Conoce a… “Kempes”: “Tenemos la suerte de tener libertad creativa, de hacer lo que nos gusta, tocar cuando nos apetece, donde nos apetece y ojalá que siga así”

0
278

Como ellos mismos se definen, en la parte visual de los conciertos de su LP “Micasa”, “Kempes” son: Mario Soler (boca), Pablo Calvo (ojos) y Nico Roldán (brazos). Charlamos con Mario Soler (sólo un día después de actuar en su tierra natal: Villafranca de los Barros) vocalista, guitarra y letrista del grupo que nos recibe en el estudio de su casa, lugar donde se empiezan a fraguar las canciones que posteriormente ofrecen en sus conciertos.
¿Cómo comenzó este proyecto, teniendo en cuenta la dificultad añadida que conlleva el que tú seas de Villafranca de los Barros, Nico de Badajoz y Pablo de Salamanca?
Esto comenzó realmente en Salamanca, nosotros contábamos con un mismo espacio de convivencia. Era la época en la que estudiábamos, y todo empezó con un proyecto que podemos considerar el abuelo o el antepasado de “Kempes” llamado “Checoslovaquia”. Veníamos cursando estudios de comunicación audiovisual, estábamos interesados en todo lo que conllevaba la experimentación en esta rama y ahí arrancó la inquietud musical. Quizás, en un formato diferente a lo que actualmente es “Kempes” porque era completamente electrónico, totalmente abstracto en lo visual y en lo musical. Sucedió que, en mi caso por ejemplo, finalizamos los estudios, llegó el momento de comenzar a trabajar y nos separamos. En aquel momento “Checoslovaquia” ya no tenía mucho sentido. Terminó una etapa de nuestras vidas y con ella también pusimos fin a ese proyecto.

Al año de aquello, Alberto Marcos y yo inventamos, desde Salamanca y Villafranca respectivamente, “Kempes”. A los pocos meses de la creación del grupo, estamos hablando del año 2005, entró a formar parte Pablo -el especialista en imagen- intentando seguir con la misma estructura conceptual de “Checoslovaquia”: música apoyada en imágenes. Para nosotros, las imágenes son una parte del equilibrio que buscamos sobre todo en el directo, son un instrumento más de “Kempes”, como puede ser una batería o una guitarra eléctrica.
Y la verdad sea dicha, le tenemos que dar las gracias a las nuevas tecnologías. Hubiera sido impensable, hace 10 ó 15 años, haber mantenido un proyecto de este tipo, de manera telemática, como actualmente está sobreviviendo “Kempes”. Es decir, cada uno tenemos distribuidas unas tareas: actualmente Pablo se encarga de todo el tema de imágenes y Nico y
yo de todo el plano musical. Sobre una primera composición musical, unos apuntes de acordes, compongo la música; a ella le vamos incorporando arreglos Nico y yo; en último lugar escribimos la letra. Sobre la canción, Pablo trabaja las imágenes buscando una unificación conceptual desde la canción: desde lo musical llegamos a lo visual. Esa es la razón de ser de “Kempes” que sigue un proceso imbuido en las nuevas tecnologías.

Como comentabas antes, “Checoslovaquia” era un proyecto que se parecía a “Kempes” ya que mezclaba música y video. Sin embargo, y ahora me dirás si es así, “Checoslovaquia” se diferenciaba de “Kempes” en que no había voz.
Sí, había una especie de susurro, casi recitado, parecido al hip-hop, sin la base del hip-hop. No se cantaba como tal, era básicamente instrumental, pero ya se jugaba un poquito con la voz. Era una “cosa” muy difícil, pero fue necesario; “Kempes” no sería ahora lo que es, sin los pasos previos de “Checoslovaquia” y “El Nuevo Karpov”, que fue un proyecto más personal en los primeros meses de volver a Villafranca. Digamos que “El Nuevo Karpov” ha sido la transición entre “Checoslovaquia” y “Kempes”.

Igual que las nuevas tecnologías son básicas para “Kempes” en el directo, también lo son a la hora de crear, ya que al existir tantos kilómetros de distancia entre vosotros, la manera de trasladar tus ideas a tus compañeros y viceversa lo haces basándote en ellas. ¿Que tal lleváis esto? ¿Os resulta complicado?
Entre Nico y yo trabajamos los archivos para que Pablo meta las imágenes. Nico va metiendo guitarra a una primera base que yo compongo, base electrónica de ritmo. Utilizamos soportes de envío de archivos de más de 100 Megas, hay varios en el mercado, todos gratis: megaupload, yousendit. Los ensayos presenciales son los menos, mínimo una vez al mes, lo más son los tele-ensayos individuales.
Después, el momento en la que aparecen es el directo, donde casi todo es a base de enchufes y cables: ordenadores, sintetizadores electrónicos, maquinitas de efectos… Ahora se está dando un crecimiento o evolución de “Kempes” hacia un sonido más analógico con la inclusión de dos guitarras eléctricas. Vamos hacia una línea menos artificial. Creemos que esto le da un equilibrio al grupo en la puesta en directo. Se puede decir que vamos casi al contrario de la mayoría de los grupos que normalmente evolucionan de lo analógico a lo digital. Nosotros vamos a contrapié.

