Conoce a… Mäbu: “Queremos aportar algo más personal a lo que es el pop en español y la canción de autor”

0
922

El pasado 8 de marzo se ponía a la venta Buenos días, el álbum debut de Mäbu, un grupo emergente que bebe a partes iguales de fuentes tan clásicas como la canción de autor, el pop y el folk. Con doce canciones sencillas y especiales, la característica y espontánea voz de María Blanco nos canta al oído relaciones personales, amor y desamor.

Mäbu comenzó en Madrid la gira de presentación de su nuevo disco, que les llevará por varias ciudades del territorio nacional. La Huella Digital ha conversado con ellos para saber un poco más del grupo, de su nuevo disco, de su EP Hallo que sirvió como carta de presentación y de su trayectoria musical hasta el momento.

Pregunta: Mäbu disfruta de una dulce sonoridad en todos los sentidos, pero, ¿quién y qué es Mäbu?
Respuesta: Somos cinco personas (risas). Todo empezó a raíz de que yo comenzara a hacer canciones –aclara María Blanco-. Comenzamos a tocar Txarlie y yo juntos, pero al cabo de poco tiempo aparecieron Dani, Cesar y Ari. Mäbu es una nueva banda de pop moderno, que une las canciones que compone María con la sonoridad que esas canciones cogen. La composición de esas canciones corre por mi cuenta, pero luego el sonido y lo que envuelve a las canciones es un trabajo de todos. Partimos de canciones redondas, hechas, y nos metemos en el local de ensayo donde las transformamos. Conseguimos el sonido Mäbu estando los cinco juntos.

P.: ¿Qué significa Mäbu?
R.: Son las iniciales de mi nombre completo: María Blanco Uranga. Queríamos darle un nombre a la banda que estuviera directamente relacionado conmigo y que nos sonora bien.

P.: ¿De dónde viene y a dónde va Mäbu?
R.: Viene de las salas pequeñitas de cantautores y bares de Madrid donde empezamos a hacer conciertos en formato más de cantautor, cuando la banda todavía no estaba consolidada -apunta Txarlie Solano-. Comenzamos María y yo, y en seguida empezamos a hacer bolos con la banda. Ahí es donde hemos crecido estos tres últimos años. ¿Y dónde queremos ir…? -piensan entre risas cómplices-, a todos los lados en todos los sentidos. Nos gustaría seguir editando nuestros trabajos, seguir haciendo nuestras canciones, nuestra música,… Nos gustaría que Mäbu siguiera como está o mejor durante muchos años.

Creemos que la intención inicial, y por eso surgió la necesidad de montar una banda, era el intentar aportar algo más personal a lo que es el pop en español y la canción de autor, que son dos géneros muy cerrados en sí mismos. La intención era un poco unir esas dos vertientes tan definidas y tan claras que han avanzado tan poco a lo largo del tiempo, porque se sigue haciendo pop en general que suena como hace veinte años, y en la canción de autor ya ni hablamos, porque se ha quedado un poco estancado. La intención era poder salir de ahí, de una cantautora con su propia banda haciendo pop, e intentar abrir caminos y sonoridades que aportasen algo al panorama actual. La intención es esa, creemos que es el horizonte de donde venimos y hacia donde vamos.

P.: Después del pequeño adelanto musical que propusisteis con Hallo, ahora llega vuestro nuevo disco que se ha editado el pasado 8 de marzo, ¿cómo sorprenderá vuestro álbum debut al público que aún no os conoce?
R.: Esperamos que de la misma manera. Creemos que con ese primer adelanto nos fue bien, tuvimos una estupenda bienvenida y hemos conseguido crear atención para la salida del álbum completo. Creemos que puede gustarle a la gente y conseguir que tengan ganas de vernos en directo.

P.: En pocas palabras, ¿cómo definiríais vuestro álbum debut?
R.: Es mágico, tiene esos toques mágicos que cuando lo escuche la gente les va a llevar a otro lugar. Tiene muchos detalles mágicos que queríamos transmitir -apunta Dani Arias-.

