Conoce a… Miss Caffeina: “Queremos hacer carrera musical y dejar huella”

1
1003

El 16 de noviembre Miss Caffeina ponía a la venta su primer trabajo discográfico, Imposibilidad del fenómeno. Una semana después su álbum debut se encuentra en la lista de los más vendidos en España, y ahora la banda lo presenta en directo por toda la geografía nacional.

Es la culminación de cinco años de mucho trabajo, cuatro EP’s autoeditados, constantes giras promocionales, colaboraciones con artistas como Zahara o Pereza, algunos cambios de formación y un sonido más cuidado. Alberto Jiménez, vocalista de Miss Caffeina, nos cuenta todo este largo proceso que les confirma como una de las bandas emergentes con más futuro en nuestro país.

Pregunta: Imposibilidad del fenómeno es la culminación de cinco años de mucho trabajo, ¿cómo se observa desde la perspectiva temporal todo lo que os ha pasado?
Respuesta: Desde el punto de partida en el que no teníamos nada, sin conocer absolutamente a nadie dentro de la música, a este momento han pasado tantas cosas, tantos conciertos, tantos momentos en los que tampoco sabíamos por dónde íbamos a tirar, que nos sentimos bastante orgullosos de ello. Ha sido un proceso largo y costoso en el que hemos puesto la misma ilusión desde el principio hasta ahora, por eso tenemos la sensación de que estamos empezando todavía aunque llevemos cuatro EP’s.

Hay una cosa muy curiosa que nos pasa, y que no sé si a otras bandas les ha pasado: en este tiempo hemos captado a la gente poco a poco, y cuando sacas tu primer disco la gente parece que saca el disco contigo, ellos son parte del proyecto y están orgullosos de que por fin haya salido el disco.

P.: El origen de todo fue Buenas Noches Rose, y una de sus canciones sirvió para adoptar vuestro nombre como banda. ¿Se puede ser más fan de una banda para dar lugar a otro grupo?
R.: Es una historia un poco romántica. Sergio y Álvaro eran fans de Buenas Noches Rose, se conocieron en un foro de la banda, primero por Internet y luego en un concierto en persona. Cuando decidieron montar el grupo pensaron que aquella historia era muy bonita y decidieron poner el nombre de una canción suya al grupo. Y lo redondo fue que Rubén tocó en nuestro anterior EP, Magnética, y Alfa ha tocado en este disco. Nos llamamos así por Buenas Noches Rose y esta banda ha colaborado con nosotros ahora, aunque tampoco es un homenaje estricto a ellos porque no nos parecemos en nada, pero sí que hay alguna influencia.

P.: Zahara ha colaborado en estos principios con constantes colaboraciones –coros, fotografías, apoyo promocional, directos,…,-; Rubén y Leiva de Pereza también han aportado su granito de arena, y Ricky Falkner en la producción. ¡Ya quisieran para sí algunos artistas contar con un apoyo humano como el vuestro!
R.: Zahara es amiga nuestra desde hace dos años, cuando la conocimos en un festival de Granada. Ella siempre está presente, siempre está en el estudio, en nuestra casa o nosotros vamos a verla a Barcelona. Además, ha grabado en casi todos nuestros EP’s y en el disco ha metido alguna voz. Por ella conocemos a Ricky Falkner, que ha producido también a Zahara. Con él hubo mucha conexión desde el principio, primero en el EP anterior y luego en la grabación del disco, donde ya éramos como una gran familia en aquella especie de bunker en el que convertimos el estudio de grabación durante un mes. A Rubén y a Leiva les conocimos en el backstage cuando taloneábamos a Tequila, son gente muy maja y cercana que escucha mucho tus opiniones. A partir de ahí llamamos a Rubén para invitarle a grabar con nosotros en Magnética, y él estaba encantado. Además, también estaba el por qué nos llamamos Miss Caffeina.

P.: Durante los últimos dos años habéis realizado giras con más de 70 conciertos sin un disco en la calle, llenando salas por toda la península. La pócima mágica, por favor, ¿o es que de pequeños os caísteis a la marmita de Panorámix como le ocurrió a Obélix?
R.: No, es curro, curro y más curro. Yo creo que también será algo de talento, pero más que nada ha sido el trabajo constante, estar muy visibles y grabar de vez en cuanto. Incluso, en un año hicimos dos EP’s, para que la gente tuviera nuevo material a lo largo del tiempo y no se olvidaran de nosotros, que estábamos ahí. Esto ha hecho que la gente se enterase que existíamos. Han sido unos años de mucho curro y de mucha ilusión, y tener muy claro a lo que nos queríamos dedicar y no flojear nunca.

