Conoce a… Hola a Todo el Mundo: “Tratamos de conseguir una unión especial con la gente para compartir toda nuestra música con ellos”

0
335

Hola a Todo el Mundo está conquistando desde la honestidad y la magia de sus conciertos a un público muy heterogéneo. Una banda madrileña que en el mes de marzo publicaban su primer trabajo discográfico homónimo y autoeditado, con diez canciones producidas por Luca Petricca que se encuadran en una atmósfera espacial y temporal de paraísos sonoros ajenos a nuestro país, y en las que se mezclan el folk americano, los matices psicodélicos y las ensoñaciones hippies.

Su proyección es ya innegable. Han actuado en los festivales nacionales más importantes, como el Wintercase, el Festival de Otoño, el Primavera Sound, el Low Cost Festival, el Contempopranea o el Sonorama.  Ahora se encuentran en plena gira de otoño y en breve comenzarán a preparar su nuevo disco en el que descubrirán que detrás de esta nueva estrella hay mucho más por descubrir.

Pregunta: Un disco como el vuestro es una golosina para cualquier discográfica, ¿autoeditaros era una convicción propia o una forma de sacar vuestro primer disco cuando nadie os conocía?
Respuesta: No, fue una elección propia. Hubo sellos que hablaron con nosotros cuando comenzamos a colgar canciones en MySpace, incluso se interesaron bastante. Pero nos parecía que la opción de autoeditarnos era la mejor. Tuvimos un momento de duda porque teníamos la oferta de un buen sello para sacar el disco, pero preferimos sacar el disco nosotros. No era una decisión sencilla, porque muchas ofertas nos ofrecían un contrato largo, y se hizo un análisis bastante frío de ellas. No sabemos muy bien lo que hubiera pasado si hubiéramos fichado con una compañía, pero está claro que no nos hubiera sabido igual. En esto de la música hay luces y sombras, hay cosas que estarían bien si hubiéramos fichado con una compañía, y otras que no, y a la inversa se produce el mismo efecto.

P.: Y ahora que ya os conoce todo el mundo, ¿si una discográfica os ofreciera un contrato por dónde os decidiríais?
R.: Creemos que ahora mismo lo podríamos sopesar mejor porque ya somos conscientes del esfuerzo, somos nuestra propia discográfica y sabemos lo que implica de gastos y de beneficios, de inversión de tiempo. Si ahora mismo nos ofrecieran esa posibilidad sabríamos un poco de lo que estamos hablando, si nos están vendiendo el oro y el moro o si de verdad están a muerte con nosotros. Es jodido, sobre todo porque hay herramientas para sacar un disco autoeditado pero todo cuesta mucho dinero y mantener el equilibrio es muy jodido. En definitiva, si nos ofrecieran un contrato discográfico depende de muchas cosas, sobre todo de las condiciones del contrato, pero es un tema delicado. Por el momento estamos contentos con lo que hemos hecho y no nos planteamos este tema, pero estamos abiertos a todo.

P.: Una de las cosas que más llama la atención de Hola a Todo el Mundo son las letras de las canciones, que son una mezcla de fábulas literarias y cuentos varios.
R.: En este disco las letras tienen unas influencias muy literarias, sobre todo de Walt Whitman y de ese tipo de literatura que mezcla la poesía con el contenido espiritual, místico. Como todo, la música evoluciona y no sabemos si las letras derivarán a otro tercio. Estamos muy satisfechos con las letras, no tanto con el resultado porque uno lo analiza de una forma muy crítica, pero sí con el trabajo que tienen, con mucho tiempo elaborando cada una, no tanto como la música porque sale más fluida. Las letras son un trabajo muy sacrificado, son como el hijo pequeño de tus canciones, la música entra muy rápido, pero el conquistar al público con las letras es más difícil. Las letras las compone Ari y tienen un trabajo muy bonito, aunque el feedback posterior nos ha demostrado que cantar en inglés en España es un hándicap.

