Conoce a… Primitivo Rojas: "Soy un vocacional de la voz"

12
3324

La voz del extremeño Primitivo Rojas suena cada día en radio, televisión, anuncia estaciones en el metro de Madrid… También se esconde tras los relatos de misterio de Íker Jiménez. Con más de cuarenta años de profesión, él mismo se define como un “vocacional de la comunicación”.
Sus cerca de 70.000 cuñas publicitarias avalan el éxito que granjea la voz de Primitivo Rojas. Hoy, tenemos la oportunidad de escucharle en infinidad de promociones publicitarias en cualquier emisora nacional. Además, con motivo del 70 aniversario de la emisión radiofónica por primera vez en directo de ‘La Guerra de los Mundos’, este extremeño nacido en Puebla de Sancho Pérez ha interpretado al personaje más importante de la obra dramática, Orson Welles, en el Teatro Mira de Pozuelo de Alarcón. Pero, fue sin duda su voz en off en el popular programa televisivo del Precio Justo lo que lanzó al estrellato definitivo. Casado hace 34 años, con tres hijos y “nieto y medio”, el segundo viene de camino. Ahora, “ya pasé la barrera de los sesenta”, momento en el que asegura no preocuparle demasiado la fama.

– ¿Cómo empezó todo?
– Hice las enseñanzas medias en Zafra y el Magisterio en Badajoz. Estudié Arte Dramático en Madrid. Paso a la radio y hago periodismo radiofónico. Probé los cuadros dramáticos tanto de la cadena SER como en RNE. Desde el 93 estoy en la SER. Llevo casi cuarenta años en el mundo radiofónico.

– ¿Qué es lo más curioso que ha grabado?
– Lo más curioso, desde el punto de vista de la repercusión, fue el Precio Justo entre 1987 y 1992. Nosotros, los famosos lunes a las nueve y cuarto de la noche, llegamos a tener diecisiete millones de espectadores. En radio he hecho de todo. Hoy estoy más dedicado a la creación publicitaria y a la realización. Doy servicio no sólo a la radio, también a las agencias de publicidad. Tengo trabajos en Extremadura. Me resulta muy simpático ir por la zona y escuchar una cuña anunciando vinos de Medina Hermoso o Jamones de Morato hecha por mí.

– ¿Es cierto que la voz de metro sur en Madrid es suya?
– Algunas estaciones las grabé yo. Nosotros a veces grabamos cosas y no sabemos dónde van. He sido un privilegiado. En mi haber, entre cuñas y promociones publicitarias, están rondando las 70.000 piezas y luego en audiovisuales se ha hecho absolutamente de todo. Tengo hecho el Quijote. Grabé más de cien cuentos infantiles en casete. Hace casi 30 años toqué el doblaje. He intervenido en algún dibujo animado…

– También subió a los escenarios…
– Empecé ahí. He hecho casi treinta comedias. He trabajado bajo la dirección de Pepe Tamayo, José Luis Alonso, Alberto González Vergel, Luis Balaguer, Ana Mariscal… Debido a que no podía alternar el mundo del teatro con otra cosa, tuve que dejarlo prácticamente, era imposible abarcarlo todo. No he perdido ni un minuto de mi vida, he ido haciendo todo: teatro, radio… Intervine en dos películas con José Luis Garci. Era un culo inquieto.

– ¿Cómo lleva la fama?
Para mí eso ya ha pasado. No es una falsa modestia, lo tengo bastante superado. Al ser ya un hombre que peina canas mis preocupaciones son otras: tener una salud media. La voz se suele mantener fresca para seguir haciendo ‘cositas’ que me diviertan. Soy un vocacional de la voz. Para mi esto no es un trabajo, es un disfrute, es un regalo divino el que yo haya caído por mi forma de hacer en un negocio como es el de la comunicación. Tengo muchísimos amigos y eso sí que es una compensación humana.

– ¿Qué le ha supuesto interpretar a Orson Welles en la Guerra de los Mundos?
Ha sido para mi un regalo, una preciosidad. Incorporaba al personaje con más peso de la obra en la que Raúl Losanes era el director artístico. Como anécdota, al término de la representación en directo desde el Teatro Mira de Pozuelo de Alarcón, empezaron a corear ‘Primi, primi, primi’. Soy un hombre conocedor del drama que es la dramaturgia en la radio, eché una mano a la gente, hubo un cierto corillo de agradecimiento. Lo pasamos muy bien.