Quería pedirte que definieras musicalmente al grupo, pero ya lo has ido desgranando en las anteriores preguntas, por lo tanto si quieres ahondar un poco más en ese aspecto, perfecto; y por otra parte me gustaría que me comentaras un poco ¿que influencias tenéis?, ¿que grupos os gustan?, ¿cual es vuestra música de cabecera?
Bueno, estilísticamente, en una época en que está muy de moda etiquetar a todas las tendencias, y más en la música que es un campo que da muchísimo pie para ello, a nosotros nos sitúan dentro de la corriente indie, nos ponen el apellido electrónico, pop inditrónico.
Realmente, nosotros llevamos a gala el no tener unos anclajes estilísticos predispuestos a la hora de componer, buscamos que la gente que nos escuche diga:
“hostia, esto suena distinto”. Éste ha sido uno de los objetivos que ha tenido siempre “Kempes”, desde sus tiempos pretéritos con “Checoslovaquia”, es decir, si decimos: “¿que nos podemos llevar de la época “checoslovaca?, “sería esa capacidad de innovación, el intento de dejar a todo el mundo indiferente, qué piensen: esta gente me puede o no gustar, pero al menos me llaman la atención.
Sin embargo, esto no quiere decir que no tengamos influencias todo lo contrario, tenemos muchas y variadas, yo me remonto a los años 50, pienso que el final de esa década y toda la de los 60, ya nos va marcando. Podría citar muchos grupos, por decir algunos: “Beatles” y “Rolling” han influido muchísimo. Después grupos de los 80 de la New
Wave, de la electrónica, grupos alemanes como “Kraftwerk” a finales de los 70. La corriente del sonido Bristol con “Portishead” a la cabeza; sonidos más post-rock y post-pop, como pueden ser: “Sigur Rós”, “Mogwai”, “Piano Magic”, muchísimos.
La influencia es amplia aunque, como te decía, en el consciente de “Kempes” la creación intenta ser totalmente ajena
a lo que se impone desde ciertas estructuras musicales, algunas comerciales como “40 Principales”, discográficas que están mandando en toda la estructura musical en España y en el planeta, e incluso dentro de los sectores independientes que, igualmente, tienen sus corrientes y sus grupos de moda. Nosotros, por suerte, estamos al margen. Por suerte digo, porque no vivimos de la música. Una de las razones que nos permiten actuar de este modo. Evidentemente si viviésemos de la música y tuviéramos que tocar cuanto más mejor tendríamos que hacer lo que quiere esa estructura discográfica, lo que se le impone a la gente, es decir, lo que la gente está predispuesta a oír. En ese sentido, tenemos la suerte de tener libertad creativa, de hacer lo que nos gusta, tocar cuando nos apetece, donde nos apetece y ojala que siga así.

Continuando con esto último que comentabas, me refiero al hecho de que tocáis cuando y donde os apetece, vislumbráis un futuro en el que quizás podáis vivir de esto, o preferís tomarlo como un hobby, al que le dedicáis muchas horas, pero que no es más que eso
Actualmente es muy complicado por varias razones, pero te daré dos que son fundamentales: la primera, como apuntábamos al principio de la entrevista, la distancia que nos separa a los tres miembros del grupo, Pablo reside en Salamanca, Nicolás Roldán entre Badajoz y Jarandilla de la Vera y yo en Villafranca de los Barros. Esto es un hándicap para poder vivir de la música, ya que esto supone mucho tiempo de ensayo y de carretera para ensayar, para crear canciones, para estar al día, para tener 40 canciones y quedarnos con las 10 mejores. No es lo mismo hacer una selección de canciones sobre 12, que hacerlo sobre 40. Evidentemente, cuanto más creas más posibilidades tienes de obtener algo bueno. Igual, por ejemplo, que en la fotografía, si tiras 100 fotografías es más fácil que alguna sea “cojonuda”. Si tiras 20, lo tienes más complicado. En segundo lugar, esta el problema del estilo, nosotros estamos muy a gusto con lo que hacemos y sabemos que es un tipo de música, no la llamaremos minoritaria, pero si es un tipo de música que es difícil conectarla con los gustos generalistas del público.