P.: Luca Petricca, inspiración y creatividad en los Estudios Reno, ¿qué sonoridad buscábais con la producción de Luca?
R.: Realmente Luca llevaba mucho tiempo trabajando con nosotros como técnico de sonido desde que grabamos las canciones para MySpace. Su trabajo es paralelo al nacimiento de la banda, es un amigo que comparte nuestros gustos musicales, sabe captar nuestro sonido y los toques en los arreglos. Hay una parte suya muy importante en el disco. Es una persona muy entregada, es muy fanático de lo que hace y eso nos ha venido muy bien porque el trabajo en el estudio ha sido muy intenso, hasta llegar a perder la cabeza con horas y horas de trabajo. Es un chollo trabajar así con Luca, y en el estudio es cojonudo, sabe sacarnos el jugo por completo porque está presente en nuestros conciertos, es partícipe y socio en este proyecto. Su trabajo es impagable por la cantidad de horas invertidas con nosotros.

P.: Lo que alcanza poderosamente la atención es el concepto de vuestra portada, pero parece como si hubiera algo que está escondido dentro de ella.
R.: Realmente es fruto de Manuel Leonada, que es el diseñador del disco y amigo nuestro de toda la vida. Fue una conexión directa, una fe ciega en su trabajo porque está enamorado del lenguaje simbólico. No queríamos una portada fácil con campos y amapolas o algo mucho más obvio, es un diseño luminoso que está en conexión con nuestro mensaje, aunque mucha gente dice que es una portada más cercana a un grupo de metal, pero es un diseño que creemos que va muy acorde con nuestra música y con nuestro espíritu, en la misma línea. Quizá esto sea parte de los tres pilares con los que estamos muy satisfechos: la grabación del disco, el diseño conceptual de la portada y el resultado final de nuestro primer videoclip. Todos ellos tienen una misma línea muy semejante, muy homogénea, con un nexo común.

P.: Desde que publicasteis vuestro álbum debut en el mes de marzo habéis tenido tiempo para sopesar todo lo que ha pasado hasta ahora, ¿os sentís tan vitales y felices como en vuestras canciones?
R.: Sí, incluso estamos más ilusionados que al principio porque hemos dado lo mejor de nosotros y estamos viendo un resultado positivo, y si no mantienes esa energía vital es que algo no va bien. De todas formas hemos tenido épocas pasadas más introspectivas, pero la concepción que tenemos ahora de la música es cada vez más expansiva, y cada vez más para las canciones nuevas. Esa energía que te aporta la reacción de la gente la quieres seguir acumulando, y en base a esa energía haces todo. Llevamos un montón de conciertos que no habíamos dado hasta ahora, y ahora eso es un factor que te condiciona. Cuando haces canciones vitales y alegres ves como la reacción del público te retroalimenta y te ayuda muchísimo a seguir por esa línea. Conectar la música con el espíritu es fundamental, no hay mejor conjunción que cuando se toca el espíritu, un buen ejemplo es la música góspel, en la que se produce un flujo de energías muy interesante.

P.: Son muchos los que os incluyen en el movimiento hippie por el espectáculo que ofrecéis en vuestros directos, ¿os sentís cómodos con esta afirmación?
R.: Creemos que es más por la cuestión estética que por la faceta musical. Las etiquetas son siempre una definición que abarca muy poco, un estereotipo marcado. No molesta, pero te jode cuando se ciñen sólo a ese apelativo, porque no transmite información real sobre la banda.

P.: Estáis considerados como uno de los mejores grupos nacionales de folk americano.
R.: Sí, nuestras influencias van más por esa línea. Dentro de este rango nos sentimos más conformes, pero depende un poco de cómo lo quieras definir, si uno busca la descripción más corta de nuestra música sería la más acertada.

P.: ¿De dónde sale vuestra especial sonoridad?
R.: Influencias tenemos mogollón, en este disco hay influencias de muchas cosas diferentes. Conscientemente hay influencias de muchos grupos a los que admiramos y luego están las inconscientes porque escuchamos bastante música, Este disco cubre un periodo muy amplio de tiempo, con tres años de trabajo en los que nosotros hemos plasmado distintos palos musicales, y también porque somos cinco componentes. Hay mucha influencia del folk americano en distinto formato: moderno, más antiguo o más country. Incluso hay influencias de Beirut de toque balcánico, hasta canciones que son muy de los noventa, con ritmos machacones. Si llegamos a hacer más discos (risas), sonarán a nosotros pero irán tirando a nuestro momento vital y probablemente éste será el de folk americano. Pero lo que está claro es que no va a ser una evolución lineal, como por ejemplo la de Teenage Fanclub, en la que sus discos son todos cojonudos, pero son marca de la casa con un sonido inconfundible.