P.: Desde Destrucción creativa hasta ahora vuestro sonido ha ido derivando del pop más sencillo hasta un pop rock más consistente y consolidado. ¿Uno va mutando en función de las circunstancias vitales o entra en una inercia llena de influencias musicales?
R.: Influye absolutamente todo. Nuestro sonido ha ido evolucionando poco a poco, con las influencias de la música que vamos escuchando. A base de tocar muchísimo aprendes y quizá tienes más curiosidad por aprender otras cosas. También aprendemos mucho de los grupos con los que tocamos, como por ejemplo el caso de Havalina. Con Manu –voz y guitarra de Havalina- no puedes dejar de aprender porque canta genial, toca la guitarra que te mueres y su último disco es increíble. De hecho estamos intentando grabar un tema con él, parece que está encantado con la idea y nosotros también.

Por otra parte, las temáticas de las canciones son mucho más maduras. No es que hayan pasado muchos años desde que nos formamos, pero sí ha pasado una etapa en la que pasas de tener diecinueve años a tener veintiséis, y cambia mucho tu vida. A Sergio le gusta decir que hemos pasado de una etapa ‘Disney’, en la que las canciones hablan del amor y de la vida, a una etapa mucho más adulta en la que te das cuenta que no todo era tan bonito, y casi todos nuestros temas ahora hablan de esto, de aceptar las cosas tal como son y de seguir adelante.

P.: ¿Hay que reconocer que Magnética supuso vuestra lanzadera espacial?
R.: Creo que con Magnética llegamos a un punto en el que habíamos alcanzado a la máxima gente posible por nuestros medios. Quizá la producción de Ricky Falkner hizo que gente que en un principio no nos había escuchado se decidiera a escucharnos. Creemos que ha habido gente más atenta a nosotros por trabajar con profesionales como Ricky o Jordi Mora –ingeniero de sonido de Bunbury-. Además, Magnética se planteó como si fuésemos a grabar un disco, pero también decidimos esperar un poco.

P.: Para vuestro primer disco rescatáis tres canciones de vuestro anterior EP Magnética: “Ley de gravitación universal”, “Mecánica espiral” y “Mi rutina preferida”, ¿se acabó la inspiración en el momento más inoportuno?, ¿a qué se debe la inclusión de estos tres temas?
R.: No, falta de inspiración no, tenemos temas nuevos incluso para un posible segundo disco. Hemos rescatado tres temas de Magnética porque eran muy acordes con Imposibilidad del fenómeno, que podría ser una especie de continuación del EP anterior. Nos daba mucha pena que esos tres temas, que nos parecían buenos y muy acordes con el sonido del disco, se quedaran sólo en Magnética, porque es un trabajo autoeditado que sólo se puede comprar por Internet y en nuestros conciertos no llega a todo el mundo como puede llegar el disco. No sabemos si es un acierto o un error, pero queríamos que fuera así.

P.: Tras grabar Imposibilidad del fenómeno, ¿el resultado final ha cumplido vuestras expectativas previas?
R.: En cuanto a sonido ha cumplido con nuestras expectativas de forma completa. Además, tenemos plena confianza en nuestro productor y hemos hecho el disco que exactamente queríamos. Con los EP’s anteriores, a excepción de Magnética, nos habíamos quedado con la cosa de que podía haber sido mejor, o no sonaban a lo que nosotros teníamos en directo. En Imposibilidad del fenómeno se refleja mucho más lo que somos en directo que en anteriores grabaciones. Creemos que la elección de canciones ha sido la adecuada, la elección del productor es muy acertada y el sonido del disco a nosotros nos encanta. Supongo que dentro de unos años diremos que esto suena mal, pero creo que será porque hemos avanzado.

P.: Ricky Falkner, productor entre otros de Egon Soda, Love of Lesbian, Sidonie, Standstill, Zahara,…, se ha encargado de la producción de Magnética y del álbum debut, ¿os tiene calados y os entiende a la perfección?, ¿quizá es más una amistad duradera?
R.: Ricky nos ha comentado que es la banda con la que ha trabajado que más claro lo ha tenido a la hora de entrar en el estudio de grabación, y que más trabajadas teníamos las canciones, porque nosotros lo habíamos maquetado todo, sabíamos cómo queríamos que sonasen. Él quizá se ha encargado más de guiarnos en algunos detalles.