Otra demostración de que esto para vosotros es un hobby, es que, según tengo entendido, no tenéis ninguna formación musical, es decir ninguno habéis estudiado solfeo ni habéis tenido educación musical, sois prácticamente autodidactas en todo lo que hacéis.
Bueno, yo estudié tres años de solfeo y dos de piano, pero de esto ya hace muchos años. Sí, podemos decir que ninguno de los tres somos “músicos de conservatorio”.

Volviendo al tema de las nuevas tecnologías, vosotros a través de Internet dais todas las posibilidades del mundo para que la gente pueda oír vuestras a canciones. Ahora que tenemos una ministra que se postula en contra de la piratería, ¿Qué opinión tienes acerca de esto?
Sin entrar a valorar la labor de la ministra, creemos en la licencia Copyleft, de hecho nuestras canciones no están registradas en Copyright, ni estamos expuestos a la SGAE. Todos nuestros temas tienen licencia Creative Commons, y todo el mundo puede escucharlas de manera gratuita y descargarlas, siempre y cuando no las utilice para lucrarse o beneficiarse. Esa ha sido nuestra filosofía de entender la música desde el principio y, si me apuras, la de entender la cultura y el arte en general.
Yo pienso que las nuevas tecnologías, y la evolución que están llevando las nuevas plataformas culturales y artísticas en la actualidad, van por ahí. Es decir, ahora tienes el
“Netlabel” que son discográficas digitales donde, mediante un pago casi simbólico, te descargas discos y canciones. Tienes la mayor televisión gratuita del mundo que es youtube, existe una herramienta que, para los grupos, es magnífica como myspace, que nos da la posibilidad de colgar, desde hace muy poquito, hasta 10 canciones. Cualquier persona en Sudáfrica, en Rusia, en Austria, en Bilbao, puede escuchar a “Kempes”. Es una cosa de auténtica locura si nos remontamos ocho o diez años atrás. Las posibilidades que las nuevas tecnologías dan al arte y a la cultura, en general, es tremenda y gratuita. Entonces, que la ministra quiera salvaguardar los intereses de los creadores me parece estupendo, porque no dejan de ser personas que han invertido un tiempo y han creado algo. Pero yo creo que hay otra parte en esto que es necesaria para los creadores, porque quizás en el producto físico del disco -centrándome en el campo de la música que es el que nos ocupa- no se obtengan los beneficios que se pueden obtener de un concierto y esta puede ser otra vía. Quiero decir, si tu disco lo escuchan 700 personas en lugar de 20, que son los que te lo compran, porque se lo han descargado gratuitamente y no se han lucrado, sino que simplemente lo hacen para escucharte, el día del concierto que dé ese grupo a 10 o 15 euros la entrada, que es lo que te podría costar el disco, ese grupo va a tener a 700 personas allí y no a 20. Por lo tanto, eso puede ser un plus añadido y una dialéctica para la estructura musical clásica.
No podemos olvidar que en cualquier estado, en cualquier territorio, la cultura y la educación son piezas fundamentales para su desarrollo. Que la gente tenga a su disposición todo tipo de herramientas y material de manera gratuita, entre comillas, porque ya pagamos una cuota telefónica mensual y una cuota de mantenimiento de línea, y un gravamen en los soportes e informáticos, es decir, que no es todo tan gratuito. Pienso que es fundamental para cualquier territorio el tener la posibilidad de formarse a través de ver películas, escuchar música, etc.
Con todo esto, por una parte entiendo a la ministra, pero por otra no, porque no está realizando una labor como ministra de Educación o ministra de Cultura.
Comentábamos al principio que “Kempes” es partidario de la
Creative Commons, con lo cual no nos afectaría demasiado esta situación. Nuestras canciones son gratuitas, además nosotros así lo anunciamos, “descargar nuestras canciones, siempre y cuando no las utilicéis”. Hay grupos como Radiohead y creo que también REM, que están tomando este tipo de determinaciones. Incluso el propio Bob Dylan que dejó el single de su último disco 24 horas en la Web para que todo el mundo pudiera descargarlo. Radiohead tuvo otra iniciativa más curiosa aún, ya que puso su disco en descarga gratuita y dio un número de cuenta, para que cada uno ingresase el dinero que considerase que había costado ese trabajo. Son iniciativas de grupos auténticamente punteros y que están dando un viraje realmente importante hacia las nuevas tecnologías y hacia toda la sociedad digital, del conocimiento y 2.0, ya 3.0.