P: ¿Buenos días dará continuidad a los primeros temas que descubrimos en vuestro EP?, ¿seguirán siendo canciones sencillas y personales, llenas de buen pop, rock y folk?
R.: El EP realmente está extraído del álbum, por lo tanto, sí que lleva la misma temática y la misma sencillez que tienen las canciones de Hallo. Este disco está hecho sin pretensiones de ningún tipo y hemos sido completamente libres a la hora de arreglar las canciones, sin preocuparnos mucho de si se aleja o no de lo que se vende o se escucha hoy en día. Creemos que seguir nuestra intuición, en este sentido, es muy importante.

P.: El disco lleva grabado más de un año, guardado en el cajón de la esperanza, ¿por qué habéis esperado tanto para lanzarlo?
R.: Porque quisimos ir poco a poco. Decidimos sacar un EP con el que darnos a conocer antes de sacar el álbum entero. Los discos no se venderán como se vendían antes y esto hay que tenerlo muy en cuenta. Quizá no veíamos el sentido a sacar un disco sin haber salido a tocar lo suficiente. De todas formas, se podría decir que lo hemos dado a conocer, antes de sacarlo a la venta, con todos los conciertos que hemos dado.

P.: En concreto, comenzaron la grabación de este debut tan sonado el 17 de agosto de 2009, ¿cómo fue la experiencia de grabación?
R.: Genial. Fue de lo más bonito y estamos deseando volver a grabar. Lo grabamos en los Estudios Tio Pete de Urduliz, Bilbao, y nos quedamos a dormir en la parte de arriba del estudio que tenían habilitada para los músicos que grababan allí. Yo veraneo a cinco minutos del estudio –confiesa María Blanco-, y recuerdo que volví por la mañana y estos se habían quedado toda la noche grabando, bebiendo con mojitos, y hay muchas cosas en el disco que son tomas de “y esto de dónde te ha salido”, muchas cosas en el disco que me gustan. Sabes cómo entras y qué ideas tienes para grabar pero nunca sabes cómo va a acabar la canción y eso me parece algo increíble. Muy poquitas canciones han quedado como las habíamos preparado.

Además, tuvimos la suerte de poder grabar con calma, de poder estar unos cuantos días encerrados en el estudio. Fueron quince días de mucho trabajo pero muy bonitos, un trabajo de equipo en el que destaca mucho la compenetración que tuvimos. También teníamos la playa al lado y eso nos dejó muy buenos recuerdos.

P.: ¿El resultado final fue el esperado?
R.: El resultado ha sido mejor de lo que esperábamos. Influyó mucho Hadrien Fregnac, que es el técnico que nos acompaña en nuestros directos y contribuyó mucho en el trabajo. Y también las mezclas con Daniel Richter en El Lado Izquierdo, que ayudó mucho con las voces y a ordenar todo lo que habíamos grabado, contribuyó mucho a que el resultado fuera un disco como Buenos días.

P.: Txarlie Solano se unió al proyecto desde el año 2008 y ha realizado el trabajo de producción del disco, ¿era la persona indicada para perfilar el sonido final de Mäbu?
R.: La producción no la he hecho yo, me he encargado de dirigir la producción –revela Txarlie-, la producción la hemos hecho todos, hemos participado todos en la producción, en los arreglos, ha sido un trabajo conjunto. La producción se ha hecho a gusto de María porque de alguna manera eran sus canciones, son sus composiciones en este caso, letras personales. Queríamos darle un sonido personal y por eso fue una producción propia. Si hay alguien de la banda que se encarga de la producción es mucho más fácil que tener que discutir con un productor externo que tiene su sonido metido en la cabeza y lo va a hacer sonar como él quiere, eso nos dio esa cierta libertad que en cierta manera recuerda a Wilco, con una producción que tiene esa forma de entender la libertad en la música.