El trabajo de Ricky es increíble, con cosas muy sutiles cambia toda la atmósfera de la canción, pero sin ninguna pretensión, por eso es uno de los productores que más talento tiene en este país. No cambia aquel riff de guitarra o aquel sonido que llevabas preconcebido al estudio, pero te da consejos que hacen que eso suene de una manera muy especial. Es muy respetuoso con todas tus ideas, él únicamente intenta pulirlas. En nuestro disco ha tocado todos los hammond, los teclados y todas las guitarras acústicas, pero sin pretensión alguna.

P.: ¿Qué os ha costado más trasladar de los ensayos previos a la grabación o la masterización del disco?
R.: Creo que hemos entrado en el estudio con las ideas muy claras de lo que queríamos hacer, y como Ricky lo único que hace es engrandecer la canción tampoco ha sido un trabajo muy difícil. Personal y vocalmente hay un par de temas que me resultan muy difíciles de cantar en directo, como por ejemplo “La Guerra”, con el que entré al estudio muy cagado porque creía que no iba a salir bien y en dos tomas salió. Supongo que cada uno tendría un momento complicado con su instrumento.

P.: En vuestro disco están presentes guitarreos y ritmos rockeros que contrastan con una voz sedosa y una lírica de texturas suaves, ¿es algo premeditado o surgió desde el principio de los tiempos?
R.: Es una característica de nuestra música porque mi voz puede sonar más pop, pero da ese equilibrio a las guitarras muy cañeras que tenemos. Quizá otro cantante, otra voz diferente, lo haría todo más oscuro, pero al tener una voz más… suave, hace que se produzca ese contraste. También nos gustan muchos grupos en los que ocurre este equilibrio, como a The Cardigans, que tienen una base muy rock and roll pero con una voz y unas melodías muy sutiles. Sé que hay gente que no le gusta demasiado esto, pero es una característica nuestra.

P.: Una vez que habéis cumplido el sueño de todo artista, ¿cómo se observa el futuro con tanto trabajo a vuestras espaldas y un álbum por delante?
R.: Nosotros tenemos la sensación de estar empezando todavía. Creo que esa es la intención, porque si no te acomodarías y no molaría nada. Sabemos el disco que hemos hecho ahora, pero no sabemos a lo que va a sonar el siguiente. Lo que sí sabemos es que lo vamos a afrontar con la misma ilusión de siempre. Además, el habar tardado tanto en sacar un álbum nos hace ser muy conscientes de todo el trabajo que supone.

El día antes de que saliera el disco era una sensación rara. Sí, va a salir el disco pero no te das cuenta de ello, aunque eso es lo que querías hacer toda la vida, es un sueño cumplido. Sinceramente es una sensación muy bonita, es como estar el día de Reyes todo el rato. Es algo muy fuerte, pero no puedes pensarlo todo el rato porque se te va la olla, porque hemos llegado hasta aquí, pero tenemos que alcanzar muchas otras cosas y no hay que acomodarse.

P.: Un extraño compra vuestro disco sin conoceros, ¿será todo un descubrimiento?
R.: Yo creo que en nuestro disco se va a encontrar mucha emoción. No podría decir objetivamente qué tipo de música se va a encontrar porque para eso ya están otros, aunque son temas muy cañeros con melodías muy accesibles. Nos gustan las bases muy potentes pero con una melodía que emocione.

P.: Ahora que habéis presentado vuestro primer disco, ¿estáis preparados para asumir todo tipo de críticas?
R.: Sí, porque gracias, o a pesar de ello, hemos estado muy expuestos en Internet todos estos años. Mucha gente nos ha comentado lo buenos que les parecíamos, pero también ha habido mucha gente que nos ha dado mucha caña. También con mucha falta de respeto, pero hay gente para todo que se aburre mucho. Yo nunca me pondría a hacer esto, porque si hay algo que no me gusta no lo escucho y punto. Por eso creo que estamos preparados, porque si no lo estuviéramos no nos dedicaríamos a esto, nos meteríamos en una oficina donde nadie nos viera y ya está.

P.: En vuestros conciertos para presentar el nuevo disco, ¿el set list será un mero trámite reflejo del disco o lo habéis seleccionado con mimo y cariño para ofrecer una perspectiva de vuestra música?
R.: Básicamente vamos a hacer una gira para presentar este disco y van a ir todas sus canciones. Hemos decidido eliminar canciones anteriores que no cuadraban con lo que estamos haciendo ahora. Si bien, hay algunas que las hemos recuperado dándoles un lavado de imagen, pero sobre todo son temas de Magnética, y alguna versión sorpresa. Además, es la primera vez que cogemos un set list que vamos a hacer igual en toda la gira porque está todo pensado con canciones unidas, y ahora también llevamos bases electrónicas en concierto que hace todo mucho más complicado. Por eso hemos pensado el directo como un todo y había canciones que no entraban en ese todo.