P.: Vuestros conciertos asombran por el aplomo y la espiritualidad que destiláis, ¿qué tratan de plasmar Hola a Todo el Mundo en sus directos, o qué trata de transmitir?
R.: Nos gusta transmitir esa conexión entre la música y cierta cuestión espiritual, sin entrar en cuestiones religiosas, sino en cosas más básicas, en cuestiones más tribales. Se trata de conectar con el público en la faceta interior, creando un cierto ambiente o universo propio. Tratamos de decorar el escenario de una forma personalizada, nosotros mismos nos pintamos y partimos desde la estética para crear un universo personal, para que el público cuando entre en la sala observe que hay una atmósfera especial, y se produzca así una comunicación especial en la que el público esté totalmente metido en el concierto. Se trata de conseguir una unión especial con la gente para compartir toda nuestra música con ellos.

P.: Habéis pasado por los mejores festivales nacionales, incluso sin disco editado, ¿es un premio para vosotros?, ¿cuál es el mejor festival en el que habéis tocado?
R.: Lo que más nos atrae es la respuesta del público, y el festival en el que más se ha notado esto es el Sonorama. Nos bajamos del escenario flipando y observamos que a bastante gente le gustaba nuestra música. También pasó algo parecido en el Low Cost. Nos lo pasamos muy bien en el Sonorama y fue algo muy bonito rodeado de una comunidad de gente que dio lugar a algo muy bonito y volvimos encantados. Desde la prueba de sonido hasta el concierto fue un momento en el que se hizo una conjunción preciosa.

P.: ¿A qué grupos habéis visto y os han encantado en esos festivales de verano?
R.: En el Sonorama vimos por primera vez a Dinero y nos gustó mucho. Con Arizona Baby hemos coincidido en el Contempopranea, en el Sonorama, etc., hemos compartido muchos momentos y los hemos conocido personalmente y son unos tíos geniales. Y luego sus conciertos son cojonudos y se nota que ya van cogiendo tablas. Maga también nos gustaron mucho, los vimos en algunos festivales, y con Miguel hemos compartido también muy buenos momentos.

P.: Cantáis en inglés temas de inspiración folk anglosajón, ¿os han brindado ya la posibilidad de tocar en el extranjero?
R.: Creemos que hay que hacer las cosas paso a paso, con un proceso coherente, lo que no puede ser es ir a por todas cuando en España no hemos tocado ni en el cinco por ciento de las salas. Ahora que vamos a tocar en mayor número de salas nacionales, y quizá cuando ya tengamos más trillado nuestro país pensaremos en salir al extranjero: a Francia, Portugal o Inglaterra. Pero tenemos que seguir un proceso lógico, sino fallas porque fuera de España los grupos tienen un nivel muy bueno y es gente que se dedica totalmente a la música. Intentaremos salir después pero con la perspectiva de aprender y crecer como banda, poco a poco. Pero primero es tener el apoyo de nuestro público, porque es algo en lo que creemos.

P.: ¿Cómo es el futuro de Hola a Todo el Mundo?
R.: Intentamos ir paso a paso de la mejor manera que podemos, tocar todo lo que podamos en España, intentando conectar con nuestro público lo máximo posible. Queremos seguir haciendo lo que nos gusta, buscando las mejores condiciones. Además, en esta gira de otoño tocaremos algún tema nuevo del próximo disco que nos pondremos a grabar a partir ahora, pero con tiempo y dedicación, porque las canciones hasta ahora las hemos hecho en un periodo bastante amplio. Por eso, creemos que debemos estar liberados de todo, y hacerlo como si fuera algo muy especial. Suponemos que Luca Petricca producirá nuestro próximo disco, en el que es inevitable que afecte el exterior, pero trataremos de evolucionar un poco, ir avanzando. Pero será otro capítulo distinto.

Entrevista: Óliver Yuste.

+ Info Hola a Todo el Mundo:
MySpace.
Facebook.

+ Info gira HATEM:
4 de diciembre – Le Club – A Coruña.
5 de diciembre – Aturuxo Bar – Bueu (Pontevedra).
6 de diciembre – La Fábrica de Chocolate – Vigo.
7 de diciembre – Sala Karma – Pontevedra.
10 de diciembre – Teatro Arbolé – Zaragoza.
11 de diciembre – Sala All The People – Segovia.
17 de diciembre – Sala Sidecar – Barcelona.

Hola a Todo el Mundo – “A movement between these two”

Dejar respuesta