P.: Si tuvierais que elegir en estos momentos, ¿qué canciones destacaríais de Buenos días?
R.: “Detrás o delante” y “Con mi voz”, que tienen un carácter muy festivo.

P.: Los videoclips de vuestros dos primeros singles, “Hallo” y “A solas”, están realizados por Keloide Laboratorio Audiovisual con la dirección de Álvaro León Rodríguez, con una estética muy particular y con un prisma que roza lo entrañable. ¿El resultado visual fue una idea conjunta, contiene un simbolismo que propusisteis vosotros o surgió del propio Álvaro?
R.: Todas las ideas, tanto de los videos como del arte del disco y las fotos de promoción, han salido del propio Álvaro. Queríamos contar con alguien que supiéramos desde un principio cuál era su trabajo, que cosas hacía y  luego dejarle hacer. La verdad es que estamos muy contentos de poder contar con él, porque aparte de ser un profesional, es un gran amigo. Fue una idea única de Álvaro que nos gustó mucho, unificando la imagen que buscábamos en nuestro EP y en Buenos días. Somos una banda muy dispar entre nosotros que se refleja en la música que hacemos porque cada uno aportamos nuestras cosas, y Álvaro lo que hizo es unificar esa disparidad y darle un poco de magia para sacar una imagen muy ‘Mäbu’.

En el caso del EP, el arte fue una idea que partió originalmente de Darío Vázquez, un fotógrafo que hace muchos trabajos para Warner. La muñeca de la portada es quizá hasta tétrica, pero también es lo que nosotros intentamos transmitir, bajo la dulce voz de la chica hay también un poco de desastre que a su vez tiene magia por esa manera de hacer. El diseño corrió a cargo de Valentín Iglesias, que hizo un trabajo muy chulo con una estética en línea con los discos antiguos.

P.: La presentación en directo del disco comenzó el pasado 17 de marzo en la sala Galileo Galilei de Madrid. ¿Cómo serán los nuevos conciertos de Mäbu para la puesta de largo?
R.: Podría decirse que nosotros llevamos presentando el disco antes de que saliera y quizá no vaya a haber mucha diferencia de los conciertos que hemos estado haciendo hasta ahora. Pero sí que estarán algo más pulidos, meteremos una versión nueva e incluso sacaremos a alguien que haya participado en la grabación del disco.

P.: Hoy por hoy no tenéis la posibilidad de realizar toda la gira con la banda al completo, y por ello realizaréis algunos conciertos en formato reducido, más acústico. ¿Aún no estáis preparados para dedicaros al mundo de la música de manera profesional?
R.: No, aún no tenemos el suficiente dinero (risas), básicamente porque sin apoyo externo nosotros podemos tocar al completo en las ciudades en las que ya hemos tocado y en las que hemos creado una base de fans, pero hay ciudades en las que nadie nos conoce aún, y por eso la razón de hacer algunos conciertos más acústicos y con la banda más reducida porque es mucho gasto. El caso es darse a conocer en esos sitios donde aún no tenemos esa base.

P.: Desde que lanzasteis Hallo hasta ahora, ¿cuáles han sido las experiencias que habéis ido acumulando como grupo -conciertos, seguidores, evolución musical,…-?
R.: A medida que vamos haciendo más y más conciertos vamos evolucionando musicalmente y eso es perfecto. No nos hemos estancado para nada y de hecho las mismas canciones siguen dando vueltas y más vueltas, llegan a nuestras manos nuevos instrumentos que investigar y nuevos sonidos que emplear, y resulta todo mucho más nuevo y eso nos encanta.

La gente que nos conoce y nos sigue cada vez es más y mucha que nos comenta que lo que hacemos es especial y con eso nos damos cuenta de que se nota todo el cariño que ponemos al proyecto.

