Conoce a… Luis Brea: “Mis canciones son una necesidad de escribir y describir cosas”

0
291

El compositor madrileño está presentando De lo dicho nada, su primer EP grabado en estudio con cinco canciones inteligentes, personales y directas en las que brilla el costumbrismo y el malasañismo más castizo de sus letras punzantes.

Desde que auto editara su debut discográfico a principios de año, Luis Brea no ha parado de sonar en boca de todos sin un contrato discográfico y con “Botellas de Mahou”, su primer sencillo. Un éxito que se está madurando a base de buenos directos y actuaciones en muchos festivales como El Día de la Música, el FIB o el Festival Internacional Castillo de Aínsa.

Pregunta: De lo dicho nada,… ¿borrón y cuenta nueva para este nuevo proyecto en solitario?
Respuesta: No,…, o sí (risas). Es una frase que me gusta mucho y me parece muy divertida, que me suelo aplicar mucho a mí mismo, y en mi intimidad la aplico a los demás cuando no cumplimos esas promesas que intentas hacer a principios de año o en septiembre, esos “fascículos de promesas”.

P.: Un EP con cinco canciones cortas de letras inteligentes y divertidas, ¿son una declaración de intenciones de Luis Brea o simplemente son detalles de su realidad cotidiana?
R.: Son más una declaración de necesidades. Más que una declaración de intenciones son una necesidad de escribir y describir cosas en un canal como la música. Creo que simplemente son una descripción personal de cosas que puedo ver o me han pasado. Son costumbristas y tienen un poco de Berlanga o de Azcona, pero es una visión muy personal y muy española porque me baso mucho en frases hechas, copio mucho de la calle y de ahí tiro del hilo, de ese costumbrismo muy nuestro.

P.: “Dicen por ahí” que le hizo un guiño a Julio Iglesias. En los tiempos que corren, ¿uno se reconoce en influencias tan dispares como Julio Iglesias o Depeche Mode?
R.: No, esta canción es un guiño a María Jiménez. Nació de una tarde en la que estaba viendo vídeos en el ordenador, y de repente flipé con la interpretación de María Jiménez en la canción “Se acabó”, porque me pareció que era una mujer que ni era demasiado guapa, ni bailaba demasiado bien, ni cantaba demasiado bien, pero de alguna manera sacaba adelante algo muy fuerte, algo que se puede comparar con algo muy punk.

La historia de Julio Iglesias es un poco rara porque pasó grabando. Hicimos una o dos tomas y salió así. Cuando la escuchamos nos descojonábamos porque era evidente que había una referencia clara a Julio Iglesias, pero fue fruto del inconsciente. Estoy encantado con Julio Iglesias, un artista famoso al que respeto (risas), pero el origen fue algo más relacionado con María Jiménez.

P.: Luis Brea es su nuevo proyecto en solitario, pero su verdadero nombre es Luis Alberto Alemaza López. ¿Por qué ese nombre artístico?
R.: Brea es un antiguo apellido que perdió mi familia. Me pareció buena idea rescatar ese apellido y juntarlo con Luis, además quedaba bien y tenía un rollo coherente. También me apetecía tener una especie de alter-ego personal o de “Batman” como es Luis Brea, porque yo tengo mi vida pero de vez en cuando se enciende un foco y sale ese “Batman” personal en el que Luis Brea se pone las gafas y se junta con otras dos personas para salir a tocar en directo y hacer que la gente se lo pase bien durante cuarenta minutos o una hora sin que al menos se les atragante la cerveza.

P.: Para aquellos que aún no le conocen, ¿cómo describe en primera persona a Luis Brea?
R.: Hacer un retrato de Luis Brea es difícil porque hay cosas que uno no ve de sí mismo. Cuando se enciende el foco de Luis Brea dependen del día, si la noche anterior ha sido de borrachera la capa me la pongo de mala manera (risas). Cuando se enciende el foco cada vez disfruto más de la interpretación, de las canciones, y cuando escribo y preparo canciones en casa noto que cada vez disfruto más de esto, que me siento más a gusto con el paso del tiempo.

P.: ¿Este pequeño trabajo discográfico es un aperitivo de su próximo álbum?, ¿para cuándo saldrá ese disco?
R.: Sí, vamos a sacar un álbum, aunque aún no sé cuando, supongo que para finales de este año o principios del próximo. Ya hay canciones para ese álbum y vamos a empezar a maquetarlas, a poner los primeros cimientos porque hay material suficiente. Y entre Jorge Martí, Hadrien y yo le iremos dando forma. Me gustaría que fuera un disco que estuviera bien, que fuera completo, pero pasándolo bien en todo el proceso de creación.

