioso. En definitiva, fue una experiencia muy especial, y profesionalmente fue una experiencia irrepetible. Además, el último día estuvimos en el tejado de los Abbye Road para despedirnos, donde han tenido lugar anécdotas memorables como las de Lennon, McCartney y Harrison, y nos despedimos firmando en la tela asfáltica de la azotea poniendo nuestra marca al lado de la firma de Gaz, del grupo Supergrass, que había hecho lo propio en 1999. Fue muy bonito.

P.: Ritmos muy trepidantes, estribillos muy pegadizos, ecos psicodélicos de los mejores Beatles,…, ¿cuáles han sido las influencias que se han colado en este álbum?
R.: Quizá es el disco en el que menos hemos tenido una referencia musical ajena. En este álbum se refuerza la personalidad de Sidonie, lo hace más directo, más sencillo y más abierto a la canción pop que tenemos muy mimetizada después de tantos años buscando ese mismo sonido. En este sentido es el disco menos acomplejado.
La experiencia que nos da el estar juntos, escuchar músicas sin tener complejos con estilos como el country, el flamenco para algunas de las letras o las habaneras es algo que nos ha enriquecido, cosa que en el 2003 era inconcebible en nuestra base, cuando sólo escuchábamos grupos ingleses.

P.: En este disco vuelve a colaborar Miriam Ros, ¿se trata de una afinidad familiar o la ocasión lo merecía?
R.: Ambas cosas. Esa canción necesitaba de un estribillo muy luminoso, y sólo una voz como la de Miriam podía aportar esa luz, una voz que teníamos en la familia. Ella aceptó y fue todo un placer.

P.: ¿Cómo definirías vuestro último trabajo discográfico?
R.: Es un disco atrevidamente pop, pero con un gran peso de las guitarras rozando una fina línea entre el pop y el rock. Son canciones muy breves, con ello hemos vuelto la vista atrás hacia discos que nos gustaban mucho, que tenían canciones muy breves y con mensajes muy directos. Eso es lo que buscábamos claramente, un sonido marcadamente pop. Mezcla de todo, con un gran entusiasmo pop (risas).

P.: ¿No creéis que habéis virado un poco del sonido británico que os era característico hasta ahora hacia sonidos más americanos?
R.: No, confunde que en el disco haya una canción como “Nueva York”, pero en realidad podemos hablar de habaneras o de flamenco con un sonido marcadamente español. Aunque sigue pesando nuestro background musical, con un sonido marcadamente británico, sobre cualquier influencia nueva que tengamos. No es el primero que nos dice que parece un disco más americano por su metal steel en momentos clave, como ocurre en “Nueva York” o en “Viva el loco que inventó el amor”, que parece grabado en Buenos Aires.

P.: El sonido del hammond está omnipresente en la mayor parte de vuestra música, ¿sentís predilección por este instrumento?, ¿se ha convertido en vuestra seña de identidad?
R.: Es un poco lo que comentábamos con anterioridad, captar el sonido del directo y pasarlo al estudio, y el hammond está muy presente en nuestros conciertos en todo momento. A parte de eso es un instrumento que nos gusta muchísimo, y tuvimos la suerte de contar con un hammond original muy antiguo, del año 1934, una pieza histórica que sonaba de maravilla, y había que exprimirlo todo lo máximo que pudiéramos, porque merecía la pena. Pero nos hemos moderado en este disco, tampoco hemos abusado de su sonido, consiguiendo quizá un equilibrio.

P.: Parece que con este trabajo estáis llegando a un mayor número de personas, que ganáis un mayor público, ¿cuál es vuestra sensación?
R.: Es una sensación muy buena. Ya nos hemos dado cuenta en nuestros primeros conciertos de la gira, en los que había más gente respecto a la gira de Costa Azul. La verdad es que para nosotros recibir notificaciones de la agencia de management de que las entradas están agotadas días antes de que llegues a una ciudad para dar un concierto, o presentarte en una ciudad y ver el cartel de entradas agotadas reconforta, alegra, motiva,…, y es que eso está ocurriendo en casi todas las ciudades por donde propagamos el incendio. No podemos decir nada más y estamos muy entusiasmados.