P.: Este primer trabajo ha sido editado por Warner Music Spain, ¿el fichaje con esta compañía fue un hecho que se produjo antes o después de realizar la grabación del disco? ¿Cómo surgió la oportunidad de trabajar con una multinacional discográfica?
R.: Fue antes de realizar la grabación. Txarlie llamó a Warner porque había trabajado con algunos artistas de la compañía, aunque también Sony y otras discográficas se habían interesado por nosotros. Warner fue la mejor opción seria porque dentro de todas las compañías grandes es quizá la más independiente. De hecho el director de Warner España fue el fundador de Dro, un sello independiente donde los haya, y tuvimos la inmensa suerte de que nos dejaron hacer lo que nos apetecía.

P.: Vuestra primera ventana al mundo fue un EP, ¿cómo surgió la idea de sacar como adelanto Hallo y no el disco directamente?
R.: Como hemos dicho antes, fue una forma de presentar a Mäbu, de hacer un poco de ruido, de salir a tocar y de presentarse a la gente para meterse en su cabeza a través de la promoción, los videoclips, etc.

Fue una decisión que tomamos con la compañía porque lo habían estado haciendo con otros artistas como Alex Ferreira o Georgina, gente que empieza como nosotros para tantear el terreno, de tener una excusa para poder promocionarnos mientras se iba preparando el disco, aunque en nuestro caso el disco ya estaba grabado mucho antes. Sacar un disco sin tener alguna base, sin haber tocado durante diez años por todo el circuito de salas españolas y sacar un disco es como no sacar nada. Además, Es más fácil mover un EP que un disco.

P.: Hallo fue un pequeño saludo al mundo, y ahora sale a la venta vuestro primer disco, Buenos días, ¿cómo se ha desarrollado vuestro EP?, porque puede ser un alma de doble filo en el que presentáis lo mejor de vosotros con una selección de temas muy potentes.
R.: Hemos tenido una buena bienvenida con Hallo, y eso es buena señal. También teníamos algo de miedo porque si el disco no gusta quizá se ha gastado una carta muy buena con Hallo. Pero este EP no es lo mejor que Mäbu ha grabado, Buenos días guarda muchas joyitas.

P.: El hecho de sacar “Hallo” como primer single ¿era simplemente llamar la atención de la gente o tenía un significado especial?
R.: Coincidimos todos en que era una canción que nos representaba muy bien. También es un tema antiguo que estaba en la primera maqueta que hicimos hace tres de años y había sonado también en el MySpace, y era una canción que tenía que ir en el EP y en el disco, la única que irá de todas ellas. También es verdad que huimos un poco de los singles, de lo inmediato, y para nosotros una canción como “Hallo”, que ha pegado mucho, puede llegar a cansar a la gente, pero se eligió este tema porque entraba bien y para una multinacional a la hora de vender es lo que cuenta. Luego hay otra parte de Mäbu que no es así pero que también entra bien, entonces sacar el EP no lo hicimos con la intención de sacar lo mejor de nosotros, sino de mostrar una pequeña parte de Mäbu.

Es importante acertar con una canción que pueda llamar la atención, igual que es importante dar con un videoclip que llame la atención. En ese sentido con Álvaro León, el realizador que ha hecho los vídeos de “Hallo” y “A solas”, hemos tenido mucha suerte porque ha sabido captar la honda musical que estábamos buscando y captarla muy bien en lo visual.

P.: María Blanco se ha ido rodeando de una banda de músicos hasta darle forma definitiva, ¿cómo amplifica el grupo tus composiciones?
R.: De una forma sencilla, mágica y potente.

P.: ¿Se siente arropada por su banda?
R.: Mucho, muchísimo. Me siento arropada y además muy bien aconsejada. Txarlie estuvo desde el primer momento en que yo pedí ayuda a unos amigos de una banda de reggae que fueron alumnos suyos. Me dijeron que le llamara, nos conocimos y desde el primer momento hubo química, nos entendimos a la perfección. Entendió a la perfección mis canciones y me enseñó a llevarlas por el camino más duro pero más gratificante, que es el de currárselo desde abajo, ir poquito a poquito, concierto a concierto, sangrando y sudando lo que haces.