He visto a través de vuestro Myspace y página web, que contáis con mucha gente detrás que desinteresadamente os echa una manita.
Sí, porque dentro de esta filosofía digital, tenemos la idea filosófica de “Kempes” de grupo cooperativa. El grado de involucración es libre y detrás de nosotros tres hay mucha gente que aporta y nos aporta. Nosotros no cerramos ninguna puerta, todo lo que sea sumar es positivo. En ese sentido, hay gente que está sumando en el diseño gráfico, en ruedas de prensa, en contactos con los medios, en la búsqueda de conciertos, en las labores de manager, todo eso está abierto. Tu mismo, con esta entrevista estás colaborando con “Kempes” y estás entrando a formar parte de nuestra red de colaboradores. Si alguien nos dice “os voy a buscar un concierto”, pues adelante, o “la próxima portada os la hago yo” vale, perfecto.
Algo que de momento no se ha dado pero puede suceder, como que alguien te ofrezca una letra, pues también, sin ningún problema. A la hora de presentar esa canción, se pondría:
“letra: fulanito de tal”.
Nos ha pasado, sobre todo con el tema de la fotografía, que la persona no ha querido salir físicamente, sino que decía,
“esto os lo hago yo, pero lo firma “Kempes”. Yo, por ejemplo, lo hago con mis canciones, las letras y la música son todas mías, pero las firma el grupo.

Vuestra discografía hasta ahora se compone, si no me confundo, de 4 Eps, 1 Lp que es Micasa, que es con lo que estáis ahora y una colaboración en un cortometraje.
Sí, hemos colaborado en un cortometraje de una productora de Madrid que nos lo pidió. “Laboro Labora” es la obra, con bastante corte social. También hemos participado en tres recopilatorios, uno en el año 2007 llamado “Extrematrónica”, formado por grupos de electrónica extremeños. Colaboramos también en otro recopilatorio del sello Bon Vivant Records, donde participaron grupos internacionales, nacionales y regionales e igualmente, aparecemos en un recopilatorio de lo mejor del “indie” extremeño.
Además, como bien decías, tenemos 4 Eps:
“Soyuz”, “Desde el fondo el pantano”, “Invierno” y “San Juan Autista”. Lo último que hemos compuesto se titula “Micasa”, bajo un formato LP, son nueve canciones. En total habremos compuesto entre 50 y 60 canciones en algo más de 4 años.
A parte, colaboramos con algún otro grupo en alguna versión. Por ejemplo en un tributo al grupo extremeño “Ama” hemos hecho un tema que acaba de presentarse:
“Han crecido rosas”.

Ya terminamos, para todo el mundo que os quiera conocer, myspace: www.myspace.com/kempescampeon, página web: www.kempescampeon.com, ahí puede entrar, conoceros y escucharos. ¿Cuáles son los próximos conciertos que tenéis en mente?:
Pues, sine die, queremos tocar algo más por Castilla y León. En junio estuvimos tocando en Zamora y queremos repetir en Salamanca y dar algún concierto más por Valladolid y León, eso es lo que estamos intentando. Y por aquí, por Extremadura, vamos a ver si hacemos algo en Badajoz capital, que ya tocamos también una vez, no en sala sino en abierto, en un parque, en un escenario y nos gustaría estar en sala en Badajoz.

¿Tocasteis también en Arroyo de San Serván?
Si, en el Festival Grada Indie, en un cine antiguo, un lugar muy especial, parecía pensado para nuestras proyecciones y la verdad es que lo pasamos muy bien.
Y poquito más, los conciertos que vayan saliendo, son conciertos muy pensados y casi buscados a conciencia, a no ser que sea un sitio que nos llame mucho la atención. Hemos desechado en el último año más de uno y dos conciertos, en salas que no nos interesaban las condiciones, no me refiero a las económicas, sino a las ambientales: la hora, tipo de público, espacio, etc.

Antes de terminar, a colación de esto último, es interesante reseñar que “Kempes” no tiene ningún beneficio, ya que no cobra en sus conciertos.
No es que no cobre en sus conciertos, “Kempes” no pide dinero para tocar, no tienen “cache”. El responsable de la sala de turno, nos pregunta “¿cuánto cobráis?” y la respuesta es: “Pues no lo se, nunca nos lo hemos preguntado” y el señor dice “Os doy tanto”. Nos hemos encontrado con conciertos que hemos tocado gratis, otros en los que cobramos 600 euros, 300, 400. Pero no tenemos “caché” y no podemos cobrar entrada ya que somos un grupo que no estamos dentro de la SGAE.

Muchas gracias a Mario, por este buen rato que hemos pasado conociendo un poco más a “Kempes” y les deseo toda la suerte del mundo para esta difícil pero atractiva aventura musical en la que se encuentran inmersos.

Os animo a todos a que les escuchéis y si tenéis la posibilidad de verlos en directo, no la dejéis escapar.

Fuentes de las imágenes cedidas por:
Kempes
Silvia Figal Blanco

Dejar respuesta