– ¿Ha tenido muchas admiradoras por su voz?
– Yo no las conozco, pero haberlas haylas. Es cierto que la voz bien empleada, bien interpretada… es engatusadora, llega a la mujer y al hombre. Ser cómplice con el oyente. Somos unos magos, seguramente, con el trabajo de la voz.

– ¿Cuál es su secreto?
Trabajar todos los días, ser muy serio, muy disciplinado, ser un vocacional de la comunicación.

– ¿Cómo define su voz?
– Es una voz que está dentro de los armónicos graves, es una voz templada, trabajada. Dentro de las voces graves que se necesitan en publicidad y que suelen vender.

– La gente cuando le ve… ¿le dice que se lo imaginaba así?
– La magia de la radio es ponerle a una voz la cara que uno quiera. Ha habido de todo, pararme en un bar y decirme alguien: a usted le conozco yo. Y yo les digo muchas veces: no, usted no me conoce a mí de nada, lo que conoce es mi voz. Usted me está conociendo ahora. Unos me creían más joven, otros mayor… Es un mundo muy abierto a la imaginación.

– ¿Le costó deshacerse del acento extremeño?
– Muchísimo, no lo he perdido. En la radio no me permito olvidarme una ‘ese’, cuando estoy hablando en público me permito licencias. Además, a mucha honra no haberlo perdido, porque yo me siento extremeño. Salí de la tierra hace cuarenta y tantos años. Yo sólo he hecho mi periplo por los ‘madriles’ y por el mundo, pero sigo teniendo mi punto de cita y mi punto de identidad en mi pueblo, [al que se acerca cada tres semanas]. Donde yo me crié, junto a la ermita de Belén de Puebla de Sancho Pérez. Ahí está el epicentro de mi vida. El hombre que se olvida sus raíces no es nada.

Fuentes texto e imágen:
propias

12 Comentarios

  1. Si, conocí a Primitivo Rojas, hace más de 40 años en la Escuela de Magisterio de Badajoz, pero no sabia que era el mismo, lo he sabido hoy a través de este articulo.

    Me sentaba en clase muy cerca de el, era un tipo muy divertido, muchas veces conversamos, hoy me alegro que le haya ido todo tan bién.

    Un abrazo amigo Primitivo desde Badajoz.Yo me quedé aquí y tampoco me fué mal.

  2. […] Entre ponencias dedicadas a reflexionar sobre cuestiones tan vitales y preocupantes como la situación actual de los servicios sociales, la dependencia y la atención sociosanitaria, encontramos esta aparentemente insignificante charla, de escasa afluencia de público,  “La vejez y el arte”. Dos expertos, uno en estética y arte, el doctor en Filosofía Luis Peñalver; el otro, José Luis Jordana, presidente de la Confederación Española de Aulas de Tercera Edad y autor de Demayores.com. Ambos consideran que “el arte y la cultura son fuentes de salud y fuentes de bienestar” (la expresión es del moderador, el periodista de potente voz Primitivo Rojas). […]

  3. Paisano ilustre por su bonhomia, por su capacidad de trabajo y por el cultivo de la amistad sincera. Procuraremos estar con él en el homenaje de nuestro Círculo Bienvenida

  4. Fue mi profesor en un colegio privado en vallecas( colegio San Cosme) un colegio muy pequeño y guardo un gran recuerdo de el, por aquella epoca ya hacia obras de teatro y nos contaba cosas y nos quedabamos todos embobados escuchandole. Yo vivia justo un puerta mas abajo de esa pequeña escuela y mi hermano tambien estudio con el, Jose Serrano y Dolores Serrano Arroyo. Saludos, de dos alumnos tuyos.

  5. […] Entre ponencias dedicadas a reflexionar sobre cuestiones tan vitales y preocupantes como la situación actual de los servicios sociales, la dependencia y la atención sociosanitaria, encontramos esta aparentemente insignificante charla, de escasa afluencia de público,  “La vejez y el arte”. Dos expertos, uno en estética y arte, el doctor en Filosofía Luis Peñalver; el otro, José Luis Jordana, presidente de la Confederación Española de Aulas de Tercera Edad y autor de Demayores.com. Ambos consideran que “el arte y la cultura son fuentes de salud y fuentes de bienestar” (la expresión es del moderador, el periodista de potente voz Primitivo Rojas). […]

  6. Hola,también fue profesor mío también del colegio San Cosme y debe ser que me cogio en su peor época ya que abusaba bastante de la regla en la mano, era la época de finales de los 70, esa parece ser la otra CARA DE PRIMITIVO ROJAS.

Dejar respuesta