Y los otros tres componentes de la banda me han enseñando muchísimo: de Dani he aprendido a tocar mejor la guitarra, de Ari he aprendido a tomarme la música muy en serio porque los cubanos se toman la música muy en serio, y de Cesar he aprendido a ser más profesional porque lleva tocando un montón de tiempo con grandes artistas. La verdad es que todos juntos me arropan y son el vestido de mis canciones.

P.: ¿Qué ambiente se respira en Mäbu?
R.: El ambiente… Hay momentos buenos, malos, de tensión, momentos agotadores, otros muy felices; pero lo que más abunda son las innumerables horas de ensayo que tenemos, son muy duras porque quieres hacerlo bien, que las canciones fluyan y eso es trabajo y más trabajo que a veces acaba siendo un poco desesperante. Pero en esa desesperación al final sabes que estás haciendo algo muy bonito y muy especial, algo que te gusta.

P.: ¿Y no tenéis miedo de caer en una simpleza habitual?
R.: El trabajo de la banda en cuanto a arreglos, composición, etc., hace de las canciones de Mäbu algo especial. No cabe duda de que esas mismas canciones cantadas por María y producidas de la manera más sencilla estarían por encima de la media porque tiene una manera de cantar y de componer particular dentro de ese estándar. Hay gente que tiene mucho arte pero no tiene una voz bonita para cantar, se queda componiendo para otra gente. En el caso de María tiene la suerte de tener un don especial para componer y también un don natural para cantar y una voz particular.

P.: Antes de formar Mäbu, ¿cuál fue el pasado musical de María Blanco?
R.: Estuve en una banda de versiones cuando tenía dieciséis años, y luego profesionalmente estuve en una banda de reggae tocando en varios garitos con mi hermana como corista, pero no transcendió más. Yo creo que este es el primer proyecto importante que he tenido.

P.: Una manera de cantar muy especial, con un timbre de voz singular, ¿de dónde le viene esa manera de cantar?
R.: Mi familia se dedica a cantar –María evita mencionar que sus padres son Sergio y Estíbaliz, afamado dúo de música folk que también fueron integrantes de Mocedades y El Consorcio-. Ha sido un poco buscarme a mí misma, porque creo que hay que transmitir sensaciones cuando estás cantando, y yo lo intento, pero puede influir mucho la manera en que canto o cualquier otra cosa.

P.: ¿Sigues mordiéndote la lengua al verle?
R.: Sí -silencio cortante-.

P.: Vivo o muerto, qué más da, voy directa de ti al desamor de verdad” es una estrofa lapidaria del tema “Bajo este manzano”, y al igual que en “Nunca” se realza la desazón afectiva, continuos reproches y sentimientos enfrentados. ¿Se trata de una terapia en pos de la liberación interna de María Blanco?
R.: No -contesta María de forma rotunda-. Son letras que me salen así porque me fijo mucho en la melodía. Sí que es verdad que hay muchas cosas de mí en las canciones, pero no todo es una historia propia que quiero contar por todos los medios. Son muchas cosas y frases que salen y luego se unen.

+ Info Mäbu:
Página web oficial.
MySpace.
Facebook.
Blog oficial.

+ Info Gira Primavera 2011:
24 de marzo – Sala Rock-Star – Bilbao.
01 de abril – Sala Musik – Murcia.
03 de abril – Sala Búho Real (acústico) – Madrid.
07 de abril – Sala Sidecar – Barcelona.
13 de abril – Sala El Juglar – Madrid.
29 de abril – Sala La Casa del Loco – Zaragoza.
05 de mayo – Café El Corrillo – Salamanca.
08 de mayo – Sala Búho Real (acústico) – Madrid.
26 de mayo – Sala Wah Wah – Valencia.

Mäbu – “A solas”
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=P9XlYZBzVoI[/youtube]

Entrevista: Óliver Yuste.
Fotografías: Álvaro León.

Dejar respuesta