P.: Sin embargo, tuvisteis un pequeño bache cuando firmasteis con la discográfica Sony, también comenzasteis a cantar en castellano, lo que supuso un pequeño receso entre la crítica especializada, e incluso descendió algo vuestro número de seguidores.
R.: No, creemos que no. Somos muy afortunados en cuanto a los fans se refiere, muchísimo. Somos un grupo que ha ido aumentando en número de fans, y eso es siempre una buena noticia.

P.: Comenzasteis cantando en inglés en vuestros primeros trabajos discográficos, pero desde Fascinado (2005) os habéis pasado al castellano, ¿os sentís más cómodos ahora?
R.: Cuando cambiamos nuestras letras al castellano tratamos de mantener nuestro sonido y nuestra calidad. Ahora estamos muy cómodos con el castellano, pero también estábamos muy cómodos cuando cantábamos en inglés. En principio, cuando empezamos a cantar en castellano no nos sentíamos del todo cómodos, no lo habíamos usado nunca, sólo habíamos hecho alguna versión. Ahora, con El Incendio, los textos son muy claros y muy sinceros, hablan a corazón abierto, y son muy demoledores.

P.: Quizá son textos más claros, y se nota que os habéis encontrado muy a gusto.
R.: Es fácil identificarse con lo que dicen las letras de El Incendio. En esta ocasión hemos podido hablar del amor, porque se cita muchísimo, y de los Beatles (risas). Son temas universales.

P.: Incluso se nota una compenetración total entre vosotros, algo que demuestra la perfecta armonía del disco, que está muy contextualizado.
R.: De hecho, la grabación, la gestación de El Incendio, desde los ensayos hasta las pre-producciones, todo ha sido muy elaborado, llegando a un punto de compenetración bestial, muy alto, y se nota en el disco en todos los sentidos: música, textos, producción,…, todo. Todo está ahí y es que ha sido muy bonito para nosotros este disco, realizado en común.

P.: ¿Por qué Sidonie?
R.: Es una palabra que nos gusta mucho por su forma visual y sonora. Es la primera canción que grabó en su carrera discográfica Brigitte Bardot.

P.: ¿El hecho de fichar con una multinacional os ha restado libertad creativa o de movimientos?
R.: Nunca, nunca. Cuando Sidonie fichó por Sony llevábamos cuatro años tocando juntos, con una personalidad muy clara, y por esa personalidad y por ese sonido nos ficharon, en absoluto nos dijeron cualquier cosa al respecto. En este sentido hemos tenido una comunicación total con ellos, y no un control por su parte. Ellos sacan nuestro disco y lo venden, y nosotros hacemos lo que sabemos hacer.

P.: Muchos críticos musicales dicen que desde vuestro fichaje con la compañía Sony Music ha descendido la calidad, que ya no sois los mismos de aquellos primeros discos. ¿Qué opinión os merece estas afirmaciones?
R.: Este tipo de cosas dan qué pensar. Que alguien diga esto de nosotros no tiene ni pies ni cabeza. Pero esto también es normal, suele ocurrir, porque hay gente que le gusta más el Sidonie en inglés, otra gente que le gusta más los Sidonie de Costa Azul, y hay otras personas que le gusta más nuestro último disco. Es cuestión de gustos. De ahí a que esto se achaque a un motivo relacionado con el fichaje de Sony es algo absurdo. Para empezar, Shell Kids (2003) ya estaba grabado antes de fichar con Sony, y ahora llevamos cuatro discos con Sony y un disco con Bip-Bip, entonces es un comentario algo flojo.

P.: Pero con vosotros los críticos musicales se han cebado sobremanera…
R.: Tenemos la suerte o la desgracia de estar aquí, es como hacer sillas o hacer pan cada día. Hay gente que aunque quieras no va a tu negocio, y en cambio, la gente sigue viniendo a nuestro negocio. Lo que ocurre con un crítico es que tiene que llevar un rollo efectivo y efectista. Un tío puede decir: “me gusta más esto”, pero él necesita de ti. Puede decir: “me gusta el anterior porque…”, esos son líneas que son resultonas. Nosotros nos hemos sentido al margen porque ya desde el primer disco, cuando nos querían colgar la etiqueta de ‘indie’ dijimos que no. Hemos rechazado esto siempre, lo hemos esquivado siempre. No estamos en esa onda. Las etiquetas que las pongan los demás, pero no las aceptamos.

