Conoce a… Refree: “Creo que nunca lo había pasado tan bien en directo”

0
361

Raül Fernández ha vuelto a los escenarios con su proyecto Refree y un nuevo disco bajo el brazo titulado Matilda. Con esta producción, el cantante catalán comienza una nueva etapa junto al sello Marxophone.

Durante su gira de presentación, Refree ha querido participar en la primera entrega de los conciertos Heineken Music Selector 2011. Podremos ver a Refree junto al asturiano Nacho Vegas en cinco ciudades: Madrid, Durango, Burgos, Santiago de Compostela y Pontevedra. Antes de que esto ocurra, Raül Fernández nos ha concedido unos minutos para charlar sobre las nuevas sensaciones que se desprende de este interesante material.

Pregunta: Vuelves con el proyecto Refree después de tres años, desde el disco Els invertebrats (2007) ¿En qué proyectos has estado involucrado todo este tiempo? Sabemos que hiciste algo con Josh Rouse, La Mala Rodríguez, etc. Cuéntanos un poco sobre ese Refree entre disco y disco.
Respuesta: Ha sido algo no planeado, porque yo creo que habría pasado el mismo tiempo aunque no hubiera tenido estos proyectos entre medias. Como has dicho he estado produciendo a varia gente, trabajando con La Mala Rodríguez y tocando con Josh Rouse una gira muy larga por Europa y EE.UU. Han sido unos años muy buenos y fructíferos.

P.: Matilda (2010) es tu nuevo disco, auto editado en Marxophone. ¿Cuándo se plantea uno cuál es el momento de meterse en el terreno de la auto producción?
R.: Cuando empieza a embriagarte la necesidad de tener el control de las cosas que haces. Cuando te preguntas si merece la pena todo el entramado discográfico.

P.: Te ha salido un disco bilingüe de diez canciones: cinco son en castellano y cinco en catalán. ¿Querías hacerlo a partes iguales para no perder una parte de tu esencia? ¿Cómo surge esta idea de unir las dos lenguas?
R.: Es algo natural. He dicho en muchas ocasiones que soy bilingüe de padre y madre, y no podría hacerlo de otra manera, sale así.

P.: Escuchando el disco se aprecia un cierto cambio de sonido, un poco más alejado del jazz y todo más orquestal. ¿En qué parámetros te has querido mover?
R.: Mis aventuras con el jazz, si es que lo que hice se puede llamar así, llegaron con Els invertebrats al punto donde quería llegar. Digamos que Els invertebrats fue un final de camino y me apetecía otra exploración sonora y compositiva.

P.: ¿Cómo ha sido la colaboración con Brad Jones? ¿En Nashville uno se siente más inspirado por toda esa referencia musical?
R: La verdad es que Nashville es una ciudad fantástica, pero la inspiración más que por la ciudad viene por tener ideas y la gente adecuada alrededor. Brad es un músico increíble, nos entendimos de maravilla y lo pasamos muy bien.

P.: Es muy interesante tu gusto por las portadas de tus anteriores discos, excepto Quitamiedos (2002), el resto se nutren de una estética muy pictórica, ¿cómo eliges estos detalles?
R.: Supongo que con Quitamiedos se me acabaron las ganas de salir en la portada y con ellas también de que fuera una foto. Creo que me gusta compartir mi música con artistas que puedan entender de una manera pictórica mis canciones. De momento así ha sido.

P.: Tu música, en general, está muy ligada con una tendencia muy pictórica. Cada una de tus canciones parece un cuadro sencillo pero muy elaborado, con pequeñas pinceladas impresionistas que van dibujando un paisaje, una realidad. Háblanos un poco de los “cuadros” que adornan Matilda, ¿fueron surgiendo con rapidez? ¿Cuál es con la que tienes una relación más especial?
R.: Gracias. Los trazos fueron apareciendo despacio, sin prisa, mientras trabajaba en otros proyectos. Las texturas y la forma más tarde, grabando en casa. Y el acabado, en Nashville. Todo fue muy armónico.

P.: El disco ha salido a la vez que vivías una etapa muy importante en tu vida, como es la de tener un hijo, ¿crees que hubiera salido igual el disco sin hacerlo durante ese tiempo?
R.: Supongo que no, pero es algo que nunca sabremos, ¿no?

P.: Hablas de gente corriente, hombres torpes, buenos tipos, personas a las que no les sirve las mismas cosas que al resto, ¿cómo te definirías tú? ¿Sueles utilizar muchas vivencias tuyas en tus canciones?
R.: Más de las que parece y menos de las que la gente cree. Depende. Pero siempre pones parte de ti, aunque en muy pocas ocasiones hablo de mí.

P.: Músico, productor, arreglista,…, ¿qué fue primero? ¿Cómo haces para ser un poco camaleónico y adentrarte en otros estilos diferentes al tuyo dónde debes ejercer esas labores?
R.: No hay primero. Bueno,…, lo primero es nacer y crecer, y después vas viendo que te gusta eso y aquello, y vas probando y encuentras tu sitio. Así ha sido.

P.: El disco salió a finales del 2010, ¿cómo está siendo la gira de presentación durante estos primeros meses del 2011?
R.: Bien, estoy muy, muy contento con la banda y con los conciertos que llevamos hasta el momento. Creo que nunca lo había pasado tan bien en directo.

P.: Con todo el panorama musical español, ¿crees que se puede vivir de la música independiente en nuestro país?
R.: Es difícil. O diversificas o buscas el botón adecuado.

P.: Para finalizar, en una entrevista comentabas que cantabas ahora muchas nanas improvisadas. ¿Te has planteado un disco de este estilo? o por el contrario, ¿nos puedes adelantar algún nuevo proyecto después de Matilda?
R.: Sí que me gustaría. Me gustaría hacer un disco gamberro para niños gamberros, pero de momento ni me lo planteo con el trabajo que tengo por delante: varias producciones, la música para una serie,…, y ¡un disco nuevo de Refree pronto!

Dejar respuesta