Conoce a… Mucho: “Nuestro objetivo primordial es tener un sonido propio, único, que sea intransferible”

1
339

Por lo visto, siempre hay un lado positivo. De la triste desaparición de una banda como The Sunday Drivers el pasado año surgirían hasta tres nuevos proyectos: por un lado, la carrera en solitario de su cantante Jero Romero; por otro, No Band for Lluvia, la banda compuesta por el guitarrista Lyndon Parish junto a la actriz  y cantante Lluvia Rojo; y por último, Mucho, la banda formada por los ex Sunday Drivers Fausto Pérez, Miguel de Lucas y Carlos Pinto que, liderada por Martí Perarnau, veía publicado en la primavera de este año su homónimo debut.

La Huella Digital ha tenido la oportunidad de hablar con el propio Martí Perarnau sobre estos primeros meses de vida de la banda, su disco, sus conciertos  y sobre sus próximos pasos antes de telonear a Sidonie el próximo 24 de noviembre en el Teatro Circo Price.

Pregunta: Con la presentación de vuestro primer álbum bastante avanzada, pasada incluso la temporada de festivales, ¿qué balance hacéis?, ¿estáis contentos con todo lo que ha pasado?
Respuesta: En realidad es un poco pronto porque este es el primer paso. Estos bolos que estamos haciendo ahora son el primer paso de la gira buena. Por el momento la valoración está siendo de la hostia, nos ponemos a tocar y está yendo muy bien. En muchas ciudades de repente te encuentras con que vienen 30 personas, pero en realidad tenemos que tomárnoslo como que somos un grupo nuevo y todo lo que hemos hecho como músicos en el pasado no sirve para nada. Sirve a lo mejor para saber tocar pero no para llegar al público directamente. Lo que estamos haciendo es como con todos los grupos con los que he empezado en mi vida, tocar a tope, comer barro del rock empezando desde cero.

P.: Llegaste a formar parte de The Sunday Drivers en su última etapa. Allí supongo que conociste a Fausto, a Miguel y a Carlos, el resto de los integrantes de Mucho. ¿Cómo surgió la idea de formar esta banda?
R.: Yo hice algunos bolos de la gira Tiny Telephone. Lo que pasa es que eran solo sustituciones del teclista, que era Charlie Bautista. Luego ya la última gira la hice yo, pero cuando entré tenían claro que era la última. Surgió de la naturalidad, no había ningún plan. Simplemente nos hicimos muy amigos. En las pruebas de sonido tocábamos juntos versiones y un día éstos me dijeron “oye, a mí me apetece seguir metido en la música, me apetece seguir tocando. No quiero que porque se acaben los The Sunday Drivers se me acabe todo”. Con todos los grupos que he montado ha sido igual. Hay un buen rollo y dices “¿y por qué no nos vamos al local y vemos qué pasa?”. Y si lo que pasa mola pues dices: “montamos un grupo”, y ya está.

P.: Habéis conseguido un sonido bastante particular, lo que resulta complicado. ¿Reconoces alguna influencia que os haya llevado a ello?
R.: Sí, sí, mogollón de influencias, lo que pasa es que nuestro objetivo primordial es tener un sonido propio, único y que sea intransferible. Todavía creo que estamos en el camino y que con el segundo disco será así. No sé, el objetivo musical es tener mucha personalidad y que sea único. ¿Influencias? Raconteurs, Black Keys, Mercromina, Standstill, Sidonie, Feist,… A mí me flipa la música y al final todo lo que escuchas lo metes en tus canciones, para bien o para mal. Lo único que queremos es que la música que hacemos nosotros sea única y para hacer eso, si es en tu idioma es más fácil.

P.: Ese es uno de los cambios más evidentes,  el idioma.
R.: Es que eso es fundamental. Si tú cantas en tu idioma hay como un cambio en el chip y tú mismo notas que es algo más único. Antes, cuando cantabas en inglés siempre estabas haciendo un poco de género. Al final estás intentando imitar a algún cantante que a ti te mola. Eso lo hablaba el otro día con Marc de Sidonie y es que es verdad. Cuando tú cantas en inglés intentas imitar a Robert Plant, quieres ser otro tío que no eres. Cuando cantas en tu idioma no te queda otra que ser tú mismo. No hay nadie que haya cantado esa canción antes. Yo en mi vida nunca he querido imitar a ningún cantante de ningún grupo español. Me gusta la música que hacen pero no quiero ser ellos. Cuando cantaba en inglés yo quería ser Damon Albarn, quería parecerme en el sonido a esa gente y ahora lo que quiero es ser yo mismo y que no me cuenten. Intentar tener personalidad.