P.: El pasado 13 de noviembre actuaron en Londres, ¿cómo fue la experiencia?
R.: Bastante increíble, y aunque fue en una sala pequeña las entradas se agotaron. La gente española que están estudiando o trabajando allí, junto a amigos nuestros, estaba allí, fue un concierto muy chulo y genial. Nos gustaría hacer más bolos así.

P.: ¿Cómo se está desarrollando la gira desde que comenzasteis a rodar el pasado verano?
R.: Muy bien, de maravilla. Desde que salió el disco llevamos unos meses de gira y hasta el momento es una maravilla. Nos está pasando por primera vez que se están agotando las entradas en prácticamente todos los sitios donde tocamos. Y aún nos queda gira para rato, y las expectativas son muy buenas. Además, tenemos la suerte de estar juntos bastante tiempo junto con el guitarrista y el pianista que nos acompañan, y tenemos una comunicación a ciegas, y eso se ve. Creemos que cada vez sonamos mejor y eso se nota en el público.

Entrevista:
Óliver Yuste
Fotografías:
Carmen García Pintado
Antonio Moreno

Sidonie – El Incendio (Videoclip Oficial)
[myspace]http://vids.myspace.com/index.cfm?fuseaction=vids.individual&videoid=59929417[/myspace]

Sidonie – Por tí (Videoclip Oficial)
[myspace]http://vids.myspace.com/index.cfm?fuseaction=vids.individual&videoid=103391637[/myspace]

Más información Sidonie:
Página web oficial.
My Space.

Próximos conciertos:

  • 28 de mayo – Sala Concept – Logroño (La Rioja).
  • 29 de mayo – Teatro Filarmónica – Oviedo (Asturias).
  • 11 de junio – Nuevo Garaje de la Tia María – Murcia.
  • 12 de junio – Sala Penélope – Madrid.
  • 18 de junio – Salinas Pop Festival – San Pedro del Pinatar (Murcia).
  • 19 de junio – Vinaroz (Castellón).
  • 25 de junio – Praza da Constitución – A Estrada (Pontevedra).
  • 5 de julio – Marbella Sun Festival – Marbella (Málaga).
  • 18 de julio – Festa Major – Palafrugell (Girona).
  • 22 de julio – Festival Contempopranea – Alburquerque (Badajoz).
  • 24 de julio – Santander Festival – Santander (Cantabria).
  • 30 de julio – Festival In C´Mon – Palma de Mallorca (Illes balears).
  • 7 de agosto – Torrevieja Music Festival – Torrevieja (Alicante).
  • 14 de agosto – Festival Sonorama – Aranda del Duero (Burgos).
  • 8 de septiembre – Elda (Alicante).


Compartir
Artículo anterior¿Ibiza en Madrid?
Artículo siguienteSuite101 ¿El futuro del periodismo digital?

Óliver Yuste es licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Su experiencia profesional como periodista se ha desarrollado en diversas publicaciones periódicas como las revistas culturales Experpento o Paisajes Eléctricos Magazine, las revistas universitarias La Huella Digital, Punto de Encuentro Complutense y mÁs UNED, o la colaboración como escritor en la revista literaria chilena Cinosargo, además de mantener sus propios blogs, como la bitácora personal donde se ahogan los gritos de mi mitad. En estas publicaciones en soporte papel y digital se divulgan algunos de sus artículos periodísticos de opinión, críticas y entrevistas musicales, además de artículos literarios como relatos cortos, cuentos y poesías.

También está dedicado a la creación literaria como escritor de novelas y poesía, una faceta en la que cuenta con el libro de cuentos Azoteas, en proceso de edición, y la publicación del cuento “La Libertad de Ser Feliz” en el libro Cuentos Selectos III, publicado en 2002 por la Editorial Jamais. Además de ser galardonado en algunos certámenes literarios: Primer Premio de Poesía Ramiro de Maeztu 1997, Premio Accésit del IV Concurso de Redacción “El Teatro Clásico en Escena 1997” o Finalista en el Concurso de Relatos Cortos “Premios Jamais 1999”.

1 Comentario

Dejar respuesta