P.: ¿Será un muestrario de costumbrismo, de “malasañismo” típico de Luis Brea?
R.: Sí, sobre todo estarán cosas que vivo de cerca o que me rodean, no voy a reflejar un mundo interior ni un rollo indie introspectivo, sino cosas que veo y que comparto con los demás expresado de una forma personal. Va a ver mañaneo, mala hostia, rabietas, cosas divertidas y perfiles graciosos,… Un poco de Berlanga y de Azcona.

P.: Un EP auto producido y auto editado, ¿tan mal están las cosas en este mundo musical para tener que cocinar y servir uno mismo?
R.: He estado diez años con una banda llamada Los Sitios donde nos hemos mareado mucho y nos han mareado mucho porque no recibíamos un feedback demasiado claro, quizá porque no teníamos calidad o porque en ese momento no interesaba o por lo que fuera. Al tener esta experiencia pasada ni siquiera me plantee la idea de presentar a las discográficas o a cualquier otro sitio mis canciones. Me apetecía hacer las canciones, grabarlas, ponerlas en cualquier lado, que las oyera alguien y si eso tiene algo que decir o tiene sentido, tiene que funcionar por sí solo. Por eso decidí hacerlo todo yo mismo sin la distribución clásica, porque la pretensión simplemente era contar algunas cosas. Si en un futuro el primer disco funciona y se puede reeditar este EP en vinilo o en otro formato diferente estaré encantado, pero de momento no sería coherente hacerlo así.

P.: Se confiesa “Bastante punk” en uno de sus temas, cuando su música está más cercana a la canción de autor, el folk o la bossa nova. ¿No resulta una contradicción punk o es una actitud reaccionaria y realmente punk?
R.: Creo que habría que diferenciar un poco entre el sonido punk y la actitud punk. Esa imagen del punk es más una pose, pero hay una actitud punk que nació en Estados Unidos con un pensamiento en cuanto a movimiento y forma de vivir. El punk es algo más conceptual y más filosófico, ese es el aspecto que más me interesa del punk, una contracultura con elementos muy básicos que comunica mucho. Esa es la fuerza del punk, esa actitud reaccionaria de minimizar todo para comunicar, dejando de lado el virtuosismo.

P.: Con anterioridad ha militado en el grupo Los Hijos de Han Solo, luego en la banda indie Los Sitios y en 2009 se lanza por primera vez en solitario con Aviación Española. En total son más de quince años en la música, ¿esos proyectos no funcionaron como deseabas?
R.: Bueno, yo empecé con 7 años tocando el piano porque mi padre es músico y me metió prontito en esto de la música, pero yo lo acabé odiando porque quería jugar al fútbol, a las chapas,…, y luego retomé la música por mi cuenta de forma natural con 14 ó 15 años, con una guitarra polvorienta que había encima de un armario en mi casa. Esa es una de las formas más bonitas de seducir la creatividad, a través de algo prohibido o inaccesible.

En el caso de Los Hijos de Han Solo, creo que se acabó cuando realmente empezaba a ser interesante. Con Los Sitios creo que no había mucha democracia en cuanto a creatividad y no me sentía a gusto. Por eso comencé con Aviación Española, que significó el preescolar de Luis Brea.

P.: ¿Mejor en solitario que acompañado?
R.: Ahora mismo estoy muy a gusto porque estoy desarrollando lo que yo quiero y como yo quiero, aunque no he estado mal en las anteriores bandas.

P.: Un directo suyo es divertido, relajado y rodeado de buenos amigos como Jorge Martí Climent y Hadrien Fregnac. ¿La propuesta pinta mejor en acústico que en eléctrico?
R.: Creo que somos bastante versátiles en directo. Las canciones nacen en mi habitación con una guitarra y mi voz, por lo que tienen más sentido en acústico, pero con la banda y en eléctrico le estamos dando una forma más grande a las canciones que está funcionando y nos ha gustado a los tres.

P.: Para regresar al futuro, ¿qué sueños le quedan a Luis Brea por cumplir?
R.: Todos y ninguno. No sé hasta dónde me gustaría llegar, pero el punto al que me gustaría llegar es a estar a gusto, en el momento que no sea así, que me joda ser Luis Brea, lo dejaré. Claro que me gustaría llegar a vivir de la música, pero siempre estando a gusto. No estaría dispuesto a triunfar sin estar a gusto conmigo mismo.

+ Info Luis Brea:
Página web oficial.
MySpace.
Facebook.

+ Info Gira De lo dicho nada 2011:
03 de julio – Sala Gruta 77 – Madrid.
09 de julio – Festival Internacional Castillo de Aínsa – Aínsa, Huesca.
12 de julio – Escenario Villacamp (FIB) – Benicàssim, Castellón.
25 de agosto – Auditorio Pilar García Peña (Los Veranos de la Villa) – Madrid.

Luis Brea – “Botellas de Mahou”
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=u7djfAEeCnc&feature=player_embedded[/youtube]

Dejar respuesta