P.: Vuestras letras no son complicadas en sí mismas pero si tienen quizá un sentido bastante enigmático, críptico. ¿Ha sido algo pretendido?
R.: Es que a mí también me aburren un poco las letras fáciles en la música, me parece que no hay nada más coñazo. A mí me gustan las letras de R.E.M., las letras que tengan algo de magia, algo de misterio. Nuestras canciones no son autobiográficas, simplemente hablan de situaciones de la vida en las que te encuentras. La gracia es que si tú escuchas una letra puedas imaginar el significado que tiene, puedas hacerte tu propia interpretación. Eso es lo que me gusta. Una letra de R.E.M. no sabes de qué va pero lo guay es que puedes hacerte tu interpretación personal y llevártelo a tu vida. Es la primera vez que hago letras en castellano, es un territorio nuevo pero me mola, la verdad. A mí no me gustan las cosas masticadas. El oyente creo que tiene que poner de su parte.

P.: Tú personalmente has colaborado con los propios The Sunday Drivers, con M-Clan o con Layabouts, y has liderado bandas como Underwater Tea Party. Una trayectoria muy inquieta. En estos momentos, ¿tienes en mente algún proyecto paralelo o estás centrado en Mucho?
R.: No, ahora estoy sólo con Mucho. Estuve tocando con mucha gente y también al principio tenía Underwater Tea Party o Layabouts, que eran mis grupos. Con los Layabouts no nos entendimos musicalmente. Son mis amigos pero ya no hay onda musical. Y con Underwater se terminó porque yo quería dar un paso adelante y tener un grupo con el que poder dedicarnos a la música al 100%. He estado tocando con otra gente y es muy guay porque de repente ves que tienes un sueldo por tocar con M-Clan y que hay mogollón de peña, pero yo lo que quiero es conseguir eso con mis canciones. Es un camino duro y arduo pero por lo menos es gratificante. Sientes que estás haciendo algo de verdad. Hay que concentrarse al 100% en tu grupo, y si tienes todas las energías puestas en eso y sólo haces canciones para él al final el resultado siempre es mejor. Lo de tener cuatro grupos es algo muy español. La gente que tiene dos grupos en Estados Unidos focaliza mucho sus energías. Dice “este año es para este grupo y el año siguiente es para el otro”, aquí en España no. Aquí es tener tres grupos y todos a la vez. ¿Cómo haces tus canciones? Para componer tus canciones o lo das todo o al final pues te salen canciones de mierda. La cuestión es eso, dedicarse al 100% a algo.

P.: Antes comentabas que el formar Mucho ha sido como tener que empezar de nuevo, pero ya teníais seguidores tanto en The Sunday Drivers como en Underwater Tea Party. Cuando empezasteis con esta nueva banda, ¿distéis por hecho que los ibais a perder?
R.: Sí, un poco dimos por hecho que los íbamos a perder. Bueno, en realidad seguidores en Underwater no sé si teníamos. Alguien habría, pero no nos conocía mucha gente. Y a los seguidores de los Sunday yo creo que no les gusta Mucho porque es bastante diferente. Al seguidor clásico de los Sunday de toda la vida lo que le mola es la voz de Jero y creo que va a conectar más con su disco en solitario que con nosotros. Yo creo que simplemente nosotros somos los que tocábamos en The Sunday Drivers, pero no queremos sonar como ellos. Yo creo que hay fans de los Sunday a los que les molamos, conocemos a algunos, pero también hay muchos que se han sentido decepcionados con Mucho porque dicen que no tiene nada que ver, que es como muy guitarrero,… Pues lo siento (risas), qué se le va a hacer. Estas cosas son así.

P.: ¿Tenéis pasos establecidos tras las próximos conciertos de la banda?
R.: Sí, la idea es seguir tocando para conseguir llegar a los festivales del verano, y mientras tanto hacer canciones nuevas y grabar. Me imagino que sobre abril o así entraremos a grabar el siguiente disco. Para dentro de un año tiene que estar, seguro. Si no es que yo me aburro también. A mí me molan los grupos que sacan canciones. Estar dos años sin sacar disco me parece ridículo.

P.: Es probable que vuestro álbum aparezca en las típicas listas de lo mejor del año, ¿qué otros discos no dejarías de incluir?
R.: Para mí este año ha sido acojonante. El nuevo de Wilco, el nuevo de Feist, el de My Morning Jacket, el de Bon Iver,… El de Feist me parece el disco del año, mi número uno, me parece maravilloso. Es flipante lo que ha hecho esa tronca. En cuanto a nacionales no estoy muy puesto en lo que ha salido este año,… Hay que valorar un disco. El nuevo de los Fountains of Wayne no va a ser el disco del año porque para mí hacen lo mismo de toda la vida y es un aburrimiento. A mí con la música me gusta que haya espontaneidad, que haya curro y que veas que un artista evoluciona. Si no, yo me aburro. Estos discos que te he dicho son precisamente eso, una evolución de la hostia en la carrera de todos esos grupos, una diferencia abismal y que encima mola.

+ Info Mucho:
Pagina web oficial.
Facebook.
Twitter.
MySpace.
Blog.

+ Info gira Mucho:
24 de noviembre – Teatro Circo Price – Madrid

Mucho – “Si quieres, no”
[vimeo]http://vimeo.com/18858738[/vimeo]

Fotografías: Paloma de la Fuente García.

1 Comentario

Dejar respuesta