P.: Un despistado acude por primera vez a un concierto vuestro, ¿qué se va a encontrar?
R.: Pues se va a encontrar mucha caña, muchos momentos de intensidad y también mucha emoción contenida.

P.: Nacéis de los brazos del mundo indie y luego renegáis del mismo en “Principes del Rock ‘n Roll”, ¿defenestráis absurdas etiquetas y perjuráis de una militancia tan elitista como el indie?
R.: Es una gilipollez esto de la militancia o no en el mundo indie. El problema, si es que se trata de un problema, no está entre los músicos, porque si compartes escenario con un grupo que no tiene absolutamente nada que ver contigo casi nunca hay prejuicios, al contrario, hay muy buen rollo. El problema está fuera, es de aquellos que pone las etiquetas, porque casi siempre un músico respeta a otro.

El tema de las etiquetas no nos preocupa en exceso. “Principes del Rock ‘n Roll” habla de esto: estamos tan contentos de cómo nos llevamos los cinco, de la música que hacemos y de todo lo que hemos conseguido en todo este tiempo, que nos da igual si somos indies o no. Las etiquetas les toca a otros, nosotros sabemos de la música que hacemos. Antes podía molestarnos, pero ahora ya nos da igual y hay que acostumbrarse a todo.

P.: Miss Caffeina tiene componentes en Granada, Madrid y Barcelona, ¿se convierte en una difícil rutina de trabajo entre ciudades?
R.: Ahora estamos todos en Madrid a excepción de Sergio, que está en Barna y viene bastante para Madrid porque tiene un trabajo flexible que le permite desplazarse. Álvaro es de Granada, pero se vino a vivir aquí el año pasado. Esto hace todo mucho más cómodo porque antes era un poco caos, trabajábamos mucho por Internet y nos poníamos en contacto todos  los días por e-mail. Antes de empezar una gira o antes de las grabaciones nos dábamos unas sesiones muy grandes de trabajo y era matador.

P.: Y después de la Imposibilidad del fenómeno, ¿qué esperáis?, ¿asumís que ya nada será igual?
R.: Nuestra pretensión es tener una carrera larga, tanto si es poco a poco como si es con un bombazo, lo importante para nosotros es sacar un segundo o un tercer disco y mostrar a todo el mundo lo que hacemos, sin problemas de cuestionarnos hacia dónde va enfocado nuestro sonido. Queremos evolucionar musicalmente, hacer cosas nuevas en el futuro. Quizás nos da por hacer un disco de flamenco o de copla en el futuro, pero queremos hacer carrera musical y dejar huella.

Entrevista: Óliver Yuste.
Fotografías: Beatriz Alonso.
Arte y diseño fotográfico: Carmen García.

+ Info Miss Caffeina:
Página web oficial.
MySpace.
Facebook.
Twitter.

Miss Caffeina – “Capitán”
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=FiCO-0gyW0I[/youtube]

Compartir
Artículo anteriorLa nueva política blanca
Artículo siguienteThe war on democracy

Óliver Yuste es licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Su experiencia profesional como periodista se ha desarrollado en diversas publicaciones periódicas como las revistas culturales Experpento o Paisajes Eléctricos Magazine, las revistas universitarias La Huella Digital, Punto de Encuentro Complutense y mÁs UNED, o la colaboración como escritor en la revista literaria chilena Cinosargo, además de mantener sus propios blogs, como la bitácora personal donde se ahogan los gritos de mi mitad. En estas publicaciones en soporte papel y digital se divulgan algunos de sus artículos periodísticos de opinión, críticas y entrevistas musicales, además de artículos literarios como relatos cortos, cuentos y poesías.

También está dedicado a la creación literaria como escritor de novelas y poesía, una faceta en la que cuenta con el libro de cuentos Azoteas, en proceso de edición, y la publicación del cuento “La Libertad de Ser Feliz” en el libro Cuentos Selectos III, publicado en 2002 por la Editorial Jamais. Además de ser galardonado en algunos certámenes literarios: Primer Premio de Poesía Ramiro de Maeztu 1997, Premio Accésit del IV Concurso de Redacción “El Teatro Clásico en Escena 1997” o Finalista en el Concurso de Relatos Cortos “Premios Jamais 1999”.

1 Comentario

Dejar respuesta